Abril: ¡El mes de la Educación Financiera!

Aunque en Consolidated Credit estamos comprometidos con la educación financiera todo el año, durante este mes haremos más énfasis para que usted mejore su estabilidad económica y su futuro

Crear metas financieras, reducir los gastos, pagar deudas y crear un fondo de ahorros son los primeros pasos que se deben dar cuando se trata de construir una vida financiera estable. Sin embargo, la educación financiera no es algo que se encuentre en todos los salones de clases de Estados Unidos (EE. UU.).

El tema de la educación en finanzas es uno de los más incómodos de tocar debido a que la mayoría de la población no maneja de manera correcta lo básico. A pesar de eso, Consolidated Credit lleva 25 años ayudando a los consumidores a reducir sus deudas y ampliar sus conocimientos financieros.joven estudiando en salon de clases

Abril es el mes de la educación financiera desde que el Presidente Barack Obama lo proclamó de tal manera en el 2011. Su propósito era que la población en general pudiese participar en actividades y programas vinculados a la educación financiera.

La elección de que abril sea el mes elegido para celebrar tan importante iniciativa puede deberse a que, previamente, el Senado de EE. UU. declaró en 2003 que este mismo mes sería el Mes de la Educación Financiera para los Jóvenes, de manera tal que las futuras generaciones crecieran con las habilidades y conocimientos financieros necesarios.

Sin embargo, la razón citada en la declaración del presidente Obama fue exactamente la prevención de futuras crisis financieras, como la recesión del 2008:

“La crisis financiera fue alimentada por la falta de responsabilidad de Wall Street a Washington. Devastó a los estadounidenses comunes y corrientes, muchos de los cuales fueron atrapados por tarifas y penalidades ocultas o cargados con préstamos que no podían pagar. La prevención de una repetición requerirá un mejor comportamiento y supervisión en Wall Street y una toma de decisiones más inteligentes en Main Street y en los hogares de todo el país”

Uno de los principales cánones en cuanto a la educación financiera es tener un fondo de ahorro que al menos cubra de 3 a 6 meses de gastos. Sin embargo, una encuesta reciente del GOBankingRates, 57% de los encuestados respondieron que tenían menos de $1000 en ahorros y un 39% aseguró que tenía $0 en su fondo de ahorros.

Un estudio reciente de WalletHub indicó que la deuda de tarjetas de crédito en EE. UU. llegó a la cifra récord de $1 billón, según reseñó ABC News. Y aunque esto refleja un alto nivel de confianza de los consumidores hacia la economía americana, no es el tipo de vida que se recomienda tener.

Como se sabe que la comunidad hispana está creciendo en este entorno, Consolidated Credit cree que enseñar a los consumidores latinos en EE. UU. es vital para la construcción de una economía americana fuerte. “La falta de educación financiera es una razón fundamental detrás de la inestabilidad financiera y los problemas de dinero”, dijo Gary Herman, presidente de Consolidated  Credit. “Durante el Mes Nacional de la Educación Financiera, queremos asegurarnos que los consumidores amplíen sus conocimientos financieros y tengan acceso a recursos financieros confiables”, agregó.

Los hispanos y la educación financiera

La población hispana en EE. UU. está cambiando rápidamente, según un informe del Pew Research Center. En julio de 2017, un reporte de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés), reveló que la población del país americano era de 326.625.791 y que 50.8 millones serían hispanos (18%).

Con tan alta presentación demográfica, su participación en la economía estadounidense es indispensable. Según el mismo estudio del Pew Research Center, el promedio de ingresos entre las familias hispanas es de $44,800. Sin embargo, esto no quiere decir que tengan la capacidad de construir una vida financiera próspera.

A finales del 2016, la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) llevó a cabo un estudio de primera clase sobre el bienestar financiero. Esta investigación reveló que la mayoría de los estadounidenses no sabe como lograr un mayor nivel de bienestar financiero dado que ellos mismo se calificaron con una “D” (54 puntos de 100) en cuanto a educación financiera.

“Muestra hasta qué punto, la mayoría de los americanos creen que están tan atrás. También muestra cuán crucial es para los adultos encontrar recursos financieros confiables de educación. De ese modo, podrían adquirir los conocimientos que necesitan para lograr un mayor bienestar financiero”, dijo Gary Herman.

Para asegurarnos que los hispanos tengan las herramientas necesarias para mejorar sus finanzas personales, Consolidated Credit ha dedicado un portal web completo para la educación financiera. Videos, consejos de expertos, folletos y los foros online son algunas de las opciones de las que puede sacar provecho gratuitamente.

 

Los niños y la educación financiera

niño estudiando sobre finanzas y dinero

Muchos niños saben que sus padres van a trabajar, pero no tienen una idea clara de lo que se debe hacer para ganar y dinero, y mucho menos cómo distribuirlo para cubrir las necesidades básicas y más. Según estadísticas manejadas por Consolidated Credit, los pre adolescentes (entre los 8 y los 12 años) gastan alrededor de $19.1 miles de millones cada año, o $946 per cápita.

No hay que olvidar que los niños de hoy son los adultos y consumidores del mañana y, para que las próximas generaciones mantengan unas finanzas personales adecuadas, se debe implementar una educación en casa o en la escuela, en lugar de dejar que se enfrenten a “La Escuela de la Vida” y cometan los mismos errores que tal vez usted cometió.

La manera en la que usted habla sobre el dinero en su hogar puede transmitir un mensaje positivo o negativo a sus hijos. Dependiendo de sus expresiones, sus niños pueden reaccionar con temor o entusiasmo cuando se hable de dinero. Para que las finanzas personales sean un tema emocionante para ellos, les tenemos unas sugerencias:

  • Proponga una mesada y ayúdelos a manejarla: Estos son los primeros ingresos que puede tener un niño y, dado que usted puede manejarla, debe ayudarle a comprender qué debe hacer con ella. Satisfacer sus necesidades, gustos y aprender a ahorrar parte de este dinero deben ser las primeras enseñanzas en cuanto a distribuir sus primeros ingresos.
  • Ayúdelos a establecer metas financieras: La Federación de Consumidores de América y de Bank of América indican que las personas que cuentan con un plan por escrito tienen dos veces más ahorros e inversiones que aquellas que no han escrito sus metas. Por lo tanto, pregúnteles qué es lo que desearía hacer con ese dinero y, según su edad, ayúdele a pensar qué es lo que deberá hacer para conseguirlo.
  • Limite el uso de la televisión y de Internet: Mientras sus hijos están expuestos a los medios de comunicación, están siendo bombardeados por la mercadotecnia que les generará “necesidades” que realmente son lujos o gastos innecesarios.
  • Use situaciones de la vida real para educarlos a diario: Calcular el monto de la propina, cuánto dinero sacar del cajero automático, cuánto dinero usar de sus tarjetas de crédito, planificar paseos, recolectar cupones y hacer la lista del mercado pueden ser actividades importantes si lo que desea es que sus hijos sepan manejar sus finanzas personales.

Si tiene alguna duda o problema financiero del cual desea salir pero no sabe cómo hacerlo, o si está teniendo problemas para cancelar sus deudas de tarjetas de crédito llámenos para recibir una asesoría totalmente gratis y así pueda empezar a tomar las riendas de su vida financiera. Nuestro teléfono es 

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344