Pregunte al Experto: ¿Debería prestarle dinero a mi familia?

¿Debería ayudar a mi hermano con su deuda?

Es esencial entender los riesgos asociados cuando se mezclan las finanzas con la familia.

Mi hermano está muy endeudado, no tiene trabajo y necesita ayuda. Quiero ayudarlo, pero a la vez no quiero arruinar nuestra relacion de hermandad al involuclar las finanzas con la familia. No es que él sea perezoso o vago, sino que en este momento no ha logrado encontrar un trabajo fijo. Soy consciente que esto le golpea su orgullo pues él no hubiera acudido a mí a menos que estuviera realmente desesperado, por lo que esto hace muy difícil la decisión que tengo que tomar.

¿Qué debo hacer?

Michelle B.
Sacramento, CA

 

Una respuesta de nuestra experta Beatriz Hartman

Hola Michelle,

No hay respuesta fácil a esta pregunta, sin embargo te puedo dar algunos consejos para tomar la mejor decision posible, aunque en última instancia todo dependerá de lo que tú decidas hacer a un nivel más personal. Lo que yo puedo hacer es ayudarte a analizar las ventajas y desventajas para que puedas tomar una decisión con el mayor conocimiento posible acerca de todas las implicaciones que este tipo de situaciones conlleva.

Tú tienes toda la razón, perstarle dinero a un familiar puede ser la receta perfecta para un desastre. Para evitar que esto sea así, debes tratar el tema con mucho cuidado y detalle, y así poder prestarle dinero a tu hermano y a la vez disfrutar de tus vacaciones sin tensiones o peleas que puedan ser producidas a raiz del préstamo.

Primero que todo es importante resaltar que la situación de tu hermano es temporal. Con suficiente tiempo y esfuerzo seguramente va a encontrar un trabajo de tiempo completo, especialmente ahora que el mercado laboral se ha ido fortaleciendo con el transcurrir de los meses.

Esta situación es completamente diferente a por ejemplo prestarle dinero a un familiar que no quiere trabajar. Sin embargo, igualmente existen algunos riesgos financieros que debes entender antes de empezar a prestar cualquier cantidad de dinero.

Considera lo que mencionaste acerca de cómo para él pedirte dinero prestado puede golpear su orgullo. Eso probablemente significa que él ya ha explorado cualquier otra posibilidad antes de acudir a tí. Entonces sus ahorros, inversiones u opciones de retiro ya se le deben de haber agotado, sus tarjetas de crédito deben estar al máximo y sin cupo de endeudamiento, puede que tenga varios préstamos al día de pago, e incluso deudas con amigos u otros familiares.

Esto quiere decir que apenas él consiga trabajo, es muy probable que él tenga que responder por muchas otras deudas, y tú como su hermana, puede que vayas a tener una prioridad de pago muy baja. Por lo tanto puede que le tome inlcuso años antes de que pueda empezar a pagarte, eso si es que en últimas te va a devolver el dinero.

Hay un antiguo proverbio que dice que uno nunca debe prestar dinero que a uno le importe perder, y me parece que en este caso aplica en tu situación. Si prestas dinero que sabes que puede que nunca te lo devuelvan, en últimas no vas a estar decepcionada o frustrada si tu hermano no te paga a tiempo o si nunca te paga.

Entonces mi consejo es que primero revises tus propias finanzas para ver si tienes una cantidad de dinero disponible que no te importaría prestar e incluso perder. Si tienes dinero que no estás siendo utilizado para algo más, y si el dinero que estás prestando no retrasaría alguna compra importante, entonces estás en una posición donde sí puedes prestarle a tu hermano.

Mi siguiente consejo sería que te asegures que al dinero se le vaya a dar un buen uso. Si el dinero que estás prestando va a ser utilizado exclusivamente para pagar intereses o penalidades, entonces el dinero no va a generar un impacto real sobre la deuda, y esto sería una forma de malgastar el dinero que se ha prestado.

También deberías discutir con tu hermano lo que él planea hacer en el futuro. ¿Está la bancarrota fuera de discusión? Si lo está ¿por qué? Si el crédito de tu hermano está en su peor momento, y no está protegiendo ningún activo principal, entonces en realidad lo único que él estaría evitando sería el estigma de pasar por el proceso de bancarrota. Por último, sería bueno que averigües si tu hermano ha acudido a algún tipo de asesoramiento crediticio para tener una opinión profesional de su caso.

Él también podría conseguir un trabajo de media jornada o de remuneración por horas, y hacer pagos reducidos de sus deudas a través de un programa de gestión de deudas. Si sus deudas ya están muy avanzadas podría considerar refinanciar algunas de estas. Estas son opciones que le podrían ayudar a salir adelante antes de conseguir un trabajo fijo que esté dentro de su perfil profesional.

Evalúa todas las opciones con cuidado y toma una decisión. Si tu hermano necesita una evaluación de expertos para entender sus opciones, aquí estamos par ayudarle.