Barry R

Ayudando a los clientes a salvar sus casas con la consejería para la prevención de ejecuciones hipotecarias.

Meet HUD-certified housing counselor Barry R.

Barry trabajaba en Wall Street ayudando a los inversionistas para crear riqueza y sus clientes corporativos para atraer nuevas inversiones. Hoy en día él es un asesor de viviendas que atyda  a los propietarios que están batallando para mantener sus casas, la cual, suele ser su inversión más importante. “La consejería para la prevención de la ejecución hipotecaria es muy gratificante, pero al mismo tiempo cuesta mucho trabajo, dijo Rothman. Se trata de personas que están a punto de perder su posesión más preciada, su casa.” Barry dice que no es un trabajo que se puede desempeñar por mucho tiempo a menos que sea algo que le dé gusto  hacer. “La verdad es que los consejeros de vivienda  no están para hacer dinero o recibir reconocimiento. Simplemente hay que tener un corazón para ayudar a la gente. Usted tiene que ser el tipo de persona que se siente orgulloso de ayudar a las personas para recuperar su estabilidad financiera.”

Hay muchas razones por las cuales las personas tienen problemas con sus pagos de hipoteca. ¿Cuál es la razón más común que ha escuchado?

La razón más común es la pérdida del trabajo o la pérdida significativa de ingresos.” dice Barry. “Tal vez su trabajo está pagando menos o un cónyuge ha perdido su trabajo.” De cualquier manera, ahora se ha vuelto más difícil de cumplir con sus gastos mensuales, y especialmente sus gastos de vivienda.” Otra razón común afecta específicamente a las personas mayores: “Se han jubilado y están recibiendo ingresos del seguro social, pero al morir uno de los cónyuges, el ingreso de ese hogar ahora se reduce a un solo cheque de seguro social. Esto es muy difícil de superar.”

¿Cuál es la razón más extraña que ha escuchado porqué algunos clientes tienen problemas con sus pagos de hipoteca?

“A veces recibo una llamada de alguien que dice, puedo pagar mi hipoteca y no tengo problemas para pagarla, pero simplemente no lo quiero hacer.” Barry dice que este comentario generalmente es seguido por:Debo más de lo que vale mi casa y yo quiero que el banco reduzca mi deuda, porque ellos han recibido un dineral del gobierno y quiero que lo compartan conmigo también. Señaló que hay programas diseñados para ayudar a los propietarios de viviendas que se encuentran en esta situación, pero todos requieren que los prestatarios estén al día con su hipoteca.

¿Cuál es la llamada más memorable que ha recibido desde que empezó a trabajar como un consejero de vivienda?

Barry relata una conversación que tuvo hace tiempo… “Recibí una llamada de una pareja que estaba a punto de perder su casa,” relató. Su hijo había sido condenado por un crimen capital atroz y agotaron casi todos sus recursos en abogados.También habían gastado miles de dólares para mantener vivo su mascota vieja porque fue el último vestigio que tenían de su hijo. Fue un conjunto de circunstancias inusuales, ¡por decir lo menos!

¿Qué es lo más agradable que un cliente ha dicho acerca de usted?

“Que le he devuelto la esperanza y que han tratado muchas veces de obtener ayuda de su prestamista, pero sus esfuerzos fueron en balde. Y solamente recibieron la ayuda que necesitaban cuando llamaron al departamento de Vivienda de Consolidated Credit . Esto devolvió su esperanza.

¿Cómo se siente usted al escuchar lo que ha dicho?

“Es una sensación maravillosa. Devolver la esperanza a alguien es muy gratificante, comentó. Aunque no se puede ayudar a todo el mundo para salvar sus casas, hay personas que, al examinar su situación, se puede determinar que retener su casa no es necesariamente la mejor solución para ellos.”

¿Cuál es una reacción típica de las personas que se le han dicho que la mejor opción es renunciar a sus hogares?

“Hay que tener mucho cuidado cómo relatas está información, dijo Barry. Una reacción típica por lo general es: “No, esto es mi casa y quiero permanecer en ella.” Barry dijo que hay que guiarlos por el proceso de analizar sus finanzas detalladamente. “Finalmente, es su decisión, pero es la responsabilidad de un consejero de mostrarles que hay otras alternativas que pueden considerar y que la vida puede ser más fácil sin la carga de tener una casa propia.”

¿Una vez ha llorado algún cliente al terminar el programa?

Muy pocas personas lloran al principio porque están tan angustiadas por la posibilidad de perder su casa,” explicó. Y normalmente pasan por una metamorfosis, donde empiezan a ver una luz al final del túnel. Cuando finalmente ven que van a poder salir adelante y al darse cuenta que sus vidas solo van a mejorar, varios de ellos lloran al final también. Barry dice que a menudo le dirán: “Nunca pensaba que eso sería posible. Pensé que iba a perder mi casa y no puedo agradecerle lo suficiente. Nunca entendí los pormenores de lo que se tuvo que hacer pero usted me lo ha explicado todo perfectamente.”

¿Qué opinan sus amigos y familiares acerca de su trabajo?

“Algunos de ellos piensan que estoy en el negocio de las hipotecas. La gente no entiende que aun cuando los propietarios nos llaman, a menudo no entienden lo que hace un consejero de vivienda. La razón principal es porque han hablado con personas involucradas en el proceso de la modificación y la ejecución hipotecaria que quieren cobrarles dinero para recibir esta ayuda. Trabajamos con subvenciones, además con programas patrocinados por el gobierno. No requiere que nuestros clientes nos pagan para la consejería para prevenir la ejecución hipotecaria.”

¿Tiene algún consejo para los propietarios y compradores de viviendas potenciales?

Si se encuentra con dificultades, lo primero que se debe hacer es llamar a sus prestamistas y no esconderse de ellos,” aconseja Barry. La segunda llamada que debe hacer es a una agencia de consejería de vivienda aprobada por HUD.

Cómo prevenir la ejecución hipotecaria

Una gran parte del sueño americano es ser dueño de casa. Por desgracia, las cosas malas pueden suceder que puede retrasar esta meta. Si esto pasa, y está punto de perder su casa, llame al para hablar con uno de nuestros consejeros de vivienda certificados por HUD.