El dudoso retorno del anticipo de depósito directo

Sólo porque su banco pueda comenzar a ofrecer este servicio, no significa que usted deba utilizarlo

Retorno del anticipo de depósito directoA principios de este año, la Asociación de Banqueros Americanos pidió a los reguladores federales que simplifiquen las reglas relacionadas con los “préstamos de cantidades pequeñas”. El objetivo es traer de vuelta un servicio al cliente, conocido como adelanto de depósito directo. Es un préstamo a corto plazo que le permite tomar prestado rápidamente sin tener que observar las normas regulares de suscripción. Sin embargo, los consumidores deben ser conscientes del riesgo de utilizar opciones de financiación como éstas, porque pueden ser tan peligrosas como los préstamos de día de pago.

Obtener dinero en efectivo de un cajero de un banco es fácil, pero pagar un anticipo de depósito directo, debiendo obtener el dinero en efectivo que necesita, puede ser problemático.

¿Qué es el anticipo de depósito directo?

El anticipo de depósito directo es esencialmente un préstamo de día de pago a través de su banco. Efectivamente, toma prestado dinero contra sus ingresos. Así es como se resuelven las reglas básicas de suscripción. Es básicamente un acuerdo por el cual usted consigue una pequeña cantidad de dinero en efectivo ahora, que usted devolverá tan pronto como reciba su pago de haberes.

Los bancos ofrecieron adelantos de depósito directo en el pasado, eso fue antes de 2013. Mientras usted tenía establecido depósitos directos con un banco, podía pedir prestado hasta cierto monto.

Sin embargo, los reguladores federales intervinieron en 2013 para reducir el uso de estos productos. Varias agencias diferentes establecieron restricciones: la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés), la Contraloría de la Divisa (OCC, por sus siglas en inglés) y la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés).

Ahora los bancos están pidiendo a estas agencias que anulen esas restricciones. Sin embargo, los defensores de los consumidores argumentan, que el anticipo de depósito directo conlleva el mismo riesgo que los préstamos de día de pago. Debido a que, para calificar, sólo se considera los ingresos y no los gastos, no teniendo en consecuencia, la capacidad del consumidor para devolver el préstamo.

¿Por qué el anticipo de depósito directo es malo?

Las tasas de interés sobre la financiación, se correlacionan con la comodidad que ofrecen. Los préstamos garantizados tradicionales, que tienen garantía, ofrecen las tasas más bajas. Los préstamos no garantizados tienen una tasa más alta y las líneas de crédito abiertas como las tarjetas de crédito son aún más altas. Los préstamos sin verificación de crédito que salten el proceso de suscripción, ofrecen la máxima conveniencia, pero eso tiene un precio. Concretamente, los cargos de interés pueden ser mayores al 300% de Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés).

La otra razón por la que estos préstamos son riesgosos es porque, al omitir una suscripción, significa que el prestamista no puede evaluar su capacidad para pagar. Nunca miran sus otras deudas o gastos para ver si usted puede permitirse el lujo de pagar el préstamo que le otorgarán.

Como resultado de estos dos factores, las personas que no deberían pedir prestado en absoluto, terminan con préstamos con el 300% APR. El argumento a favor, es que si utiliza un préstamo a un plazo de muy corto plazo, nunca pagará ese 300% APR. La mayoría de estos préstamos, incluyendo el anticipo de depósito directo, tienen términos de 2 semanas. La APR no se aplica si usted paga el préstamo en su totalidad dentro de esas dos semanas.

Sin embargo, no hay nada previsto para hacer que la gente use estos préstamos correctamente. De hecho, los estudios muestran que la mayoría de las personas que sacan estos préstamos lo hacen porque ya tienen problemas financieros extremos. No pueden calificar para un préstamo tradicional, y han maximizado sus tarjetas de crédito, por lo que recurren a la única financiación para la que pueden calificar -uno que no requiera ninguna verificación de crédito.

 

¿Cuál es la alternativa?

“Si usted no tiene una expectativa razonable de que podrá pagar cualquier financiamiento a corto plazo como éste, dentro del primer ciclo de facturación, no lo utilice”, aconseja Gary Herman, Presidente de Consolidated Credit. “Los préstamos de día de pago y los anticipos de depósito directo no pueden mantenerle a flote si no puede pagar ya, todos los gastos de su presupuesto. Si usted los utiliza para eso, usted terminará con serios problemas de deuda – más serios que lo que usted ya está enfrentando.”

Herman aconseja a cualquier persona que esté considerando cualquier tipo de financiamiento a corto plazo considerar dos cosas:

  1. Asegúrese de tener la necesidad correcta
  2. Asegúrese de forma absoluta, de tener la capacidad para pagar a corto plazo

“El uso de productos financieros como estos son como un “parche”para su presupuesto, y es por lo tanto, una receta para el desastre”, explica Herman. “En su lugar, usted necesita encontrar una solución a largo plazo para su presupuesto que se centre en la eliminación de la deuda que ya tiene.”

En muchos casos, la mejor opción es consolidar la deuda que ya tiene, para fortalecer su presupuesto. La consolidación de deudas le permite combinar múltiples deudas en un solo pago mensual con un bajo interés. Dado que esto reduce los cargos por intereses, le permite salir de la deuda más rápido, incluso pagando menos dinero cada mes. Esto le da el “respiro” que necesita en su presupuesto para romper su dependencia del crédito.

Si usted no puede permitirse el lujo de mantenerse al día con sus facturas y otros gastos, podemos ayudar. Hable con un consejero de crédito certificado de forma gratuita para encontrar una mejor solución.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344