Manejo de deudas vs liquidación de deudas

Compare los programas de alivio de la deuda para que pueda identificar la mejor manera de salir de la deuda de tarjetas de crédito en su situación.

Podría pensar que, como agencia de consejería de crédito al consumidor, Consolidated Credit nunca aconsejaría la liquidación de deudas. Después de todo, ofrecemos una solución de alivio de deuda en «competencia»: un programa de manejo de deudas. Pero los dos programas son bastante diferentes y cualquiera puede ser la mejor solución, dependiendo de su situación. Entonces, vamos a explicar las diferencias entre el manejo de deudas y la liquidación de deudas. De esa manera, puede encontrar la mejor manera de salir de sus deudas según su situación, necesidades y objetivos.

8 formas de comparar el manejo de deudas con la liquidación de deudas

Hay ocho diferencias clave entre el manejo de deudas y la liquidación de deudas.

Manejo de deudas Liquidación de deuda
Cuánta deuda paga Todo (100% del principal) Parte de ella (promedio 48% del principal)
Efecto en su crédito Positivo o neutral Negativo
¿Cómo influye la APR? Reducida o eliminada (0-11%, en promedio) Las tarifas no son un factor
Tarifas Basadas en su situación; con un tope nacional de $79, tarifas promedio de $40 20-25% del monto original inscrito
Pago mensual Distribuido a sus acreedores cada mes; generalmente más bajo Todos los pagos a los acreedores se detienen y se desvían a la reserva mensual
Tiempo para pagar 36-60 meses, en promedio 12-48 meses, en promedio
Costo total Pagos totales reducidos hasta en un 30-50% Menos de lo que originalmente debía
Aprobación del acreedor Aprobado por los acreedores antes de comenzar Aprobación no garantizada

#1: Pagado en su totalidad vs liquidado en su totalidad

La primera diferencia clave entre el manejo de deudas y la liquidación de deudas es la cantidad de deuda que paga. El manejo de deuda amortiza el principal en su totalidad. Eso significa que usted paga todos los cargos que realizó. Para algunas personas, ese es un compromiso que quieren mantener.

Por otro lado, la liquidación de deudas solo paga un porcentaje de lo que debe. usted paga un porcentaje del principal y el acreedor acepta cancelar el saldo restante. Esto puede ser un alivio si debe tanto que se siente abrumado con la idea de tener que pagarlo todo.

#2: Proteger su crédito vs sacrificar su crédito

Cada deuda que liquida a través de un programa de liquidación de deudas equivale a un golpe más en su puntaje de crédito.

Cuando liquida una deuda por menos de lo que debe, los acreedores informan la deuda como liquidada en su totalidad a las agencias de crédito. Esto crea un comentario negativo en su reporte de crédito que dura siete años. Cada deuda que liquida a través de un programa de liquidación de deudas equivale a un golpe más en su puntaje de crédito.

Dado que los acreedores reportan las deudas pagadas a través de programas de manejo de deudas como pagadas en su totalidad, se evita el daño crediticio. De hecho, a medida que paga sus deudas a través de un programa de manejo de deudas, crea un historial crediticio positivo. Muchas personas completan un programa de manejo de deudas con una puntuación mejor que cuando empezaron.

#3: Minimizar las tasas de interés vs tasas de interés irrelevantes

Un programa de manejo de deudas funciona mediante la negociación con los acreedores para reducir o eliminar los cargos por intereses que se aplican a su deuda. Los acreedores también acuerdan detener las multas, incluida la APR de penalización. Esto le permite salir de sus deudas más rápidamente, aunque la mayoría de las personas que se inscriben pagan menos cada mes. Pero en la mayoría de los casos, normalmente termina pagando algunos intereses.

Por el contrario, las tasas no son un problema cuando se trata de un acuerdo de liquidación de deudas exitoso. Solo paga una parte del capital, por lo que las tasas nunca entran en juego. Sin embargo, si la deuda aún está con el acreedor original, las tasas y las multas continúan acumulándose hasta que el acreedor acepte una oferta de liquidación de deudas.

