Perfil de cliente: Matilde C.

perfil de matilde

Cómo una mujer pagó $ 80,000 en deuda de tarjeta de crédito en menos de 5 años

En 2008, Matilde y su esposo admitieron haber comprado cosas innecesarias por no decir “basura” con sus tarjetas de crédito, pero estaba bien. Con dos salarios, podían permitírselo. Sin embargo, no estaban ahorrando nada. Más tarde ese año, su esposo se lastimó la espalda y ya no pudo trabajar.

Credit Card Trap

Con un solo sueldo, Matilde usó sus seis tarjetas de crédito solo para pagar las facturas, y no se lo contó a su esposo. Irónicamente, Matilde trabajó como gerente en el departamento de psicología de la Universidad de Miami. Sabía que lo que estaba haciendo se llamaba “negación”, pero estaba preocupada por su marido.

“Él estaba muy deprimido y yo no quería que se preocupara por las cuentas”, recuerda. “Las cosas se estaban poniendo fuera de control”. No quería decirle, porque pensé que lo lastimaría o lo afectaría más. Así que durante tres años, pagué los servicios públicos y las facturas con mis tarjetas de crédito, y pagué las tarjetas de crédito con mi cheque de pago.”

El plan de Matilde salió mal: su deuda de tarjeta de crédito se disparó a $ 80,000. Finalmente, ella consultó a Consolidated Credit. Este año, ella quedó libre de deudas. Solo el 4 por ciento de los clientes de Consolidated Credit tiene más de $ 50,000 en deuda, por lo que el logro de Matilde es especialmente notable. ¿Cómo lo hizo?

Mientras Matilde protegía a su marido del estrés de la deuda, se estaba sobre esforzando a sí misma…

“Tenía tan poco dinero”, dice ella. “Tú piensas, ‘¿Qué pasa si algo sucede, o mis hijos necesitan algo y yo no puedo pagarlo?’ Eso fue bastante intenso y me hizo estresar demasiado. Estuve al… borde, allí por un tiempo.”

Finalmente decidió buscar ayuda…

“Cuando estaba al final de mi carrera, fue que pensé: ‘No puedo seguir haciendo esto, ya no puedo cumplir con mis obligaciones financieras’ – Llamé al Programa de Asistencia al Empleado en la Universidad de Miami. Ellos me recomendaron a Consolidated Credit.”
Sus seis pagos de las tarjetas de crédito se consolidaron en uno, y sus tasas de interés se redujeron…

“¡Ustedes fueron increíbles! Consolidated Credit redujo el programa. La única deuda que tendré son los frenos dentales (braces) de mi hija. Y le dije a ella: “¡Déjame estar libre de deudas por un mes, primero!”

A los 51 años, comenzó a pensar en sus años dorados por primera vez…

“Estaba más concentrada en salir de los problemas y ni siquiera estaba pensando en eso”, dice Matilde acerca de la jubilación. “Ahora que estoy libre de deudas, me estoy enfocando en retrasar mi placer de disfrutar las cosas más adelante. Todavía estoy aprendiendo cómo usar el dinero sabiamente para establecerme, así que cuando me retire no tenga que depender de mis hijos. Ahora que estoy en una situación en que puedo realmente pagarme a mí misma, en lugar de las tarjetas de crédito, estoy empezando a centrarme en abrir una cuenta Roth IRA.”

Ella alienta a la gente endeudada a buscar ayuda…

“Una vez que tomas esos primeros pasos en lo desconocido, la sensación de temor que te provoca pensar que nunca terminará, termina”. Aunque es un camino largo, cada mes se está un paso más cerca. Y antes de que uno lo perciba, se está allí. Recuerdo haber pensado: ‘Esto nunca va a terminar’. Entonces vi cómo los estados de cuenta y los saldos adeudados bajaban, ¡realmente estaba sucediendo!”

Ese pago final trajo un gran alivio y su esposo le puso un anillo, nuevamente…
“¡Me sentí muy emocionada! Esa sensación de alivio es lo mejor que se puede experimentar”, se regocija al recordar. “Mi esposo estaba histérico, estaba muy feliz. Poco después, me regaló un anillo de diamantes de aniversario. Me hizo cerrar los ojos, se arrodilló y me pidió que me casara con él otra vez. Él dijo: ‘Cariño, lo hiciste, estoy muy orgulloso de ti’ “.

Las deudas de Matilde se han ido, y su confianza ha vuelto…

“Al principio, había una sensación de vergüenza. Estaba enojada conmigo misma por crear ese lío. Ya no es algo sombrío para mí, y mi familia. Incluso comencé a hacer ejercicio. Ahora tengo un futuro que esperar. Estoy entusiasmada con eso, y quiero estar saludable para disfrutarlo.”

Matilde está agradecida con la Universidad de Miami y con Consolidated Credit…

University of Miami campus “Llamé al programa de asistencia al empleado, y les di las gracias. Quería que supieran que me ayudaron. Les dije que funcionaba, estoy en un lugar mucho mejor y continuaré refiriendo a Consolidated Credit, a todo aquel que se encuentre en dificultades financieras. La carta que obtuve de ustedes, felicitándonos por nuestro arduo trabajo, le dije a mi esposo que tenemos que enmarcarla. Le agradecemos mucho a Consolidated Credit por habernos brindado el apoyo que necesitábamos para alcanzar nuestras metas.”

¿La deuda está arruinando su autoimagen? ¡No la deje actuar más!

La deuda puede aplastar su confianza en sí mismo. Matilde pagó sus deudas y restauró su autoestima. Usted también puede lograrlo. Si está endeudado, llame a Consolidated Credit y permita que nuestros consejeros de crédito certificados lo ayuden. La llamada es gratuita, como lo es la consulta también. Marque 1-800-320-9929 o solicite nuestro análisis de deuda gratuito en línea.