Cómo sobrevivir financieramente a un despido y otros desafíos en el empleo

Consejos y sugerencias para ayudarle a través de los días, meses, e incluso años después de perder el empleo

Consolidated Credit le brinda consejos y sugerencias para ayudarle a través de los días, meses, e incluso años después de perder el empleo.Perder el empleo es uno de los eventos más estresantes de la vida y mantener una actitud positiva en la búsqueda de uno nuevo puede ser un reto. La preocupación constante por pagar sus cuentas puede apoderarse de su mente; y la vergüenza, la ira, la traición y otras emociones pueden incluso entrar en juego. Sin embargo, no todo está perdido ante esta mala situación. De hecho, puede ser la oportunidad para que usted y su familia puedan reunirse y poner en práctica un poco de planificación financiera. Puede incluso encontrar un trabajo mejor remunerado o más satisfactorio, sólo deberá tener un plan para superar la falta de ingresos.

Independientemente del tiempo que podría tomar para encontrar otro trabajo, es importante poner en marcha un plan

Estas son algunas de las estrategias financieras para ayudarle a sobrevivir un despido.

  • Presupuesto. Elabore, vuelva a evaluar y modifique su presupuesto. Corte los gastos para evitar  llenar los vacíos con tarjetas de crédito. Esas deudas se acumulan rápidamente y pueden llegar a ser inmanejables.
  • Revise inmediatamente los beneficios de desempleo. Averigüe si usted es elegible. La mayoría de los trabajadores son elegibles si el despido o pérdida de empleos fue por causas ajenas. Visite https://www.dol.gov/ (en inglés), haga clic en «unemployment» (desempleo) para obtener información sobre los beneficios y los enlaces a la información de su estado. Si reúne los requisitos, asegúrese de retener los impuestos sobre el dinero que recibe ahora para evitar enfrentar una cantidad más grande de lo esperado, cuando presente su declaración de impuestos.
  • Revise sus beneficios. Averigüe qué tipo de indemnización puede recibir por su despido. También es necesario ver si puede guardar el dinero que haya acumulado en un plan de retiro de la empresa, ya sea que su compañía ofrezca inserción laboral o ayude con la confección de un «curriculum vitae», y verifique si usted tiene horas extras no pagadas o de vacaciones que estén devengadas. Si no está dejando su trabajo en malos términos, pregunte a su supervisor por una carta de recomendación y algunas sugerencias que le pueda aportar para su búsqueda de empleo.
  • Elabore un plan para sus cuentas. Si usted cree que podría tener problemas para hacer sus pagos, busque ayuda rápidamente para evitar sobre-endeudarse o declararse en bancarrota. Negocie con sus acreedores para lograr llegar a un acuerdo de efectuar pagos más bajos de forma temporal. La negociación con sus acreedores por su cuenta es posible, pero puede ser estresante. Es posible que desee contar con la ayuda de una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro que pueden trabajar con sus acreedores en su nombre.
  • Permanezca asegurado. Si usted estaba cubierto por un seguro de salud, es posible que pueda continuar con su cobertura bajo COBRA por su propia cuenta. Es probable que tenga que pagar la prima completa, más un cargo administrativo del 2 por ciento. La Ley de Asistencia Asequible (Affordable Care Act) puede ser una alternativa más barata, dado que la cobertura se basa en los ingresos de las personas.
  • Haga planes de contingencia. Si bien puede ser difícil de sopesar, considere la venta de activos, como un barco o un coche extra, si no puede encontrar un trabajo pronto con el mismo salario. Mudarse a una casa menos costosa o ajustar su póliza de seguro de vida, si es posible, son buenas opciones a considerar si usted está luchando para llegar a fin de mes. Sin embargo, antes de hacerlo, busque asesoramiento profesional para revisar sus opciones y evitar acabar con todo lo que posee.
  • Logre ser ahorrativo en forma creativa. Mire y revise cada gasto y vea donde se pueden hacer cambios hasta que esté recuperado. Salir a comer afuera menos, por ejemplo, puede ser un buen comienzo.
  • Pida ayuda. No sea tímido en buscar ayuda de las agencias gubernamentales y de la comunidad. Descubra qué recursos están disponibles en su comunidad y aprovéchelos.
  • Como trabajador temporal. El trabajo temporal puede no ser su primera opción, pero le ayudará a pagar las cuentas. Incluso puede convertirse en un «trabajo real» después que su designación haya terminado.

