Cómo sobrevivir y prosperar tras un despido

Consejos y sugerencias para ayudarle a través de los días, meses, e incluso años después de la pérdida de un empleo.

Perder el trabajo es uno de los eventos más estresantes de la vida y mantener una actitud positiva en la búsqueda de uno nuevo puede ser un reto. La preocupación constante por cómo va a pagar sus cuentas, puede hacerse cargo de su mente; y la vergüenza, la ira, la traición y otras emociones pueden incluso entrar en juego. Sin embargo, no todo está perdido ante esta mala situación. De hecho, puede ser la oportunidad para que usted y su familia puedan reunirse y poner en práctica un poco de planificación financiera. Puede incluso encontrar un trabajo mejor remunerado o más satisfactorio – sólo deberá tener un plan para superar la falta de ingresos.

Independientemente del tiempo que podría tomar para encontrar otro trabajo, es importante poner en marcha un plan, por si acaso.

Estas son algunas de las estrategias financieras para ayudarle a sobrevivir a un despido.

  • Presupuesto. Elabore, vuelva a evaluar y modifique su presupuesto. Corte los gastos para evitar el uso de tarjetas de crédito para llenar los vacíos. Esas deudas se acumulan rápidamente y pueden llegar a ser inmanejable.
  • Revise inmediatamente los beneficios de desempleo. Averigüe si usted es elegible. La mayoría de los trabajadores son elegibles si el despido o pérdida de empleos fue por causas ajenas a su propia cuenta. Visite https://www.dol.gov/ (en inglés), haga clic en “unemployment” (“desempleo) para obtener información sobre los beneficios y los enlaces a la información de su estado. Si reúne los requisitos, asegúrese de retener los impuestos sobre el dinero que recibe ahora para evitar enfrentar una cantidad más grande de lo esperado, cuando presente su declaración de impuestos del presente año.
  • Revise sus beneficios. Averigüe qué tipo de indemnización puede recibir por su despido. También es necesario ver si puede guardar el dinero que haya acumulado en un plan de jubilación de la empresa, ya sea que su compañía ofrezca inserción laboral o ayude con la confección de un “curriculum vitae”, y verifique si usted tiene horas extras no pagadas o de vacaciones que estén devengadas. Si no está dejando su trabajo en malos términos, pregunte a su supervisor por una carta de referencia y algunas sugerencias que le pueda aportar para su búsqueda de empleo.
  • Elabore un plan para sus cuentas. Si usted cree que podría tener problemas para hacer sus pagos, busque ayuda rápidamente para evitar sobre-endeudarse o declararse en bancarrota. Negocie con sus acreedores para lograr llegar a un acuerdo de efectuar pagos más bajos de forma temporal. La negociación con sus acreedores por su cuenta es posible, pero puede ser estresante. Es posible que desee contar con la ayuda de una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro que pueden trabajar con sus acreedores en su nombre.
  • Permanezca asegurado. Si usted estaba cubierto por un seguro de salud, es posible que pueda continuar con su cobertura bajo COBRA por su propia cuenta. Es probable que tenga que pagar la prima completa, más un cargo administrativo del 2 por ciento. La Ley de Asistencia Asequible puede ser una alternativa más barata, dado que la cobertura se basa en los ingresos de las personas.
  • Haga planes de contingencia. Si bien puede ser difícil de pensar, considere la venta de activos, como un barco o un coche extra si usted no puede encontrar un trabajo pronto que sea como su antiguo salario. Mudarse a una casa menos costosa, o ajustando su póliza de seguro de vida, si es posible, son buenas opciones a considerar si usted está luchando para llegar a fin de mes. Sin embargo, antes de hacerlo, busque asesoramiento profesional para revisar sus opciones y evitar acabar con todo lo que posee.
  • Logre ser ahorrativo en forma creativa. Mire y revise cada gasto y vea donde se pueden hacer cambios hasta que esté recuperado. Salir a comer afuera menos, por ejemplo, puede ser un buen comienzo.
  • Pida ayuda. No sea tímido en buscar ayuda de las agencias gubernamentales y de la comunidad. Descubra qué recursos están disponibles en su comunidad y aprovéchelos.
  • Como trabajador temporal. El trabajo temporal puede no ser su primera opción, pero lo ayudará a pagar las cuentas. Incluso puede convertirse en un “trabajo real” después que su designación haya terminado.

