¿Las tarjetas de crédito de tiendas, son una buena idea?

¿Es bueno tener  tarjetas de crédito de tiendas?

Puede ser, siempre y cuando aproveche los incentivos sin poner en riesgo el futuro de sus finanzas.

Hola expertos,

Yo siempre he evitado las tarjetas de crédito de las tiendas debido a los problemas que se escuchan sobre la aplicación de altas tasas de interés y contratos desfavorables. Pero estamos haciendo algunas compras electrónicas grandes este año y me pregunto si hay una manera de tomar ventaja de los beneficios, evitando las condiciones negativas. ¿Hay alguna situación en la que solicitar una tarjeta de crédito de una tienda sea una buena idea?

Tammy
Plano, TX

Una respuesta de nuestro experto de Gary Herman

¿Estoy tentado a obtener un 10% de descuento adicional cuando me dicen que todo lo que necesito hacer es solicitar una tarjeta? Absolutamente.Alguien que tiene buen crédito, no es realmente relevante, porque si usted está haciendo una compra bastante grande – una compra de mil dólares – el ahorro de 10% es de $ 100.Pero las personas que están en el proceso de reconstrucción de su crédito, no tienen crédito perfecto – gastos inesperados pueden suceder. La gente se enferma, la gente cambia de trabajo, y usted tiene esa deuda y antes de que se dé cuenta, se convierte en un ciclo de deuda y estará pagando intereses cada mes.Mientras usted esté siendo responsable, pagando estas cuentas al final del mes, si usted puede conseguir una ventaja mediante la solicitud de una nueva tarjeta o adquiriendo puntos o mediante la adquisición de múltiples puntos, debido al tipo de compra que es, lo animo a eso.

Lo más importante a tener en cuenta es que las tasas y los términos aplicados al crédito en una tienda como una tienda por departamento o de tarjetas de crédito de negocios de electrónica minorista no suelen ser favorable a los consumidores. Mientras que las compañías de tarjetas de crédito compiten para ofrecer los mejores términos y tasas, los acreedores de las tiendas no se ajustan a las reglas de juego estándares del mercado – es decir, saben que tienen un público cautivo porque eres ya uno de sus compradores.

Como resultado, te ofrecen recompensas e incentivos que tientan a firmar, pero el tipo de interés suele ser alto y los plazos de amortización pueden ser muy estrictos. Esto puede hacer que la deuda de una tarjeta de crédito de tienda sea más difícil de manejar, con un mayor potencial de problemas si compra mucho o usa la tarjeta con regularidad.

Swipe a credit card

Como regla general, usted debe pagar su saldo de tarjeta de crédito de tienda-en su totalidad dentro del primer ciclo de facturación. En otras palabras, hace sus compras a crédito para ganar las recompensas, pero si paga la deuda inmediatamente después de haberse incurrido en ella, evitará los altos cargos por intereses y cargos ocultos que pueden surgir si usted permite que la cuenta tenga un saldo pendiente de mes a mes.

Con esto en mente, el crédito de tiendas tiene que ser usado con moderación y en forma estratégica, no tomando una deuda que no pueda pagar en menos de un mes desde que realice la compra. Eso quiere decir que cuando se trata de grandes compras para elementos de electrónica, muebles o un nuevo vestuario, la mejor estrategia es ahorrar de antemano, como si fuera a hacer la compra en efectivo. Entonces, una vez que se originó la deuda, usted lo paga inmediatamente.

Con esta estrategia, el crédito de las tiendas se puede utilizar con eficacia para aprovechar las recompensas y los incentivos asociados a la venta que se está promoviendo, sin poner su situación financiera en riesgo. Tiene que ser un poco más disciplinado que lo que lo sería incluso con una tarjeta de crédito tradicional, pero si usted tiene los medios y la restricción de hacerlo de la manera correcta, entonces incluso estas “riesgosas” tarjetas de crédito puede valer la pena al final.