Estrategias para buscar trabajo luego de perder el empleo

La búsqueda de un empleo puede ser estresante y ser una experiencia con un alto grado de ansiedad, pero hay maneras de mantenerse sano durante el proceso de búsqueda de empleo.

  • Evalúe sus habilidades. Tómese su tiempo para reflexionar y recordar los trabajos que realmente ha disfrutado en el pasado. Si lo hace, puede ayudarle a pensar en nuevos puestos de trabajo o carreras que le gustaría probar.
  • Prepare el papeleo y cree o actualice su currículum vitae. Reúna su información, historial de trabajo, responsabilidades y logros. Téngalos a mano para todas las aplicaciones que probablemente deberá llenar.
  • Revise su reporte de crédito. La mayoría de los empresarios en estos días llevan a cabo una verificación de antecedentes, que también incluye una revisión del reporte de crédito del empleado. Compruebe el suyo con antelación para asegurarse de que la información que contiene sea exacta y actualizada. Corrija los errores de inmediato.
  • Busque referencias en su círculo cercano. Referencias personales son la mejor manera de encontrar un trabajo. Contacte a todas las personas que conozca para conocer sobre ideas o sugerencias sobre potenciales puestos de trabajo y de empleadores. Pregunte si puede mencionar su nombre cuando se comunique con alguien referido, y no se olvide de darles las gracias después.
  • Vaya a la caza. Busque puestos de trabajo en línea, en su diario local, y a través de agencias de empleo locales. Visite la biblioteca por libros que se refieren al modo de escribir los curriculums vitae y sobre las entrevistas de trabajo. En las oficinas locales de desempleo/Workforce One realizan talleres y cuentan con recursos para personas que buscan empleo. Aproveche estos recursos gratuitos y sus seminarios.
  • Proteja su identidad. Tenga mucho cuidado al proporcionar información personal a un posible empleador a través de Internet. Llame a la compañía para verificar que la oferta de trabajo es legítima.
  • Prepárese para las entrevistas. Busque en la Internet consejos sobre lo que los profesionales de Recursos Humanos evalúan de los que buscan trabajo. Investigue sobre las preguntas que les gusta hacer. Pida a los miembros de la familia o amigos que lo  evalúen para obtener crítica constructiva de lo que intenta decir, e incluso de lo que piensa vestir para la entrevista. No se olvide de preparar la documentación que necesita llevar, incluyendo su licencia de conducir y la tarjeta del Seguro Social.
  • Considere la posibilidad de un cambio de carrera. Si usted trabajó en una industria que está en declive u ocupando las tareas de esos puestos de trabajo en el extranjero, es posible que desee considerar un cambio de carrera. Antes, sin embargo, es posible que desee trabajar como pasante en ese nuevo campo para asegurarse de que es algo que usted quiera hacer.
  • Considere la posibilidad de iniciar su propio negocio. Si le parece que todo está perdido, es posible que desee iniciar un negocio. Tenga en cuenta que puede ser muy arriesgado, ya que la mayoría de las nuevas empresas no obtienen ganancias antes de atravesar los dos primeros años. Por lo tanto, debería elegir una empresa con una trayectoria sólida y obtener el asesoramiento de otros con experiencia. También asegúrese de que es una industria que conoce y que tiene la experiencia necesaria para tener éxito.
  • Desarrolle una rutina. Establezca un horario para la investigación sobre los trabajos, para hacer llamadas telefónicas y conectarse en las redes. Se puede tomar un tiempo para recuperarse así que prepárese mentalmente. Asegúrese de comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente. Si usted está experimentando ataques de pánico, ansiedad o depresión, busque ayuda de un profesional de salud mental.
  • Encuentre el apoyo que necesita. Mantenga abiertas las líneas de comunicación con su cónyuge. Unirse a un grupo de apoyo es un gran mecanismo de supervivencia.

