Endeudarse después de un diagnóstico de cáncer

Un nuevo informe encuentra que 42% de los pacientes con cáncer agotan los ahorros de su vida dentro del término de dos años

Siempre escucha historias de horror sobre cómo las facturas médicas graves pueden descarrilar incluso los mejores planes financieros establecidos. Ahora, un nuevo estudio del “American Journal of Medicine” (en inglés) enfoca esa amenaza. El informe explica que 42% de los nuevos pacientes con cáncer, pierden sus ahorros de vida dentro de los siguientes dos años, debido al tratamiento. La pérdida promedio fue de $92,098.

Además, el estudio mostró que 62% de los pacientes se endeudaron después de un diagnóstico de cáncer. La deuda que acumularon para cubrir los costos de tratamiento no estaban cubiertos por su seguro médico. Más de la mitad (55%) debe al menos $10,000. Eso no es sorprendente, dado que los costos médicos para el tratamiento del cáncer en los Estados Unidos ahora ascienden a más de $80 mil millones. Si se toman en cuenta los costos indirectos no médicos, ese total aumenta a $130 mil millones.

Alcancía para pagar el tratamiento del cáncer

¿Por qué es tan común endeudarse después de un diagnóstico de cáncer?

La revista evaluó las finanzas de 9.5 millones de pacientes con cáncer desde el 2000 hasta el 2012. No solo que casi la mitad agotó sus ahorros, y más de la mitad se endeudó, sino que la mitad de los pacientes con cáncer, también experimentaron el embargo de sus viviendas, enfrentaron la bancarrota, la pérdida de independencia, y el deterioro de sus relaciones. Además, el 40-85% de todos los pacientes con cáncer, tuvieron que dejar de trabajar para someterse a un tratamiento, creando una carga financiera aún mayor.

Y estos no eran 9.5 millones de estadounidenses sin seguro. Los hallazgos de la revista muestran, que incluso con una cobertura de salud integral, hubo brechas en las que los costos de tratamiento, simplemente no se cubrieron.

«Los deducibles y los copagos para el tratamiento, la atención de apoyo y los costos no médicos o indirectos (por ejemplo, viajes, tiempo del cuidador y pérdida de productividad) pueden ser financieramente devastadores, aún cuando se cuente con una cobertura de atención médica»

Las deudas más comunes que aumentaron después de un diagnóstico de cáncer, fueron las deudas con garantía hipotecaria y las deudas de tarjetas de crédito. Más de un tercio de los pacientes con cáncer (34%), se endeudaron con tarjetas de crédito para cubrir los costos del tratamiento. Además, 44% utilizó el capital de su casa para cubrir esos costos.

Superar la deuda después de un diagnóstico de cáncer

«Me gustaría poder decir que solo se necesita la estrategia correcta y un poco de planificación para evitar este tipo de devastación financiera», dijo Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. “Pero lo que muestran estos números es que casi ningún tipo de planificación puede ayudarlo a superar un diagnóstico que ponga en peligro su vida, con sus finanzas intactas. Puede planificar todo lo que sea capaz, y ahorrar tanto como pueda, pero aun así podría no ser suficiente», explicó.

Herman agregó que, dada esta realidad, lo que la gente realmente necesita hacer es entender sus opciones para el alivio de la deuda, para que puedan tener un camino claro hacia adelante si esto les sucede.

«La gente necesita superar el estigma de usar algunas soluciones de deuda», explicó Herman. «Si se enfrenta a una deuda médica de $90,000 o más, entonces la bancarrota no es una mala opción. De hecho, es probable que sea la única opción que le permita volver a una relativa estabilidad financiera», dijo.

Herman indicó que, si está en el extremo inferior de la deuda generada después de un diagnóstico de cáncer, entonces tiene opciones, como liquidación, e incluso la administración o manejo de deudas.

«Los hallazgos mostraron que más de la mitad de los pacientes con cáncer debían más de $10,000», continuó Herman. «Eso puede parecer abrumador si siempre ha mantenido su deuda bajo control, pero es completamente posible administrarla y eliminarla. Primero, comuníquese con el proveedor médico original para cada tratamiento, y vea si se puede negociar un acuerdo. Si aplica el tratamiento a sus tarjetas de crédito, también puede utilizar un programa de administración de deudas«, concluyó.

Si no está seguro de cuales son las opciones adecuadas para usted, hable con un consejero de crédito certificado, quien podrá ayudarlo a comprender todas las soluciones disponibles. Para aquellos que aprovecharon el capital de la vivienda para cubrir los costos del tratamiento, entonces la persona con la que necesitan hablar, es con un consejero de vivienda certificado por el “Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano” (HUD, por sus siglas en inglés).

Si el cáncer u otra enfermedad le ha provocado una deuda de tarjetas de crédito, los consejeros de crédito de Consolidated Credit pueden ayudarle. Llame al 1-888-294-3130 y obtenga una consulta gratis para encontrarle solución a sus deudas.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas