Las Bases de las Inversiones

Tome las decisiones correctas para su dinero y su familia

Las inversiones no son solo para los ultra ricos y exitosos. Cualquier persona que quiera gozar de unas finanzas personales estables y exitosas a largo plazo necesita saber al menos los conceptos básicos sobre cómo invertir para el futuro. De lo contrario, será difícil hacer que su dinero crezca de la manera en que lo necesita para alcanzar sus objetivos.

La información a continuación proporciona una introducción básica a las inversiones y los diferentes tipos de cuentas de ahorro y valores que puede utilizar para hacer crecer su dinero. Si actualmente tiene problemas con la deuda, puede ser casi imposible ahorrar e invertir para su futuro. Podemos ayudarlo a salir adelante. Llámenos hoy al 1-888-294-3130 para hablar con un consejero de crédito certificado.

Por qué los ahorros básicos no son suficientes

Si es como la mayoría de las personas, tiene una cuenta de ahorros básica además de su cuenta corriente o bancaria principal. Es donde guarda dinero para cualquier eventualidad. Incluso ofrece un pequeño nivel de interés compuesto, por lo que su dinero puede crecer con el tiempo.

El problema es que la tasa de interés aplicada a casi cualquier cuenta de ahorro tradicional no será suficiente para lograr sus metas financieras a largo plazo. En la mayoría de los casos, la tasa suele ser inferior al 1%. Eso no es suficiente para ayudar a que su dinero crezca como necesita crecer.

En algunos casos, también puede tener una Cuenta de Mercado Monetario (MMA, por sus siglas en inglés), o puede tenerla en lugar de una cuenta de ahorro tradicional. Los beneficios de una MMA es que a menudo puede obtener una tasa de interés ligeramente mejor para que su dinero crezca más rápido. Por otro lado, un MMA también generalmente tiene más requisitos y restricciones, como un monto de depósito inicial más grande o un requisito de saldo mínimo más alto.

Aun así, sin embargo, una MMA todavía no es suficiente para realmente llevarlo a donde necesita estar con su dinero. Ahí es donde entran las inversiones. Encuentre maneras de ayudar a que su dinero crezca de manera efectiva para que pueda lograr tener unas finanzas personales estables y el éxito que merece.

Cuentas de inversión a largo plazo

Una forma de invertir su dinero para objetivos financieros a largo plazo es con una cuenta de inversiones a largo plazo, como una 401(k), IRA tradicional o Roth IRA. Cuando deposita dinero en estas cuentas, se conoce como hacer una contribución. Estas contribuciones se dividen entre los diferentes fondos mutuos que seleccione, o puede solicitar la asistencia de un planificador financiero.

Un fondo mutuo es básicamente un acervo de dinero que un equipo profesional de administración invierte en diferentes acciones, bonos y valores. A medida que el fondo mutuo obtiene ganancias, paga dividendos que van a las partes interesadas. Así es como crece su dinero de jubilación.

Lo bueno de estas cuentas es que puede invertir en su jubilación sin tener que jugar personalmente en el mercado de valores o proporcionar el capital necesario para grandes valores por su cuenta. Por supuesto, todavía tiene que seleccionar los fondos mutuos a donde irán sus contribuciones de retiro. Si tiene dudas, busque un consejero de inversiones o un planificador financiero asequible que lo ayude a seleccionar la combinación correcta de fondos mutuos para sus inversiones.

Este suele ser el siguiente tipo de ahorro que usted establece, además de su(s) cuenta(s) básica(s) de ahorro. Si su empleador ofrece un 401(k), siempre le conviene usarlo. Si tiene más de 30 años y no tiene un 401(k), considere opciones privadas como un IRA tradicional o un Roth IRA.

Bases de las inversiones

Además de las cuentas de ahorro básicas y las cuentas de ahorro a largo plazo como IRA y 401(k), los valores son la herramienta financiera que utiliza para hacer crecer su dinero.

Un valor es realmente solo otro nombre para una inversión. Incluye acciones, bonos y Certificados de depósito (CD, por sus siglas en inglés). Una acción es dinero que invierte en una empresa que cotiza en bolsa, mientras que un bono es dinero que invierte en un organismo u organización gubernamental.