Manténgase saludable, tanto en lo físico como en las finanzas

Un período de suspensión en su actividad, perder el empleo o incluso una reducción salarial pueden tener efectos devastadores sobre la salud personal y financiera. El trabajo es una parte importante de nuestra identidad, y no tener uno puede ser aterrador, incluso traumático. Si usted ha estado desempleado durante un tiempo y necesita ayuda para ordenar sus finanzas personales, nuestros consejeros de crédito certificados pueden ayudarle. Llame al 1-888-294-3130 o solicite en línea un Análisis Gratuito de Deuda y Presupuesto.

Consejos para evitar problemas de deuda durante períodos de desempleo

Perder el empleo nunca es fácil, pero el estrés de quedarse sin trabajo solo se ve agravado por las dificultades financieras que puede enfrentar por la pérdida de una fuente de ingresos. Si no está preparado financieramente para lidiar con un período de desempleo confiando en sus ahorros, entonces hay muchas posibilidades de que pueda terminar endeudado si le toma algún tiempo encontrar su próxima oportunidad de empleo.

El primer y mejor consejo para evitar deudas durante el desempleo requiere una planificación anticipada, por lo que si ya enfrenta el desempleo, continúe y pase al Consejo #2. De lo contrario, si solo está preparándose para lo peor, este es el consejo perfecto para usted.

Los expertos financieros recomiendan que las personas que devengan ingresos clave en un hogar siempre acunen sus ahorros para salvaguardar sus finanzas contra el riesgo de desempleo. Básicamente, si sus ingresos son necesarios en su presupuesto familiar para pagar las facturas y cubrir los gastos necesarios, entonces debe crear un fondo de ahorros para emergencia para usted en caso de que pierda su empleo.

Esto significa ahorrar suficiente dinero para cubrir todas las facturas mensuales y otros gastos necesarios, como comestibles y gasolina, que ocurren en su presupuesto. Cada mes de gastos presupuestados en sus ahorros es un mes que podría pasar sin ningún ingreso y aún así estar bien.

La mayoría de los expertos recomiendan que se ahorren al menos 3-6 meses de ahorro. Sin embargo, si el desempleo es alto o su mercado laboral particular es altamente competitivo, es posible que desee ahorrar hasta un año sin trabajo. Puede que no sea fácil ahorrar tanto, pero valdrá la pena si pierde su empleo y no puede encontrarlo de inmediato.

El primer paso que debe tomar cuando pierde su trabajo es revisar el presupuesto de su hogar . Reduzca todos los gastos innecesarios, tales como: su café matutino del barista, salir a cenar, costos adicionales de entretenimiento, suscripciones a revistas y cuentas de entretenimiento. Cualquier cosa que no necesite debe cortarse temporalmente hasta que tenga un nuevo trabajo y un nuevo flujo de ingresos.

Por supuesto, tenga en cuenta que recortar TODO lo extra de su presupuesto puede no ser fácil y también puede ser difícil de mantener con el tiempo. Entonces, si está bastante seguro de que puede obtener un nuevo trabajo rápidamente, puede decidir que solo necesita reducir en lugar de recortar por completo.

Por ejemplo, puede optar por mantener un servicio de transmisión de películas, pero elimine los otros si actualmente tiene más de un servicio. Si es un entusiasta de los restaurantes, puede optar por reducir sus comidas a una noche de fin de semana en lugar de salir 3-4 veces por semana.

