12 consejos para lograr sus metas de ahorro

Aunque las estadísticas indican que los hispanos en Estados Unidos tienen menores posibilidades de guardar dinero, siempre hay una manera de lograr el objetivo de tener un fondo de ahorro para cualquier situación

El más reciente estudio de Prosperity Now Scorecard reveló que solo uno de cada cinco hogares en Estados Unidos (EE.UU.) tiene un ingreso significante que le permite cubrir más allá de las necesidades básicas. El resto guarda dinero cuando pueden, ya que la mayoría de sus ingresos se van en pago de renta, servicios, comida y seguros.

Madre e hija metiendo dinero en una alcancía

La pobreza en este mismo país está distribuida de manera irregular en cuanto a las distintas comunidades de raza que lo conforman. Del total de personas que se mantienen bajo la línea de pobreza, 22% son hispanos, estos están estancados en salarios tan bajos que solo les alcanza para sobrevivir.

Por su parte, el estudio de seguridad financiera del Mass Mutual Hispanic Middle America, aseguró que solo tres de diez hispanos tiene menos de $500 para emergencias y un 17% no tiene ningún dinero ahorrado. Este mismo informe revela que un 37% de los latinos opina que es muy difícil manejar sus finanzas y que el 51% tiene niveles elevados de deudas de todo tipo.

Las instituciones que auspician estos análisis proponen que una de las soluciones a la problemática es que los empleadores den acceso a retiros auspiciados más allá del Seguro Social, ya que hay 55 millones de trabajadores que no tienen esa oportunidad y el 41% de ellos lo conforman latinos, afroamericanos y asiáticos.

El poco flujo de liquidez que manejan confirma los resultados de otro estudio de Massachusetts Mutual Life Insurance Company, este reveló en el 2017 que 71% de los hispanos en EE. UU. no tiene un plan de retiro. Y de tenerlo, la diferencia de los montos es colosal: una familia hispana se retira con $22,000 mientras que una americana con $73,000; según estadísticas de la PWC.

A pesar de que las estadísticas aseguran que las fuentes de empleo han aumentado, la mayoría de los empleadores no ofrecen los beneficios básicos. Mientras tanto, podemos iniciar la costumbre de ahorro nosotros mismos con pequeños pasos que nos ayudarán muchísimo en el futuro.

Beatriz y Guillermo, conversaron sobre este tema a través de un Facebook Live y listaron algunos consejos que le presentamos a continuación:

  1. Elabore y ejecute un plan de gastos. Asegúrese de que salir de dudas y ahorrar sea una actividad familiar.
  2. Deje de usar las tarjetas de crédito y cierre aquellas que le generan más intereses.
  3. Aplique la técnica “Páguese a usted primero”: abra una cuenta de ahorros separada y cada vez que reciba su paga transfiera de inmediato una parte (puede comenzar con el 5%) y solo acceda a esos fondos en el caso de una real emergencia.
  4. Refinancie su hipoteca, puede que este proceso implique algunos gastos, pero puede que consiga una tasa de interés, mucho más baja de la que tiene actualmente.
  5. No asuma deudas nuevas.
  6. Comience a ahorrar un dólar al día y todo el cambio que puede llegar a sus manos diariamente.
  7. Use cupones cada vez que sea posible y compre en temporada de rebajas.
  8. Comience a hacer cosas por usted mismo, por ejemplo, la limpieza de la casa, el lavado del carro y las mascotas.
  9. Haga dos viajes al comprar: el primero para comparar precios y calidad, y el segundo para terminar la compra.
  10. Coma en casa y evite el gasto constante por un plato de comida individual. En promedio, los platos que cuestan $30 en la calle, tienen un valor de $10 si los cocina usted mismo.
  11. Busque entretenimiento gratuito o cupones que pueden rebajar el precio del costo hasta un 50%.
  12. Busque un trabajo complementario, algo a medio tiempo o de fin de semana que le dé algo de dinero extra por un tiempo.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344