¿Quieres comprar un carro nuevo? Ten en cuenta estos consejos

FORT LAUDERDALE, FL – Si navegas por la web en busca de consejos sobre la compra de autos, podrás ver que ciertamente no son pocos los sitios que te los ofrecen, desde el famoso Informe sobre Automóviles de Consumer Reports hasta los 10 Pasos para comprar un coche nuevo de Kelley Blue Book. Y para una compra tan importante – probablemente la segunda más grande que vas a hacer después de una casa – deberías valerte de todos los recursos gratuitos que puedas encontrar.

Latinos en US y Comprar Carro NuevoPero no te olvides de escuchar también “como quien no quiere la cosa” lo que hablan entre sí los distribuidores de automóviles. Por ejemplo, una nueva encuesta realizada por JP Morgan Chase reveló qué están pensando y haciendo durante 2014 más de 260 concesionarios de autos. Esta es la conclusión general: “Dos tercios creen que la economía de Estados Unidos ya ha “tocado fondo” y que ahora está mejorando, y casi 8 de cada 10 distribuidores creen que la industria del automóvil en general está progresando.”

Esta es una buena noticia para ellos, pero no necesariamente es una buena noticia para el consumidor. Si deseas obtener información útil para ti, es necesario que profundices un poco más…

“Los concesionarios creen que las ventas de segunda mano será probablemente la categoría que más impulsará el crecimiento de la industria en el año 2014, superando las ventas de carros nuevos.”

Claro, esto es algo que los distribuidores no quieren que tú sepas. Piensa en esto: ¿Cuántos anuncios de venta de automóviles usados ves en televisión? Si bien los concesionarios venden muchísimos carros de segunda mano, ellos tratarán de convencerte para que compres un vehículo nuevo, pues sus ganancias con ese tipo de ventas son mayores.

La cruda verdad de los hechos es que la compra de segunda mano ha sido siempre la mejor manera de “estirar” tus dólares al adquirir un automóvil. ¿Te cuesta creer que la compra de un carro usado sea la decisión más inteligente que puedes tomar? ¿Crees que eso significa comprar vehículos poco interesantes? Uno de los más acérrimos defensores en la web de la compra de automóviles usados es un reportero de negocios llamado Stacy Johnson, quien nunca en su vida ha comprado un carro nuevo, sino que conduce automóviles de lujo, pero de modelos antiguos. Algunos cuestan tan poco como $ 5.000. Según Johnson, los préstamos para la compra de carros son para los tontos.

“Pagar intereses para financiar un bien depreciable no es ciertamente la manera en que te vuelves rico”, afirma en Por qué no compro automóviles nuevos. “De hecho, a excepción de las apuestas, posiblemente sea una de las formas más rápidas de empobrecerse.”

Aquí tenemos otro estudio cuyo público son los propios distribuidores. Parago, una compañía que diseña programas de recompensas e incentivos, le está diciendo a los concesionarios…

“Los compradores prefieren recibir $ 750 en una tarjeta de prepago en el momento de la compra que una rebaja de $ 1.000 sobre el precio de un carro.”

En otras palabras, según una reciente encuesta que Parago realizó a 1.300 compradores de autos, los distribuidores de autos pueden atraer a más clientes con una tarjeta de regalo (gift card) que reduciendo el precio del vehículo. Además, de esta forma, las ganancias para los concesionarios se incrementarían en un 25%.

“Curiosamente, nuestra investigación mostró que los consumidores se sienten más motivados por el dinero en efectivo en mano que por un descuento sobre el precio total del auto, probablemente porque valoran más una recompensa inmediata que una diferencia que termina siendo imperceptible en los pagos financiados”, dice Rodney Mason, Director de Marketing de Parago. “Los concesionarios de automóviles y los fabricantes deben tomar esto como una directiva para dar forma a sus promociones durante 2014: deducciones y tarjetas de prepago harán que los compradores se amontonen en las puertas y detrás de las ruedas.”

¿Y qué tiene Consolidated Credit para decirte al respecto?

Así que, obviamente, tendrás que resistir este esquema de comercialización y pedir más rebajas sobre el precio marcado. Pero si insistes en la compra de un carro nuevo, y eres fanático de las campañas de comercialización, como las tarjetas de regalo, la agencia Consolidated Credit tiene algunas advertencias que darte: El precio en el parabrisas de un coche nuevo no es el que tendrás que pagar realmente.

“El precio de compra que te da el vendedor no será el precio total final. La tasa de porcentaje anual (APR) y otros cargos “inflarán” el precio durante el período por el cual hayas decidido tomar el préstamo. Por ejemplo, tomar un préstamo de cuatro o cinco años sumará miles de dólares al precio original.”

Independientemente del carro que estés conduciendo ahora, puedes ahorrar dinero con Consolidated Credit, visitando la sección sobre la reducción de costos de automóviles. Y si tu carro y otros artículos de precio elevado te han conducido al endeudamiento, puedes obtener gratuitamente un análisis de deuda elaborado por un asesor de crédito certificado, quien puede ayudarte a retomar el camino hacia tus metas financieras.

Todo lo que necesita saber para manejar sus finanzas personales

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344