En algunos casos, también puede reducir sus facturas mensuales hablando con proveedores de servicios para reducir el costo de sus planes. Por ejemplo, si tiene cable o satélite, vea si puede cortar canales premium o paquetes adicionales que tenga en su cuenta y simplemente pagar por un servicio básico. Dependiendo de los términos de su contrato, también puede reducir el plan de datos en su plan móvil para reducir su factura celular.

Y, refiriéndonos de nuevo a la Sugerencia #2, algunos servicios deberían cortarse por completo. Para cualquier servicio de transmisión que ofrezca una opción gratuita, debe cancelar su plan si puede salir de él sin penalizaciones. A menudo, las opciones gratuitas significan más anuncios, pero vale la pena ahorrar para escuchar o ver algunos anuncios cuando no tiene ingresos.

Si puede recibir asistencia por desempleo, ¡regístrese lo antes posible! Visite  www.dol.gov (en inglés), haga clic en «unemployment» (desempleo) para obtener información sobre beneficios y enlaces a la información de su estado.

Asegúrese de comprender cuánto recibirá, en cuánto tiempo puede recibirlo y qué puede hacer para extenderlo si su período de desempleo es más largo de lo esperado. Lo último que querrá hacer es dejar que sus beneficios de desempleo se detengan porque olvidó presentar la documentación a tiempo para obtener una extensión.

También debe leer atentamente las reglas para los beneficios de desempleo en su estado para asegurarse de no hacer nada que ponga en peligro los fondos que recibe por un tecnicismo. Por ejemplo, si tiene la capacidad de trabajar independientemente o realizar trabajos de consultoría en su campo, puede reducir o eliminar sus beneficios de desempleo por completo. Lo mismo es cierto si elige un empleo a tiempo parcial.

En cualquier caso, es posible que también deba presentar documentos que detallen el trabajo que está haciendo y las horas que trabaja mientras busca empleo a tiempo completo. Asegúrese de ser preciso y honesto, ya que puede perjudicar su elegibilidad para los beneficios y los cheques de desempleo simplemente pueden dejar de llegar.

También tenga en cuenta que incluso el trabajo voluntario puede afectar su elegibilidad para beneficios. Dado que los beneficios de desempleo solo se distribuyen si puede trabajar y ser voluntario significa que no está disponible durante un cierto número de horas cada semana, es posible que no califique para recibir el desempleo. Una vez más, las reglas varían según el estado, así que asegúrese de comprender las reglas de su estado antes de realizar cualquier trabajo adicional.

Si pierde su trabajo y tiene deudas de tarjetas de crédito, es poco probable que pueda hacer otra cosa que los pagos mínimos en sus facturas hasta que encuentre otra fuente de ingresos. Esto significa que realmente no va a hacer mella en su deuda con los pagos y, en algunos casos, puede terminar pagando más con el tiempo en intereses adicionales agregados.

Con eso en mente, la consolidación de deuda puede ser una buena opción para reducir o eliminar las tasas de interés aplicadas a su deuda. La opción de consolidación correcta podría reducir significativamente el interés aplicado a su deuda o incluso suspender temporalmente el interés agregado por completo. Esto significará que cada pago que realice se destina a mantener la deuda bajo control en lugar de solo cubrir los intereses adicionales de ese mes.

En algunos casos, la consolidación de deudas también puede reducir la cantidad total que paga en sus facturas de tarjeta de crédito cada mes. Por lo general, solo tendrá que preocuparse por una factura para cubrir todas sus deudas. Esto ayuda a aliviar el estrés financiero para que pueda concentrarse en encontrar un nuevo trabajo en lugar de preocuparse por las facturas.

Si es propietario de una vivienda, lo último que desea enfrentar durante el desempleo es la amenaza adicional de ejecución hipotecaria de su vivienda. Con eso en mente, debe considerar las opciones de prevención de ejecuciones hipotecarias si tiene alguna inquietud de que no podrá cubrir sus facturas hipotecarias mensuales (HOA y otras tarifas que puede tener que pagar para mantener su hogar).

