Perfil del cliente: Carlos E.

perfil de carlos

Veterano regresa a pelear una guerra con una deuda en casa

Veterano retirado lucha en una guerra contra su deuda de 30.000 dólares

Durante ocho años, Carlos E. luchó en el frente en Irak. Después de los últimos tres despliegues que terminaron en 2012, le diagnosticaron depresión y trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés). A pesar que el sargento de infantería ya está retirado, todavía está luchando – esta vez, es una batalla contra la deuda. Y antes de contactar a Consolidated Credit, la estaba perdiendo.

“Yo no sabía cómo hacerle frente”, dice, y eso lo llevó a “situaciones irresponsables” como refinanciar su Dodge Journey 2000. Casarse y divorciarse por segunda vez aumentó aún más sus deudas. ¿Lo peor de todo? Carlos culpa a su enfermedad, combinado con “un ingreso estable”.

Sí, un ingreso estable le causó problemas a Carlos…

“Debido a que tuve un ingreso estable, mi banco y otras instituciones locales siguieron dándome préstamo tras préstamo”, dice. Los aceptó todos sin pensar.
“Tenía alrededor de ocho tarjetas de crédito y cinco préstamos. Tenía todas estas cosas pasando por mi mente. Simplemente no podía entender financieramente cómo me estaba metiendo en un oscuro agujero de deuda”.

Su segundo matrimonio agregó a sus deudas…

“El mayor error para mí fue casarme por segunda vez. Gasté mucho dinero innecesario en comprar cosas para complacerla. Simplemente no elaboré ningún presupuesto. Financié un vehículo de 14.000 dólares a mi nombre, sólo porque ella quería un auto. No comíamos en casa, no comprábamos, por lo general, comestibles, ya que comíamos fuera de casa cada noche. Yo soportaba su hábito de fumar; ella no trabajaba. Podría seguir y seguir enumerando.”

El siguiente error más grande…

“El segundo mayor error fue refinanciar mi vehículo”, dice. “Pedí un préstamo para comprar el auto, y cuando me dieron ese préstamo gasté el dinero en otra cosa. En el 2014 mi coche vale $ 1,000 por el libro azul o para cualquier banco, y todavía debo $ 6,000 por él. ”

Carlos decidió buscar ayuda financiera…

“Fui a un consejero financiero, y lo primero que dijeron, fue: ‘necesitas hablar con una compañía de consolidación de deudas'”, recuerda. “Tuve la opción de ir a uno militar, pero yo había visto el comercial de Consolidated Credit en la televisión y decidí, en cambio, ir allí. El consejero me dijo muy claramente, que esto es lo ellos podían y lo que ellos no podían hacer por mí.”

Carlos está en el camino hacia la libertad financiera. Consolidated Credit fue su gracia salvadora…

“Consolidated Credit fue como un milagro”, dice. “Cuando estaba en la oscuridad, vinieron con luz, e iluminaron el camino. Después de hacer esa llamada, sentí que había una solución. Puedo empezar a cuidar de esto, en lugar de simplemente sentarme en casa preocupado y pensando cómo voy a pagar toda esta deuda el resto de mi vida. Han pasado casi cuatro años, y no me arrepiento de haberlos llamado. En realidad se puede ver actualmente la deuda desapareciendo”.

El programa de manejo de la deuda enseñó a Carlos algunas lecciones financieras…

“Yo presupuesto ahora. Puedo comprar toda mi ropa en tiendas de segunda mano”, dice. “La nueva forma para mí, es ahorrar más. Yo estaba tirando dinero antes, pero ahora sí gasto el dinero de una buena manera y lo invierto de forma conveniente, eso hará que el dinero vuelva a mí. Estoy muy agradecido. Hoy soy un hombre diferente.”

Para todos aquellos que se encuentran cargados de deudas, Carlos dice…

“Sal de los malos hábitos. Contacte con quienes hacen programas de consolidación, y vea lo que ellos pueden hacer por usted. Estaba tan endeudado, y ahora estoy muy aliviado.”

Carlos tiene tanto su PTSD como sus finanzas bajo control…

“Me sentí honrado de servir en Irak. Hice tres recorridos por allí. En este momento me siento ‘arriba y abajo’, es estable, es manejable, es mejor de lo que era “, dice de su PTSD y depresión.

“Consolidated Credit me ayudó a entender que no importa lo mal que mi inestabilidad financiera haya sido, debo mantener mi dignidad y el respeto en mí mismo, porque yo valgo la pena”.

Carlos da las gracias…

“Gracias Consolidated Credit – desde el corazón de un muy agradecido veterano del Ejército de los EE.UU.”.
Y gracias Carlos E. por sus servicios, de parte de todos nosotros, en Consolidated Credit.

¿Está usted en guerra con la deuda? Consolidated Credit puede ayudarle a luchar una buena lucha …

¿Se siente como si estuviera en una batalla constante con la deuda? Como Carlos, busque la ayuda que necesita para lograr tranquilidad. Consolidated Credit le ofrece asistencia especializada para miembros del servicio militar y veteranos que luchan con asuntos financieros. Llámenos gratis al 1-800-320-9929. Nuestros consejeros de crédito certificados estarán encantados de ayudarlo. O, para averiguar la cantidad de deuda que tiene, solicite un análisis de deuda y presupuesto gratuito en línea.