#4: Honorarios por dificultades financieras vs honorarios por lucro

La mayoría de las personas se inscriben en un programa de manejo de deudas a través de una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro. Eso significa que estas agencias ofrecen programas con las tarifas más bajas posibles para ayudar a los consumidores que tienen dificultades financieras. Las tarifas de configuración y administración mensuales se basan en las dificultades financieras y se incluyen en los pagos mensuales del programa. También están regulados por el estado y tienen un límite nacional de $79, por lo que nunca pagará más que eso.

Por el contrario, las tarifas de liquidación de deudas están reguladas por muy pocos estados. La única regulación federal impide que las empresas de liquidación cobren tarifas por adelantado. Si no vive en uno de los pocos estados que limita las tarifas de liquidación, éstas promedian alrededor del 20-25% del monto original inscrito para la liquidación.

# 5: Pagado según lo acordado vs pagado a la empresa de liquidación

En un programa de manejo de deudas, hace un pago mensual a la agencia de consejería de crédito, pero ellos lo distribuyen a sus acreedores en su nombre.Con un programa de manejo de deudas, todavía les debe a sus acreedores originales. Hace un pago mensual a la agencia de consejería de crédito, pero ellos lo distribuyen a sus acreedores en su nombre. Los acreedores acuerdan aceptar un pago reducido, pero aún les paga todos los meses. Así es como se construye un historial crediticio positivo, porque los pagos se anotan en su reporte de crédito. Los pagos se basan en su presupuesto y generalmente son más bajos que lo que paga individualmente antes de inscribirse.

Un concepto erróneo con la liquidación de deudas es que se libera instantáneamente de realizar cualquier tipo de pago mensual. No lo es, a menos que tenga el dinero para el acuerdo guardado y listo para pagar. Si no es así, la empresa de liquidación de deudas le aconsejará que deje de hacer pagos a sus acreedores. En su lugar, desvía el dinero a una cuenta de reserva mensual, conocida como set-aside, para generar los fondos para el acuerdo. Pero aún paga cada mes.

#6: Pagar la deuda más rápido vs pagarla lo más rápido posible

Ambos programas de alivio de la deuda le ayudan a pagar la deuda más rápido de lo que podría hacerlo con los métodos de pago tradicionales. Pero la velocidad con la que lo hacen es diferente.

En promedio, las personas que se inscriben en un programa de manejo de deudas lo completan en un plazo de 36 a 60 pagos. Eso es entre 3 y 5 años para estar libre de deudas. El tiempo medio de finalización de un programa de liquidación de deudas es más corto: entre 12 y 48 meses.

Los métodos de pago tradicionales (especialmente si solo realiza pagos mínimos) tardarán décadas en recuperar una deuda de tarjeta de crédito significativa. Si debe $10,000 a una APR promedio del 18%, le tomará entre 24 y 28 años estar libre de deudas. La variación depende de si su pago mínimo es de $15 o $25.

Entonces, un programa de manejo de deuda es significativamente más rápido. Pero no es tan rápido como suele ser un programa de liquidación de deudas. La única solución más rápida que la liquidación de deudas es la bancarrota del Capítulo 7. El Capítulo 7 se puede completar en seis meses a un año. Aún así, si desea salir de la deuda lo más rápido posible sin declararse en quiebra, la liquidación de deudas es la mejor opción.

#7: más barato vs lo más barato posible

Ambos programas también le ayudan a ahorrar dinero en comparación con los pagos mensuales tradicionales. Sin embargo, la liquidación de deudas es casi siempre la opción más barata. Es la mejor manera de salir de deudas por la menor cantidad de dinero posible.

El monto promedio de liquidación es el 48% de la deuda inscrita en el programa. Entonces, si debe $10,000, la liquidación estimada sería de $4,800. Luego, paga una tarifa del 20% sobre los $10,000 o $2,000 a la empresa de liquidación. La cantidad total que paga es $6,800, es decir, menos de lo que adeuda. Por lo tanto, la liquidación de deudas es la opción más barata, ya que se sale de la deuda por menos de lo que cobró originalmente.