En algunos casos, dependiendo de cuándo solicitó su hipoteca, dónde vive y qué tipo de préstamo tiene, también puede aprovechar los programas de asistencia para el pago de hipotecas en su estado. Estas opciones pueden permitirle refinanciar o modificar su hipoteca existente. Algunos programas incluso ofrecen asistencia para cubrir los pagos hipotecarios perdidos durante un período de desempleo.

Cómo lidiar con recortes salariales u horas reducidas en el trabajo

Un cambio en sus ingresos está bien cuando está a su favor. Por otro lado, cuando la cantidad que recibe en su cheque de pago cae repentinamente debido a un cambio en su situación laboral, puede ser desastroso para su presupuesto y su capacidad para mantener la estabilidad financiera. Si no realiza algunos ajustes y la caída de los ingresos continúa, es probable que tome medidas financieras arriesgadas, como tomar de sus ahorros o usar el crédito para cubrir sus gastos. Todo esto tiene un alto potencial para terminar en dificultades financieras.

Los gastos discrecionales son cualquier cosa que no sea una necesidad en su presupuesto, y son lo primero que debe eliminarse cuando tiene una disminución en sus ingresos. Es posible que no necesite cortar absolutamente todo, pero es mejor equivocarse con precaución. Elimine cualquier cosa que no necesite absolutamente desde el principio, inmediatamente después de darse cuenta de que se reducirán sus horas o su pago.

Luego, a medida que se ajusta y se siente cómodo con el monto reducido de su cheque de pago, puede comenzar a agregar estos gastos lentamente para asegurarse de que su presupuesto pueda manejar esos costos adicionales sin deslizarse hacia el rojo.

Ajustar su presupuesto está bien para una solución a corto plazo, pero usted no será feliz viviendo con un presupuesto limitado indefinidamente. Primero evalúe la probabilidad de que su empleador actual restablezca su nivel de ingresos anterior o restablezca las horas tomadas de su horario.

Si la respuesta es que no es probable que lo hagan, o espera que tome un tiempo no especificado, entonces es hora de seguir adelante. Reúna su currículum y comience a buscar otro empleo.

Por otro lado, si el cambio es solo temporal y está dispuesto a aguantar, entonces debe explorar opciones para complementar sus ingresos. Considere un segundo trabajo o un empleo de medio tiempo, tome consultoría o trabajo independiente si está disponible en su campo profesional, o considere oportunidades de empleo para otros miembros del hogar y así le ayuden a llenar el vacío.

La retención de impuestos es la cantidad de dinero que se deduce de cada cheque de pago para que los empleados W-2 cubran los impuestos sobre la renta. La cantidad retenida es una aproximación de lo que le deberá al gobierno el 15 de abril.

Sin embargo, cuando su retención es demasiado alta, significa que el gobierno está sacando más dinero de cada cheque del que necesita, por lo que usted obtiene un reembolso. Un reembolso no es el gobierno que lo recompensa por pagar, sino que le devuelven el dinero porque le cobraron de más.

Disminuir su retención de impuestos significa que recibirá más dinero en cada cheque de pago. Puede ayudar a compensar cualquier pérdida de ingresos que esté enfrentando. Es posible que no obtenga un reembolso tan grande al final de la próxima temporada de impuestos, pero cuando la retención se realiza correctamente, alcanza el punto de equilibrio y no tiene que pagar, mientras tiene más dinero disponible cada mes de ese año.

La clave para evitar acciones financieramente riesgosas, como tomar de los ahorros o usar tarjetas de crédito para cubrir sus facturas y gastos, es reducir sus costos mensuales presupuestados tanto como sea posible. Si bien reducir los gastos discrecionales es un primer paso en ese camino, dependiendo de su estilo de vida, es posible que no se reduzcan lo suficiente como para equilibrar su presupuesto en su nuevo nivel de ingresos más bajos.

Aquí es donde la consolidación de deudas puede resultar invaluable, ya que puede proporcionar una forma de reducir sus pagos mensuales totales dependiendo de la naturaleza de su carga de deuda actual y qué opciones de consolidación es elegible para usar.

