Consolidación de deuda hecha por su cuenta

Comprenda las alternativas para consolidar las deudas por su propia cuenta

En las circunstancias adecuadas, usted puede consolidar deudas por su cuenta para hacer frente a sus problemas y aliviar su carga financiera.No todas las opciones de alivio de deuda requieren que contrate a un especialista o se inscriba en un programa a través de una empresa.

En las circunstancias financieras adecuadas, usted puede  utilizar una opción de consolidación de deuda por su cuenta para hacer frente a sus problemas de deuda.

Sin embargo, debe tener cuidado cuando utiliza una de estas opciones. Si usted no es cuidadoso, puede empeorar su angustia financiera.

Consolidar sus deudas por su cuenta no es para cualquiera. Si usted revisa las opciones a continuación y piensa que no tendrá éxito por su cuenta, llámenos al 1-888-294-3130.

Un consejero de crédito certificado revisará su situación de forma gratuita y le ayudará a elegir el camino correcto. Si lo prefiere, puede empezar en línea con una solicitud de un Análisis gratuito de deuda y un consejero se comunicará con usted.

Consolidación hecha por su cuenta – Opción # 1: Transferencia de saldo

Su primera opción para la consolidación de deuda hecha por su cuenta es una transferencia de saldo. Se toma el saldo de sus tarjetas de crédito de alto interés y se transfieren a una tarjeta con una tasa de interés más baja.

Puede combinar múltiples deudas de tarjetas de crédito en una sola tarjeta de crédito con interés significativamente más bajo. Así sólo paga una cuenta cada mes, que suele ser mucho menor que lo que pagaría sumando las demás deudas.

Para hacer una transferencia de saldo con éxito, es necesario tener una calificación crediticia sólida que lo haga elegible para una tarjeta de crédito de transferencia de saldo.

Con un puntaje de crédito suficientemente fuerte, usted incluso podrá aplicar para una tarjeta con 0% APR en transferencias de saldo durante un período introductorio.

Esto le permite reducir el saldo de su deuda rápidamente, ya que el 100% de los pagos que usted haga irán a pagar la deuda principal en lugar de destinar una parte a los intereses devengados.

Hay dos errores comunes que debe evitar si usted está usando esto como una opción de alivio de deuda:

  1. Si usted no tiene buen crédito, no calificará para una tasa de interés que sea lo suficientemente baja para proporcionarle un beneficio. Una tasa de interés demasiado alta puede realmente hacer que sus problemas de deuda sean peores. Si usted tiene mal crédito o incluso crédito muy ajustado, puede que tenga que considerar otras opciones para el alivio de su deuda.
  2. Usted debe comprometerse a evitar usar su crédito hasta que pague el monto de la deuda transferida en su totalidad. Con cero saldos en sus otras tarjetas de crédito, usted tendrá la tentación de empezar a gastar a crédito. Sin embargo, si acumula más deudas de tarjetas de crédito de alto interés antes de haber pagado completamente la deuda transferida, usted está sólo aumentando su carga de la deuda en lugar de disminuirla, por lo tanto hará que su situación empeore.

Más información sobre transferencias de saldo»

Consolidación hecha por su cuenta – Opción # 2: Préstamo de consolidación de deuda sin garantía

Otra opción de consolidación de deuda por su cuenta es la consolidación de su deuda de tarjeta de crédito a través de un préstamo personal o préstamo sin garantía, y utilizar el dinero para pagar sus tarjetas de crédito de alto interés.

Con las tarjetas de crédito pagadas, la única deuda que tendrá que pagar cada mes será el préstamo. Una vez más, su objetivo es conseguir una tasa de interés lo suficientemente baja a fin de pagar menos cada mes, y poder salir de la deuda en menos tiempo, ya que el interés no se acumula tan rápido.

Al igual que con una transferencia de saldo, gran parte de su éxito con esta alternativa de consolidación de deudas por su cuenta, es tener el puntaje de crédito adecuado para obtener una buena tasa de interés.

Si su puntaje de crédito es bajo, puede que usted no sea aprobado o que la tasa de interés sea demasiado alta para proporcionar el beneficio que usted necesita. Una vez más, realmente puede hacer que su dificultad financiera empeore si se utiliza un préstamo de consolidación de deudas no garantizado en las circunstancias equivocadas.

Por otra parte, es necesario asegurarse de que no estará aumentando sus deudas mientras se encuentra en el proceso de pagar el préstamo. Si usted utiliza su tarjeta de crédito antes de tener el préstamo sin garantía pagado, estará aumentando la carga de la deuda en lugar de disminuirla, y podría terminar con mayores dificultades financieras que cuando comenzó.

¿Es un préstamo de consolidación de deuda adecuado para usted?»

Consolidación hecha por su cuenta – Opción # 3: Préstamo de consolidación de deuda asegurado

La última opción para consolidar su deuda por su propia cuenta es similar a la segunda opción, pero tomando un préstamo garantizado en lugar de un préstamo no asegurado.

Un préstamo de consolidación de deuda garantizado también se conoce como préstamo con garantía hipotecaria porque usted pone su casa como garantía en caso de que no pague lo que debe.

Mientras que usted puede obtener una tasa de interés más baja con un crédito más débil (debido a que el préstamo está garantizado), la mayoría de los expertos financieros advierten no utilizar esta opción.

Las deudas de tarjetas de crédito son deudas no garantizadas. Esto significa que, por mucho que sus acreedores puedan amenazarlo y acosarlo con la colección, no pueden tomar su casa u otros bienes sin una orden judicial, como con un decreto de bancarrota.

Un préstamo con garantía hipotecaria es una deuda garantizada, por lo que si usted no paga el préstamo en su totalidad, el acreedor puede tomar su casa como forma de cobro. La desventaja es demasiado grande y pone en riesgo su hogar sólo para que pueda pagar sus tarjetas de crédito.

Si usted está considerando un préstamo con garantía hipotecaria y tiene la necesidad de hablar de sus opciones, llámenos hoy al  1-888-294-3130 para hablar con un consejero de crédito certificado. Ellos evaluarán sus deudas en forma gratuita y le prestarán asesoramiento sobre las opciones para el alivio de sus deudas.