Susan H

Es fácil amar su trabajo cuando se trata de ayudar a las personas, especialmente para salvar sus hogares.

Meet HUD-certified housing counselor Susan H.

Durante cinco años, Susan ha estado ayudando a resolver todos los problemas acerca de viviendas que uno se puede imaginar, desde la reducción del principal al asistir a los prestatarios de hipotecas reversibles que están en mora con sus impuestos o seguros – y ella ama su trabajo. “Me gusta ayudar a la gente a salvar sus casas,” dijo Susan. “La crisis financiera dejó a muchos propietarios con una carga financiera profunda y preocupándose por sus casas. Si podemos ayudar a aliviar la carga de tener que preocuparse por un pago de hipoteca durante al menos 12 meses mientras que mejoren sus finanzas, entonces esto para mí es muy gratificante.”

¿Cuál es la llamada más memorable que ha recibido desde que empezó a trabajar como una consejera de vivienda?

“Había una señora de 72 años de edad que perdió su trabajo y estaba teniendo problemas para conseguir otro empleo.” recuerdó Susan. Ella se vio obligado a retirarse debido a su edad, y no esperaba que esto sucediera. Cada vez que hablaba con ella, se ponía a llorar debido a la presión y el estrés. Estaba en ese ciclo vicioso que a veces nos sucede cuando todo parece estar yendo mal. La señora no veía una salida a su problema y estaba muy angustiada.”

¿Cómo esta situación la hizo sentir a usted, al final pudo ayudarla?

Había algo en ella – ella no iba a darse por vencida – y esto me conmovió. La buena noticia es que al final, sí pudimos ayudarla. La ayudamos a inscribir en el programa Hardest Hit Florida para recibir asistencia con sus pagos. “Ella estaba tan agradecida que no podía dejar de llorar, pero esta vez fueron lágrimas de alegría.” Este cliente llamó un mes después para informarle a Susan cómo estaba yendo y dijo que se sentía mucho mejor. Relató que estaba repartiendo su curriculum y algunas personas en su iglesia estaban ayudándola a buscar trabajo y que ella estaba mejor enfocada. Ese momento simplemente reafirmó la esencia de lo que hago y me hizo comprender que, vaya, esta fue otra persona que ayudamos.”

Hay muchas razones por las cuales las personas son incapaces de cumplir con sus pagos de hipoteca. ¿Cuál es la razón más común que usted ha escuchado?

“La razón más común es que muchas personas gastan más de lo que ganan y esto es por la falta de educación financiera. Muchas personas no leen minuciosamente su contrato de préstamo y no prestaron suficiente atención.”

¿Qué es lo más agradable que un cliente ha dicho acerca de usted?

“Me han dicho: Gracias, me salvó la casa. Probablemente me salvó la vida. ¡Bendiciones! Deseo todo lo mejor para usted y su familia.”

¿Cuál es la mejor manera de tratar con un cliente que está llorando?

“Si están llorando incontrolablemente, es mejor dejarlos por un momento hasta que estén listo para continuar con la conversación. Una vez que estén más tranquilos, trato de educar y capacitarlos sobre cómo mejor manejar su dinero. Entonces trabajamos juntos para encontrar maneras de alcanzar sus metas y resolver sus problemas financieros.”

¿Qué opinan sus amigos y familiares acerca de su trabajo?

Susan dice que su familia está constantemente impresionada por el tipo de ayuda que ella ha proporcionado a los propietarios de viviendas diariamente. Muchos clientes no se dan cuenta de que si están desempleados o subempleados, hay programas en que pueden recibir un poco de alivio,” comentó. Es una carga menos, especialmente para ellos que quieren reenfocarse y reestablecerse en el futuro.”

Sea proactivo y quédese con su casa

Un programa de consejería de vivienda puede ayudar para aliviar algunos de los problemas financieros inesperados y restaurar la esperanza. Si usted está a punto de perder su casa, nuestros consejeros de vivienda certificados por HUD pueden ayudar. Llame al 1-800-435-2261 para recibir un asesoramiento gratuito.