Acciones

Cuando una empresa no es de propiedad privada, tiene acciones que se compran y venden en los mercados financieros públicos.

Puede comprar acciones de la empresa por un precio determinado.

Luego, a medida que la empresa crece y obtiene ganancias, usted comparte esas ganancias en forma de dividendos, la porción de las ganancias a las que tiene derecho en función de la cantidad de acciones que tiene.

Cuando una empresa no es de propiedad privada, tiene acciones que se compran y venden en los mercados financieros públicos.

Por supuesto, si la compañía no crece, no le devuelven su dinero. Si la compañía todavía está tambaleando, puede dejar su dinero donde está en esas acciones con la esperanza de que crezcan. De lo contrario, si la compañía cierra, puede perder su dinero por completo.

Las acciones generalmente se consideran inversiones de mayor riesgo porque tienen un mayor potencial para perder dinero. Pero el riesgo de las acciones varía mucho dependiendo de la compañía y las industrias en las que elija invertir. Un planificador de inversiones o un administrador de patrimonio generalmente puede ayudarlo a aconsejarle cuándo comprar y retirar dinero si no se siente cómodo haciéndolo usted mismo.

Bonos

Este tipo de inversiones ocurre cuando usted entrega una cantidad fija de dinero a un organismo o empresa gubernamental durante un período específico de tiempo a una tasa de interés establecida. Incluye letras del Tesoro (Treasury Bills), notas del Tesoro (Treasure Notes), bonos del Tesoro (Treasure Bonds) y bonos de grado de inversión (Investment-Grade Bonds), los tres primeros están relacionados con el gobierno, mientras que el último está basado en la empresa.

Las letras del Tesoro son valores a corto plazo que generalmente tienen un término de menos de un año y solo pagan intereses al final del plazo. Una nota del Tesoro tiene un plazo de varios años (al menos dos, hasta 10) y los intereses ganados se desembolsan cada seis meses. Un bono es lo mismo que una nota del Tesoro, pero el plazo es de más de 10 años.

Certificados de depósito (CDs)

Un Certificado de Depósito (CD) es similar a un bono en la forma en que funciona, pero lo emite un banco en lugar de una organización en particular. Usted da una cierta cantidad de dinero que se deposita en una cuenta durante un período de tiempo establecido, con un retorno establecido de su inversión que recibirá al finalizar el plazo. Los CD pueden tener un plazo de unos pocos meses o hasta 5 años.

Los CD se consideran inversiones de bajo riesgo, por lo que pueden ser un buen lugar para comenzar a hacer crecer su dinero antes de pasar a bonos y acciones más grandes y mejores. También son una buena manera de ahorrar un poco de dinero a una tasa de crecimiento mejor que su cuenta de ahorros regular sin la pérdida de acceso a largo plazo que a menudo enfrenta con los bonos.

No se deje intimidar por la inactividad

Hay dos razones básicas por las que más personas no invierten: la primera es la falta de dinero y la segunda generalmente se reduce al miedo.

Con el plan financiero adecuado, la falta de dinero puede superarse incluso si no trae a casa una gran suma en cada cheque de pago. Mientras su presupuesto esté equilibrado y sus finanzas personales no se vean afectadas por la deuda, puede reservar dinero cada mes hasta que tenga suficiente para hacer una inversión. Por ejemplo, ahorre y compre un CD de un año. Al final del año, tendrá más dinero, por lo que podría obtener otro CD y un bono a largo plazo.

Entonces, en realidad, a menudo el obstáculo más grande para las inversiones es el miedo, la falta de comprensión de cómo funciona la inversión junto con la intimidación sobre mercados complejos y conceptos de riesgo. Y esto es algo que tiene que superar, porque no puede permitirse no invertir.

Considere esto: los expertos dicen que necesita el 75% de sus ingresos anuales por cada año de su jubilación si no quiere trabajar. Incluso si comienza a guardar dinero en sus 20 años, puede ser prácticamente imposible generar suficiente dinero para hacerlo a los 67 años con solo cuentas de retiro a su lado. Necesita activos adicionales como inversiones que pueden crecer y aumentar de valor con el tiempo para tener la riqueza que necesita para vivir cómodamente en sus años dorados.