Nuevas regulaciones de tarjetas de crédito pueden dar a la gente más acceso al crédito

Bajo las nuevas reglas, los prestamistas pueden tener en cuenta los ingresos que el solicitante comparte con un cónyuge

Tarjetas de Credito

FORT LAUDERDALE, FL — El colapso económico de 2008 dio lugar a cambios radicales en las regulaciones sobre las tarjetas de crédito, las cuales fueron diseñadas para proporcionar más protección a los consumidores. Bajo las nuevas leyes, es ahora más difícil que los consumidores menores de 21 años puedan obtener una línea de crédito sin un codeudor, y a los prestamistas también se les exigió ser más transparentes en cuanto a sus políticas y relaciones con los consumidores. Sin embargo, los nuevos requerimientos de divulgación de ingresos ha hecho difícil que ciertos grupos demográficos – específicamente, las amas de casa – obtengan una tarjeta de crédito a su nombre, por lo que, la oficina de protección financiera del consumidor ha considerado este obstáculo.

El CFPB anunció modificaciones a las reglas para las tarjetas de crédito que harán más fácil que los cónyuges que no trabajan fuera del hogar puedan obtener una línea de crédito a su nombre. Las reglas anteriores requerían que los prestamistas consideraran el ingreso independiente de la persona al hacer determinaciones sobre su aprobación de crédito, y por consiguiente, las amas de casa por lo general eran incapaces de lograr obtener una línea de crédito a su nombre. Bajo las nuevas reglas, los prestamistas pueden tener en cuenta los ingresos que el solicitante comparte con un cónyuge que trabaja al evaluar la elegibilidad de la persona para el crédito y los límites de crédito que correspondan. El solicitante debe ser mayor de 21 años para obtener una línea de crédito.

Los cónyuges o parejas que se quedan en casa que tienen acceso a los recursos que les permitan realizar pagos a una tarjeta de crédito, ahora pueden obtener sus propias tarjetas,” dijo el director del CFPB, Richard Cordray. “La regla final de hoy es un ejemplo de compromiso de esta Oficina para trabajar con los consumidores y las instituciones financieras con el fin de garantizar un acceso responsable al crédito para las familias estadounidenses”.

Evitando problemas de crédito en el futuro

Aunque las nuevas reglas son una victoria para los cónyuges que se quedan en casa que quieren tener un crédito a su nombre, es importante que las parejas desarrollen un presupuesto de gasto para reducir el riesgo de incurrir en deudas significativas para sus hogares”, dice la agencia de consejería de crédito ConsoldiatedCredit.org. “También es clave que las amas de casa entiendan que cualquier deuda de tarjeta de crédito incurrida por su cuenta únicamente, afectará su situación crediticia y no la de su cónyuge, incluso si los ingresos de su pareja son los que se utilizan para pagar las facturas domésticas”, continuó. Por estas razones, establecer parámetros de gastos, hacer seguimiento a la actividad de las cuentas y nunca pasar por encima el límite en la tarjeta por más de lo que se puede pagar en un solo ciclo de facturación, pueden traer beneficios tanto financieros como crediticios.

Vea acerca de los Fundamentos del Crédito

Vea guía para créditos en Estados Unidos

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344