Estrategias para la búsqueda de empleo

La búsqueda de un puesto de trabajo puede ser estresante y ser una experiencia con un alto grado de ansiedad, pero hay maneras de mantenerse sano durante el proceso de búsqueda de empleo.

  • Evalúe sus habilidades. Tómese su tiempo para reflexionar y recordar los trabajos que realmente ha disfrutado en el pasado. Si lo hace, puede ayudarle a pensar en nuevos puestos de trabajo o de carreras que le gustaría probar.
  • Prepare el papeleo y cree o actualice su currículum vitae. Reúna su información – historial de trabajo, responsabilidades y sus logros. Tenerlos a mano para todas las aplicaciones que probablemente deberá llenar.
  • Revise su reporte de crédito. La mayoría de los empresarios en estos días llevan a cabo una verificación de antecedentes, que también incluye una revisión del reporte de crédito del empleado. Compruebe el suyo con antelación para asegurarse de que la información que contiene sea exacta y actualizada. Corrija los errores de inmediato.
  • Busque referencias en su círculo cercano. Referencias personales son la mejor manera de encontrar un trabajo. Contacte a todas las personas que conozca para conocer sobre ideas o sugerencias sobre potenciales puestos de trabajo y de empleadores. Pregunte si puede mencionar su nombre cuando se comunique con alguien referido, y no se olvide de darles las gracias después.
  • Vaya a la caza. Busque puestos de trabajo en línea, en su diario local, y a través de agencias de empleo locales. Visite la biblioteca por libros que se refieren al modo de escribir los curriculums vitae y sobre las entrevistas de trabajo. En las oficinas locales de desempleo/Workforce One realizan talleres y cuenta con recursos para personas que buscan empleo. Aproveche estos recursos gratuitos y sus seminarios.
  • Proteja su identidad. Tenga mucho cuidado al proporcionar información personal a un posible empleador a través de Internet. Llame a la compañía para verificar que la oferta de trabajo es legítima.
  • Prepárese para las entrevistas. Busque en la Internet consejos sobre lo que los profesionales de Recursos Humanos evalúan de los que buscan trabajo. Descubra acerca de las preguntas que les gusta hacer. Pida a los miembros de la familia o a los amigos para obtener la retroalimentación de lo que intenta decir, e incluso de lo que piensa vestir para la entrevista. No se olvide de preparar la documentación que necesita llevar, incluyendo su licencia de conducir y la tarjeta del Seguro Social.
  • Considere la posibilidad de un cambio de carrera. Si usted trabajó en una industria que está en declive u ocupando las tareas de esos puestos de trabajo en el extranjero, es posible que desee considerar un cambio de carrera. Antes, sin embargo, es posible que desee trabajar como pasante en ese nuevo campo para asegurarse de que es algo que usted quiera hacer.
  • Considere la posibilidad de iniciar su propio negocio. Si le parece que todo está perdido, es posible que desee iniciar un negocio. Tenga en cuenta que puede ser muy arriesgado, ya que la mayoría de las nuevas empresas no obtienen resultados antes de atravesar los dos primeros años. Por lo tanto, debería elegir una empresa con una trayectoria sólida y obtener el asesoramiento de otros con experiencia. También asegúrese de que es una industria que conoce y que tiene la experiencia necesaria para tener éxito.
  • Desarrolle una rutina. Establezca un horario para la investigación sobre los trabajos, para hacer llamadas telefónicas y conectarse en las redes. Se puede tomar un tiempo para recuperarse así que prepárese mentalmente. Asegúrese de comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente. Si usted está experimentando ataques de pánico, ansiedad o depresión, busque ayuda de un profesional de salud mental.
  • Encuentre el apoyo que necesita. Mantenga abiertas las líneas de comunicación con su cónyuge. Unirse a un grupo de apoyo es un gran mecanismo de supervivencia.

Esté saludable, tanto en lo físico como en las finanzas

Un período de suspensión en su actividad, una pérdida del empleo o incluso una reducción salarial pueden tener efectos devastadores sobre la salud personal y financiera. El trabajo es una parte importante de nuestra identidad, y no tener uno, puede ser aterrador, incluso traumático. Si usted ha estado desempleado durante un tiempo y necesita ayuda para ordenar sus finanzas, nuestros consejeros de crédito certificados pueden ser capaces de ayudar. Llame al a Consolidated Credit o solicite en línea, un Análisis Gratuito de Deuda y Presupuesto.