Por ejemplo, supongamos que tiene varias tarjetas de crédito de alto interés, cada una con un saldo que supera el 50% de la línea de crédito disponible para una carga de deuda total de más de $5,000. Llevar saldos que son tan altos en relación con esas líneas de crédito le cuesta dinero con el tiempo, porque los cargos por intereses adicionales se suman a altas tasas de interés cuando tiene grandes saldos que se transfieren de mes a mes.

Ahora supongamos que consolida esas tarjetas de crédito en un solo pago utilizando un programa de manejo de deudas en el que puede inscribirse a través de una agencia de c0nsejería de crédito. En promedio, este programa puede reducir sus pagos mensuales totales en un 30-50%, al tiempo que transfiere todas sus deudas en un solo pago fácil cada mes. Todavía paga su deuda en su totalidad, simplemente lo hace de una manera más manejable con su presupuesto limitado.

Si tiene préstamos estudiantiles federales, también puede considerar opciones para la consolidación de préstamos estudiantiles. Puede ofrecer las mismas ventajas de simplificar su calendario de pagos mensuales en una sola factura al tiempo que reduce sus pagos totales. Solo tenga en cuenta que debe buscar la consolidación de préstamos estudiantiles y la consolidación de deudas de tarjetas de crédito por separado, es decir, puede consolidar ambos tipos de deuda, pero no puede juntarlos.

Cómo hacer una transición libre de deudas cuando desea cambiar de empleo o carrera

Mudarse a un nuevo trabajo o incluso cambiar su carrera profesional completa puede ser un momento emocionante en su vida, pero también puede generar estrés adicional, especialmente cuando se trata de sus finanzas.

Sin embargo, la transición a una nueva oportunidad de empleo no tiene que generar miedo en su corazón. Siempre que planifique con anticipación adecuadamente y ajuste sus finanzas en consecuencia, puede dar el salto a un nuevo trabajo sin la preocupación adicional de lo que sucederá con su presupuesto.

Situación de transición 1: sin reubicación, sin pérdida de ingresos

Este es el tipo de transición más fácil de realizar porque no hay muchas preocupaciones adicionales que deba abordar como en otras situaciones. No se está mudando a una nueva ubicación, por lo que no hay costos de mudanza, depósitos o ajustes de facturas. Tampoco es necesario ajustar el presupuesto para cubrir una disminución a largo plazo de sus ingresos.

Básicamente, solo tiene cuatro preocupaciones principales con este tipo de transición laboral:

  1. Cubrir cualquier brecha de ingresos a corto plazo que pueda tener entre el último cheque de pago en su trabajo anterior y el primer cheque de pago en su nuevo trabajo.
  2. Acumular sus ahorros en caso de que el nuevo empleo no funcione.
  3. Ajustar su presupuesto para diferentes beneficios
  4. Controlar sus cuentas de retiro

Para el primer punto, es solo cuestión de verificar con su empleador actual cuándo recibirá su último cheque de pago. Luego verifique con su nuevo empleador la fecha de su contratación y la fecha en que puede esperar su primer cheque. Si hay una brecha en la que tendrá facturas y los gastos mensuales necesarios que se producen sin una fuente de ingresos para cubrirlos, entonces será mejor ahorrar suficiente dinero para cubrir esa brecha.

Por otro lado, para el segundo punto, usted querrá ahorrar un poco más de lo que necesita para cubrir el vacío. Idealmente, antes de renunciar a su empleo anterior, debe acumular sus ahorros en caso de que el nuevo trabajo no funcione. Si tiene que irse inmediatamente después de su fecha de contratación, o peor aún, lo despiden, no quiere quedarse atrapado sin ninguna fuente de ingresos.

