Los estadounidenses están viviendo al día y no se trata sólo de los Pobres

Los que dicen llamarse riocs, tienen muchos activos fijos, y los pobres simplemente no tienen nada.

viviendo-al-dia

Cuando escuchamos la frase ” vivir al día”, la mayoría de nosotros por lo general pensamos en el segmento de la población de bajos recursos. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por Sun Trust indica que hoy en día esta noción ya no refleja la realidad. Algunas personas viven al día , no porque no tengan dinero, sino porque tienen inversiones en bienes raíces, acciones, arte, objetos de colección y antigüedades, conocen colectivamente como “activos fijos”.

 

Por definición activos fijos o no líquidos son los que no pueden ser fácilmente convertidos en dinero en efectivo. Muy a menudo estos activos están fuera del alcance de la mayoría de las familias de bajo ingreso. Aunque es bueno tener estos activos, a menudo son de poco valor cuando se necesita dinero con urgencia. Convertirlos en dinero en efectivo puede dejar inversionistas sin ninguna otra opción que venderlos a grandes descuentos.

Según la encuesta del Sun Trust, un tercio de los hogares que ganan $75,000 o más, no están ahorrando tanto como deberían. Cuarenta y cuatro por ciento de los encuestados estuvieron de acuerdo que su estilo de vida, por ejemplo, comer en restaurantes y/o salidas de entretenimiento causan como consecuencia que ahorren menos de lo que deberían cada mes. Asimismo un 71 por ciento de Los Milenios (18 a 34 años) opinan que estos lujos también afectan su presupuesto.

 

La expresión “Vivir al día” tiene varios significados dependiendo de su ingreso

No importa su estatus socio-económico, tener que vivir al día no es económicamente saludable, y curiosamente los problemas que enfrentan las familias adineradas son similares a las familias de bajos recursos. Sin embargo, los retos de los ricos incluye sacrificar los lujos como salir a cenar y el entretenimiento. Por lo general las familias de bajos recursos tienen problemas más difíciles, como elegir entre pagar las facturas y comprar comida. Otra diferencia distinguible que favorece a los ricos es la duración de tiempo, como se menciona en un artículo del Washington Post.

“Tal vez la diferencia más notable es que mientras las personas de bajos recursos tienden a permanecer así durante largos períodos de tiempo, para sus contrapartes este período es efímero y dura un promedio de sólo 2 años y medio”.

Es evidente que la situación entre los dos grupos socioeconómicos son totalmente diferentes, pero una cosa que sí tienen en común es la falta de ahorros – una deficiencia que podría ser perjudicial para su salud financiera y física dicen los expertos financieros.

“La recesión ha dejado un hueco en los bolsillos de muchos estadounidenses “, dice el presidente de Consolidated Credit Gary Herman.” Como resultado, muchas personas están endeudadas, no porque quieren, pero debido a las duras realidades de la vida y las responsabilidades financieras que vienen con ellas, por ejemplo, los préstamos estudiantiles, deudas médicas, el desempleo, el subempleo y el lento crecimiento del empleo, etc. Sin embargo, independientemente de los ingresos, un plan de gastos y un presupuesto son herramientas muy importantes para tener una vida financiera saludable. El primer paso en romper el ciclo es evaluar las razones por las cuales usted está viviendo al día. Pequeños cambios como saldando sus deudas y comiendo en casa más frecuentemente, son importantes si quiere lograr la libertad financiera. ”

Con el fin de prepararse para los momentos de la vida importantes, Sun Trust sugiere que se debe ahorrar, en específico, para los tiempos difíciles y los momentos felices. Brad Dinsmore, ejecutivo de SunTrust Bank afirma:
“Es más fácil mantenerse motivado cuando usted está ahorrando para las metas que están conectadas a sus valores y que le traen la felicidad.”

Consejos para romper el ciclo

A continuación tenemos algunas sugerencias para romper el ciclo:

  • Nunca gasta más de lo que gana
  • Ahorre con un objetivo en mente, esto hace más fácil mantener el hábito de tener ahorros.
  • Haga un presupuesto y un plan de gastos. Estas herramientas le ayudará a ver dónde va su dinero en lugar de simplemente gastar hasta que todo se acabe
  • Trate de reducir gastos de cable, teléfono celular, internet, energía, etc. A veces pensamos que estos son necesidades y creemos que no podemos vivir sin ellos, pero en realidad son lujos. Busque entretenimiento para usted y sus hijos sin tener que romper su presupuesto.

Independientemente de su ingreso, si está cansado de vivir al día y necesita ayuda para elaborar un presupuesto, un plan de gastos, o para salir de deudas, Consolidated Credit puede ayudar. Llene una solicitud en línea o llámenos gratis al .

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344