Espantos financieros del 2020 (y sus remedios)

El COVID-19 enfermó sus finanzas, pero podemos ayudarle a remediarlas

Un informe reciente de TransUnion (en inglés) reveló que el 52 por ciento de las personas en Estados Unidos se han visto afectados financieramente por la pandemia del COVID-19. Ha sido increíblemente aterrador ver caer los mercados, subir las tasas de desempleo y las familias luchar con sus finanzas. Si usted se ha atrasado en los pagos, no es el único.

La Ley CARES proporcionó algo de tiempo, pero el año pasa volando. TransUnion informó que los consumidores afectados no podrán pagar sus préstamos o facturas en aproximadamente seis semanas. Esas seis semanas pasarán rápido, por lo que queremos ayudarle a solucionar sus problemas de dinero lo antes posible. En este artículo, revisaremos tres espantos financieros comunes y sus remedios.

Espanto financiero: perder su trabajo

Remedio: hable con sus acreedores y utilice los ahorros de emergencia

El impacto económico de la pandemia provocó un fuerte aumento en el desempleo. A muchos también se les acortaron sus horas de trabajo, lo que redujo sus ingresos por debajo de lo presupuestado. De cualquier manera, un ingreso familiar más bajo puede dar miedo.

Afortunadamente, los acreedores han comprendido la situación de muchos clientes. Si tiene problemas para pagar sus facturas, llame al prestamista o acreedor y explique cómo la pandemia afectó su capacidad de pago. Es posible que puedan hacer que sus pagos sean más manejables.

Una cuenta de ahorros de emergencia también puede ayudar. Si tiene uno, ahora es el momento de usarlo. Inclúyalo en su presupuesto como si fueran ingresos para no gastarlo todo a la vez.

Si todavía tiene un trabajo, tiene suerte: millones de personas perdieron sus trabajos debido a las consecuencias económicas de COVID. Use sus ingresos para comenzar a construir una cuenta de ahorros de emergencia más grande en caso de que suceda algo.

¿Qué pasa si no tengo una cuenta de ahorros de emergencia?

Aunque puede resultar tentador, recomendamos encarecidamente que no se realicen préstamos de día de pago u otros préstamos a corto plazo con altos intereses. En cambio, podría:

  • Pedir ayuda a familiares o amigos
  • Utilizar una tarjeta de crédito de bajo interés.
  • Obtener una cotización para un préstamo personal (si tiene un buen puntaje de crédito).

Lea nuestra guía sobre cómo sobrevivir financieramente a un despido y otros desafíos en el empleo»

Espanto financiero: no poder pagar el alquiler o la hipoteca

Remedio: hablar con un asesor de vivienda certificado por HUD

Debido a los ingresos más bajos y los presupuestos más ajustados, muchos también tienen problemas para pagar su vivienda. La suspensión de ejecuciones hipotecarias y desalojos de la Ley CARES se extendió hasta el 31 de diciembre, por lo que aún no puede ser desalojado. Sin embargo,si no ha cumplido con sus pagos una vez que llegue enero, estará muy atrasado.

Si tiene suficiente dinero, siga pagando tanto como pueda de su alquiler o hipoteca. Si tiene muchos problemas, llame a uno de nuestros consejeros de vivienda certificados por HUD para analizar sus opciones.

Espanto financiero: acumular más deudas de tarjetas de crédito

Remedio: Llamar a Consolidated Credit

Si la deuda que está asumiendo en este momento es aterradora, no está solo(a). Millones de personas están luchando financieramente debido a la pandemia y no hay razón para avergonzarse.

Un consejero certificado de Consolidated Credit puede ayudarle a solucionar sus problemas de deudas. Cuando llame, le brindarán una evaluación gratuita de deuda y presupuesto, y le ayudarán a elegir la mejor solución de alivio de la deuda para su situación.

Puede ser un año aterrador para sus finanzas, pero Consolidated Credit no le teme a las deudas.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344