Por el contrario, un programa de manejo de deudas paga la totalidad del principal. Pagaría la totalidad de los $10,000 que debe. Entonces pagaría algunos intereses. Un programa de manejo de deudas reduce sus pagos totales hasta en un 30-50%. Con una tasa de interés anual del 18% con pagos mínimos de $25, pagaría $24,038.60 en total. En un PMD, pagaría entre $12,019 y $16,827. Por lo tanto, hay ahorros de costos significativos, pero no tanto como los obtendría con un acuerdo.

#8: Aprobado por acreedores vs sujeto a negociaciones

Cuando se inscribe en un programa de manejo de deudas, cada uno de sus acreedores acuerda aceptar pagos a través del programa. Ellos aceptan esto antes de que usted realice su primer pago. En otras palabras, obtiene la aprobación del acreedor antes de comenzar con sus pagos. Mientras siga el programa, sus acreedores estarán contentos y usted saldrá de sus deudas según lo planeado.

Por el contrario, los resultados no están garantizados con la liquidación de deudas. Usted deja de hacer pagos a sus acreedores y ellos no le dan permiso para hacerlo. Por lo tanto, las multas y los cargos por intereses continúan acumulándose en las deudas que no están en colección. Y no hay garantía de que una vez que tenga los fondos para hacer una oferta de liquidación, la compañía de tarjetas de crédito la acepte. Pueden rechazar su oferta y negarse a colaborar con usted. Eso puede llevarlo a un rincón donde su única opción será declararse en bancarrota si los acuerdos no salen como lo desea.

Manejo de deuda vs liquidación de deudas: pros y contras

Cada programa de alivio de la deuda tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Programa de ayuda Pros Contras
Manejo de deudas
  • Evita daños crediticios
  • Puede aumentar su puntaje de crédito
  • Honra el compromiso de pagar lo que debe
  • Cierra sus cuentas
  • Por lo general, lleva más tiempo que la liquidación
  • Cuesta más, ya que paga el principal completo
Liquidación de deuda
  • Es la forma más rápida de salir de una deuda fuera del Capítulo 7 de bancarrota
  • Suele ser la solución más barata
  • Arruinará su crédito
  • Los acuerdos de liquidación no están garantizados

 

¿Cuándo es el manejo de deudas la mejor opción para aliviar la deuda?

Los programas de manejo de deuda están diseñados para personas que aún tienen algo que perder en lo que respecta a su crédito. El manejo de deudas es la mejor opción cuando:

  • todavía tiene un puntaje de crédito justo o bueno que desea mantener
  • la mayoría de sus deudas todavía están con los acreedores originales
  • se siente comprometido a pagarlo todo

Se necesita más tiempo, trabajo y dinero para completar el programa que la liquidación. Pero estará en una posición mucho más fuerte eventualmente después de liberarse de las deudas. Su puntaje crediticio aún le permitirá calificar para el financiamiento que necesita y disfrutará de tasas de interés más bajas.

¿Cuándo es la liquidación de deudas la mejor opción de alivio de la deuda?

Si sus deudas ya están en cobranza, no necesita preocuparse por cargos de intereses adicionales y multas cuando suspende los pagos.Los programas de liquidación de deudas son para personas que solo quieren salir de sus deudas lo más rápido posible por la menor cantidad de dinero. Suele ser la mejor opción cuando:

  • su puntaje de crédito ya es malo
  • la mayoría de sus deudas ya están en colección
  • solo quiere una salida rápida

Si su crédito ya tocó fondo, no tiene más para caer. Y si sus deudas ya están en cobranza, no necesita preocuparse por cargos de intereses adicionales y multas cuando suspende los pagos. Los cobros de deudas no pueden imponer multas adicionales o cargos por intereses sobre la deuda de tarjeta de crédito.

También hay menos riesgo si la negociación falla. Si un cobrador se niega a aceptar una oferta de liquidación, ellos pueden llevarlo a los tribunales o intentar acosarlo para que pague más. Puede optar por luchar contra ellos en la corte o tratar de esperar el plazo de 10 años en el plazo de prescripción para cobrar una deuda.