Investigación de la semana: Revelando el riesgo de los préstamos para automóviles a largo plazo

El financiamiento a largo plazo reduce los pagos, pero presenta un mayor riesgo de incumplimiento

Cada semana, Consolidated Credit busca investigaciones financieras que pueden ayudarlo a manejar su deuda y su presupuesto. Esta semana…

Un interesante estudio

La Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) publicó un informe en noviembre que investiga las tendencias en el financiamiento de los préstamos para automóviles. El informe muestra un marcado aumento en la cantidad de préstamos automotrices a largo plazo que toman los prestatarios.

El gran resultado

Aproximadamente el 42% de los préstamos para automóviles financiados en el último año tenían un plazo de seis años o más. Es un aumento notable del 26% de los préstamos para automóviles a largo plazo, respecto a los que se encontraron en 2009. Un término de seis años equivale a tener que efectuar 72 pagos mensuales para pagar un vehículo.

Los detalles fascinantes

Industria AutomotrizLos préstamos para automóviles son actualmente la tercera fuente más grande de deuda en los Estados Unidos, después de las hipotecas y los préstamos estudiantiles. Actualmente hay más de 100 millones de préstamos en curso de estar siendo repagados (o reembolsados como suele a veces decirse), que suman más de $ 1 billón. Más del 90% de los hogares americanos tienen al menos un vehículo. Los consumidores usan préstamos especializados para automóviles para el 86% de la compra de vehículos nuevos y para el 53% de vehículos usados.

El problema con el financiamiento de los préstamos para automóviles revelado por el informe, son las altas tasas de incumplimiento encontradas con estos préstamos.

El 8% de los prestatarios que utilizan préstamos automáticos a largo plazo incumplen, en comparación con solo el 4% de los prestatarios de préstamos para automóviles a corto plazo. Básicamente, esto significa que si tiene un préstamo para automóvil con un plazo de seis años o más, tiene dos veces más probabilidades de incumplirlo (terminar en default). A medida que más y más consumidores usan estos préstamos, los expertos predicen que las tasas de incumplimiento automotor seguirán aumentando.

Las tasas de incumplimiento más altas también podrían estar relacionado con quienes utilizan préstamos a más largo plazo y con qué propósito:

  • Los consumidores con puntajes de crédito bajos están más propensos a utilizar estos préstamos.
    • Los prestatarios que optan por un plazo más largo tienen un puntaje de crédito promedio de 674, que está 39 puntos por debajo de los que poseen los prestatarios que utilizan préstamos a 5 años.
  • Los préstamos a largo plazo tienden a ser para montos mayores.
    • El monto promedio para un préstamo a 6 años es de $ 25,300
    • Por el contrario, el monto promedio para un préstamo a 5 años es de $ 20,100
    • Si asciende a un préstamo de 7 años, el monto promedio es de $ 32.200

Ambos puntos tienen sentido, si se tiene en cuenta la relación entre el plazo del préstamo y la obligación del pago mensual. Un plazo más largo reduce sus pagos mensuales. Si tiene mal crédito, califica para un préstamo a una tasa de interés más alta. Por lo tanto, a menudo, estos prestatarios amplían el plazo para compensar los cargos por intereses más altos. Lo mismo es cierto para los montos de préstamos más grandes.

Lo que puede hacer

“Los préstamos para automóviles a largo plazo ayudan a reducir sus pagos, pero no siempre son una opción inteligente para la financiación”, explica Gary Herman, Presidente de Consolidated Credit. “Considere que el conductor promedio solo tiene un auto nuevo por 71.4 meses. Entonces, básicamente los prestatarios querrían vender sus autos antes de que terminen de pagar uno de estos préstamos a más largo plazo”.

La mayoría de los expertos recomiendan que correspondería limitar el plazo para la mayoría de las financiaciones no hipotecarias a 60 pagos (5 años) o menos. Esa es una cantidad de tiempo razonable para pagar la mayor parte del financiamiento que no sea una hipoteca. Ayuda a minimizar los cargos por intereses y evita una situación en la que deje de usar un vehículo antes de pagarlo.

“En lugar de optar por un préstamo para un automóvil a más largo plazo donde tiene un mayor riesgo de incumplimiento, existen otras formas de mantener los pagos mensuales bajos”, explica Herman. “Por ejemplo, si pudiera aumentar su puntaje de crédito antes de solicitar el préstamo, reduciría la tasa de interés. También puede tomar unos meses para ahorrar y de ese modo hacer un pago inicial más grande. Cuanto más pague por adelantado, menos necesitará financiar”.

Herman también advierte que no se debe aceptar el financiamiento del concesionario a su valor nominal. Las ofertas especiales como el pago inicial del 0% pueden parecer una opción financiera inteligente, pero a menudo cuestan más dinero durante la vigencia del préstamo. En muchos casos, es mejor obtener el financiamiento a través de un banco o cooperativa de crédito, que ofrece mejores préstamos pero sin incentivos.

Para obtener más consejos sobre préstamos para automóviles, visite la guía Consolidated Credit para administrar la deuda de préstamos para automóviles. Y si está comprando un vehículo nuevo o usado, use la Calculadora de pago de auto gratuita[ENG] en nuestro blog Miss Money Bee.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344