Los siguientes puntos generalmente vienen después de la transición. Esencialmente, solo necesita asegurarse de que su nuevo plan de beneficios cubra todo lo que cubrió su plan anterior para que no quede en apuros. Por ejemplo, es posible que deba obtener un seguro médico privado si su nuevo empleador no lo ofrece. O tal vez su antiguo plan cubría cosas como visitas a la sala de emergencias o una clínica de emergencias menores, pero su nuevo plan no lo hará, lo que podría significar comprar un seguro adicional. Las cosas como la odontología y la visión también pueden ser diferentes, y sus planes de seguro de vida también pueden necesitar ajustes

También debe tomarse un poco de tiempo para abordar las preocupaciones con su jubilación. Por ejemplo, si tenía un plan 401 (k) en su empleador anterior, debe transferir esos fondos a una cuenta nueva. Si su nuevo empleador no ofrece una opción de jubilación, busque abrir una IRA para mantenerse ahorrando para su futuro. Si su nuevo empleador ofrece un 401 (k), asegúrese de comprender exactamente cuándo obtendrá la elegibilidad, e inscríbase de inmediato tan pronto como pueda.

Situación de transición 2: transición de trabajo con reubicación

En esta situación, debe mudarse a un nuevo lugar para su nuevo trabajo. En muchos casos, esto puede implicar mudarse a través de las fronteras del condado o incluso del estado, y mientras más lejos se mude, más trabajo tendrá que hacer para preparasrse para la transición. Tenga en cuenta que los consejos sobre la Situación 1 aún se aplicarán, así que lea esa información y use esos consejos también, además de los que están a continuación, que son específicos para la reubicación.

  • Vea si su nuevo empleador le ofrece dinero para reubicarse. A menudo, los empleadores están dispuestos a ofrecerle dinero por adelantado como incentivo y asistencia para ayudarle a mudarse. Vea si su nuevo empleador ofrece algún plan de asistencia de reubicación y aproveche si lo hace. Incluso si no le ofrecieron uno, debe preguntar qué están dispuestos a hacer; idealmente, esto debería ser parte de su negociación a medida que asegura su salario para el nuevo puesto.
  • Determine exactamente lo que necesitará para instalarse en un nuevo hogar. Si está alquilando, eso significa obtener depósitos de seguridad, depósitos por mascotas, alquiler del primer / último mes y costos de mudanza. Para los propietarios de viviendas, deberá cubrir el pago inicial, las inspecciones, los costos de cierre y los costos de mudanza. Organice la vivienda y ahorre esta cantidad como mínimo, antes de mudarse.
  • Verifique las tarifas de facturas y servicios en su nueva ubicación. Todo, desde cuánto paga por la electricidad hasta lo que cobra su ciudad por la gestión de residuos, puede variar cuando se muda. Incluso los costos de cable y comunicación pueden variar según la ubicación. Investigue un poco para ver qué puede esperar de sus nuevas facturas. Su Realtor® o su nuevo empleador pueden ayudarle a obtener estimaciones para que pueda saber qué sucederá con su presupuesto en anticipación.
  • Ahorre un poco más para acomodarse. Además de ahorrar para sus costos de mudanza, asegúrese de tener un poco más de ahorros que pueda usar una vez que se mude. Este dinero puede destinarse a decorar su nuevo hogar y ayudarle a establecerse o, si no lo necesita, puede usarlo para explorar su nueva ciudad y saltar a su nueva vida social.
  • Realice ajustes de presupuesto después de un mes de mudanza. Incluso con la debida diligencia y la investigación adecuada, no sabrá exactamente qué sucederá con su presupuesto hasta que llegue allí. Después de mudarse y comenzar su nuevo trabajo, espere un mes de facturas y gastos, luego revise su presupuesto y realice ajustes para su nueva ubicación.

Situación de transición 3: nueva carrera, diferente potencial de ingresos

Cuando cambia de empleo en el mismo campo, generalmente tiene la seguridad de que sus ingresos se mantendrán relativamente iguales; es posible que tenga que tomar un ligero recorte salarial, pero es raro que termine en un nivel de ingresos más bajo por completo. En cualquier caso, cualquier pérdida de ingresos puede ser temporal hasta que pueda demostrar su valía y obtener un aumento salarial.

