Investigación de la Semana: 16 millones de hogares tienen un patrimonio neto negativo

Sorprendentemente, este hecho no es causado por los altos intereses de las tarjetas de crédito

Patrimonio neto negativo

Cada semana, Consolidated Credit busca información y realiza una investigación financiera que puede ayudarle a lidiar con sus deudas y su presupuesto. Esta semana…

Cuando uno intenta comprender como están los consumidores estadounidenses hoy en día, al analizar diferentes estadísticas, estas cuentan historias diferentes. Por ejemplo, ha habido una disminución del 50% en las solicitudes de bancarrota  desde el 2005. Las acciones de ejecución hipotecaria también han caído a su nivel más bajo desde el 2005. Sin embargo, sólo porque los estadounidenses no están tocando fondo, tampoco significa que están efectivamente manteniéndose a flote.

Un nuevo estudio del Instituto de Política Económica muestra que mientras los estadounidenses piensan que están pasándola bien, de hecho, se están quedando atrás. Esto se debe, a que más de 16 millones de hogares tienen actualmente un patrimonio neto negativo, lo cual realmente no es una buena posición.

¿Qué es el patrimonio neto?

El valor neto de su patrimonio, es una medida de la salud financiera, que compara sus activos con sus pasivos (deudas). Como las ecuaciones financieras, esto es bastante sencillo de dilucidar:

Patrimonio neto = Activos – Pasivos

Usted suma todos sus activos, luego resta su deuda total. Los activos incluyen cosas como el home equity (es decir, el valor neto de su vivienda, habiendo deducido el valor de su hipoteca), cuentas de jubilación, antigüedades valuadas o arte, inversiones, e incluso sus cuentas de cheques y de ahorros. Los pasivos son cualquier deuda que usted tenga (menos lo que haya pagado). Por ejemplo, el saldo restante de su hipoteca y préstamos para automóviles, junto con la deuda de tarjetas de crédito.

Cuanto más alto sea su patrimonio neto, usted estará en una mejor posición en general. Básicamente, si usted tiene un patrimonio neto alto y empieza a tener problemas con alguna deuda, puede vender algunos activos para recuperarse rápidamente. Un patrimonio neto bajo significa que no tiene “nada en el tanque” si se encuentra en problemas.

La causa por la que muchos hogares tienen un  patrimonio neto negativo.

Durante la Gran Recesión (2008), un gran número de estadounidenses vio como su patrimonio neto se convertía en negativo, por varias razones:

  • Cuando el mercado inmobiliario se derrumbó, los valores de las propiedades cayeron. Los propietarios se enfrentaron a situaciones en las que tenían casas que no valían el saldo restante de la hipoteca.
  • Cuando el mercado bursátil se estrelló, las cuentas de retiro de muchas personas 401 (k) e IRA perdieron fondos rápidamente. Se vio a los Baby Boomers en pánico, porque su ahorro para la jubilación desapareció de la noche a la mañana.

Sin embargo, una vez que los mercados inmobiliarios y de valores se recuperaron, la mayoría de los hogares volvieron a contar con patrimonios neto positivo. Los analistas pensaron que el número de estadounidenses que experimentarían un patrimonio neto negativo disminuiría, al igual que las tasas decrecientes en bancarrotas y ejecuciones hipotecarias.

Eso no sucedió. Por lo tanto, los expertos en datos del Instituto de Política Económica se concentraron en analizar estas cifras con mayor detenimiento. La fuente del valor neto negativo resultó ser de una fuente totalmente diferente. Provenía de los préstamos estudiantiles. Aproximadamente el 14% de los hogares estadounidenses tienen un patrimonio neto negativo y la mayoría de esos casos involucran altos niveles de deuda de préstamos estudiantiles.

La educación no tiene precio, pero la deuda es costosa

credit debt crush dollar

Los préstamos estudiantiles son un tipo único de deuda. Para los préstamos federales, elementos como el puntaje crediticio y los ingresos, no son factores que el prestamista considere durante la aprobación. Eso hace que sea más fácil calificar para estos préstamos, ya que los prestamistas basaron la aprobación en la necesidad. Por otro lado, esto a menudo pone a las personas en una situación en la que deben más de lo que pueden pagar.

Además, aunque una educación es invaluable, no es un activo. Incluso con un automóvil que se deprecia en valor, usted tiene un activo que puede vender. La cosa que usted gana de un préstamo de estudiante es la educación que se piensa que puede generar una renta más alta. Sin embargo, si no obtiene ese ingreso más alto inmediatamente después de la graduación, todo puede empeorar rápidamente. Un aplazamiento puede mantener sus préstamos fuera de la mora, pero usted todavía seguirá debiendo ese dinero.

Esto puede ser un gran problema en su vida. No puede calificar para préstamos importantes como una hipoteca, porque el prestamista dirá que ya tiene demasiada deuda. Además, su nivel de deuda será tan alto que anulará completamente cualquier ahorro u otros activos que pueda tener. Esta es la situación exacta a la que se enfrentan 16 millones de hogares hoy día en los Estados Unidos.

Encontrar un camino hacia el patrimonio neto positivo

“Si usted tiene préstamos estudiantiles, tendrá que darle prioridad al reembolso tanto como sea posible”, anima Abril Lewis-Parks. “Encuentre un plan de pago federal con los pagos más grandes que pueda pagar. Incluso si existen opciones de pago más bajas, éstas sólo le mantendrán endeudado por más tiempo y harán que sea más difícil salir adelante”.

Los prestatarios con préstamos estudiantiles federales pueden usar uno de los 5 planes de pagos federales. Cada plan ofrece diferentes ventajas. Tres planes vinculan sus pagos mensuales a su nivel de ingresos y tamaño de la familia, por lo que lo hace más accesible. Los otros dos pagan su deuda rápidamente, pero con pagos más altos cada mes.

“No tome un plan con pagos bajos sólo porque es más fácil para su presupuesto”, continúa Lewis-Parks. “Usted puede tener más renta disponible, pero no le estará haciendo a sus finanzas ningún favor. Recuerde también que puede cambiar de planes en cualquier momento. Por lo tanto, si usted prueba un plan con pagos más altos y empieza a tener dificultades, puede cambiarlo por otro más accesible”.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344