Sin embargo, si cambia su trayectoria profesional, puede tener un nivel de ingresos y un potencial de ingresos significativamente diferentes. En otras palabras, es posible que nunca obtenga lo que ganaba antes. Si usted era un abogado de alto poder que trabajaba para una firma importante y luego decide pasar a un trabajo minorista, estará en un rango de ingresos completamente diferente y es posible que nunca recupere el potencial de ingresos que tenía antes, sin importar cuántos aumentos obtenga.

En este caso, deberá hacer una revisión seria de su presupuesto para asegurarse de vivir dentro de sus posibilidades. Las personas tienden a vivir al nivel que pueden pagar. Entonces, si toma una pérdida salarial significativa para la transición a una nueva carrera, entonces es probable que viva por encima de sus posibilidades a menos que haga los ajustes adecuados de manera consciente.

Es posible que deba considerar las siguientes opciones si toma un recorte salarial para perseguir el nuevo trabajo de sus sueños:

  • Reduzca el tamaño de su hogar / transporte. Si su nuevo salario no puede cubrir los pagos de la hipoteca de su vivienda, no espere al incumplimiento antes de considerar una venta. Comience a hacer planes para vender temprano y reduzca su tamaño a algo que pueda pagar con su nuevo salario. Lo mismo ocurre con su automóvil: si conduce un automóvil de lujo pero le pagan por hora, entonces podría tener problemas.
  • Revise todos los servicios pagos para ver si puede recortarlos o si los necesita. Esto incluye su servicio de cable o satélite, plan móvil, servicio de transmisión de películas / música, cuentas de juegos, servicios de entrega especializados (para alimentos o café), suscripciones a revistas, membresías de gimnasios. Si no los necesita, cancele. Para servicios necesarios como celulares, reduzca al mínimo. Recuerde, siempre puede volver a agregar servicios una vez que se sienta cómodo con su nuevo nivel de ingresos.
  • Haga compras únicas antes de que cambie su salario. Si sabe con suficiente antelación que va a hacer esta transición, puede planificar con anticipación y realizar las compras clave que necesite antes de perder ingresos. Eso incluye cosas como: ropa para su nueva carrera profesional, electrónica, mantenimiento y reparaciones clave del automóvil, reparaciones o renovaciones del hogar, y posiblemente incluso cualquier regalo próximo para cumpleaños o vacaciones en el futuro cercano.
  • Luego, no derroche. Reduzca cualquier gasto innecesario de su presupuesto y manténgase en su presupuesto religiosamente. Eso significa eliminar cosas como salir a cenar, ir por café, visitas adicionales al salón y visitas semanales al centro comercial. También debe evitar comprar en línea, ya que la publicidad dirigida hace que sea demasiado fácil impulsar la compra.
  • Además, pague las deudas antes de que cambie su salario. Cuanta más deuda pueda eliminar antes de su transición laboral, tendrá menos facturas por las que preocuparse por cubrir una vez que realice el cambio. Cada deuda de tarjeta de crédito eliminada es una factura menos para cubrir. Esto también le deja un montón de crédito disponible para cubrir gastos únicos como una reparación de automóvil o un electrodoméstico nuevo después de tomar el nuevo trabajo, ya que sus ingresos y su presupuesto pueden no estar listos para cubrir cualquier carga adicional. También debe considerar pagar su préstamo de automóvil si es posible. No solo elimina una factura, sino que se asegura de mantener su transporte incluso con un presupuesto más ajustado.

Por supuesto, dependiendo de las circunstancias, es posible que también deba seguir todos o algunos de los consejos proporcionados en la Situación 1 y la Situación 2. Acumule sus ahorros en caso de que el nuevo trabajo no funcione, aborde los beneficios y los cambios de jubilación y aborde los desafíos que puede enfrentar si el progreso requiere un cambio de dirección física.