Bancarrota

Conozca sobre los tipos de bancarrota disponibles para usted y cómo funcionan.

La bancarrota es una opción financiera viable utilizado por miles de personas cada mes que se enfrentan a la creciente deuda no garantizada, como la deuda de tarjeta de crédito cuentas médicas, o están en riesgo de perder su casa o automóvil. Usted debe considerar la bancarrota si está en alguna de las siguientes condiciones desesperadas:

  • Usted simplemente no puede pagar su deuda sin importar qué curso de acción intente tomar.
  • Usted tiene tanta deuda de tarjetas de crédito y sus tasas de interés son tan altas que a pesar de no hacer ningún nuevo cargo en sus tarjetas, su deuda sigue creciendo.
  • Un acreedor está a punto de apoderarse de su propiedad, embargar su salario o existe una colección forzosa contra su cuenta bancaria.
  • Sus servicios públicos están en peligro de ser cancelados.

Si piensa que necesita presentarse en bancarrota, pero desea consultar a un profesional para evaluar su situación de modo de asegurarse que no tiene ninguna otra opción, podemos ayudarle. Llame a Consolidated Credit hoy al o solicite en línea un Análisis gratuito de Deuda y Presupuesto.

Si usted decide presentarse en bancarrota, hay algunas cosas que necesita saber sobre el proceso – particularmente los cambios en la ley de bancarrota que tuvieron lugar en 2005.

Pasos a seguir antes de la declaración de bancarrota

Usted necesitará cumplir con los siguientes puntos, con el fin de hacer la presentación:

  1. Los medios de prueba: Esta prueba determina si su ingreso es insuficiente para permitir que sus deudas pueden ser descargadas a través de la bancarrota. En él se compara su ingreso a la renta media de su estado. Esto sólo se aplica al Capítulo 7 de bancarrota; si usted se declara en el capítulo 7 y falla la prueba de medios, es posible que todavía pueda acogerse al Capítulo 13 de bancarrota.
  2. Asesoramiento de Crédito sesión informativa: Este informe se puede completar en persona, por teléfono o internet. La sesión informativa incluye una evaluación de sus finanzas personales, la conversación acerca de las posibles alternativas a la bancarrota y un plan de presupuesto personal. Debe completar todo esto dentro de un período de seis meses antes de la presentación.
  3. Diligencia debida (Due diligence): Esta es una investigación realizada por su abogado de la información que ya ha proporcionado.

Tipos de bancarrota

Hay básicamente dos tipos de bancarrota – Capítulo 7 y el Capítulo 13.

Con el Capítulo 7 de bancarrota, sus activos son liquidados para pagar al menos una parte de su deuda, a continuación, los saldos restantes se liberan. Algunos activos pueden estar exentos, dependiendo del estado en que vive, pero en cualquier caso, no va a perder todo – artículos como ropa y artículos para el hogar y los necesarios para la vida diaria no serán liquidados.

Capítulo 13 no liquida activos. En su lugar, usted paga al menos una parte de lo que debe en un calendario de pagos ordenado por la Corte. Una vez que haya realizado todos los pagos, se eliminan los saldos restantes de sus deudas.

Cuando acogerse al Capítulo 7 (Liquidación) de bancarrota

Si usted no puede pagar sus deudas y está recibiendo llamadas de colección y notificaciones y no tiene muchos bienes o activos que perder, a continuación, el capítulo 7 puede ser adecuado para usted. Una vez que usted haga la presentación, a los coleccionistas les está legalmente prohibidos llamarlo, y el síndico de la bancarrota planifica para tomar todos sus bienes no exentos, tales como un segundo vehículo, reliquias familiares, acciones y bonos y otros objetos de valor para pagar sus deudas.

Al final de su bancarrota del capítulo 7, el juez anulará o condonará todas sus deudas pendientes de pago, lo que significa que no tendrá que pagarlas. Sin embargo, usted tendrá que pagar las deudas que no pueden ser eliminadas o que están asociados con activos no exentos que aún posea. Por ejemplo, manutención infantil, manutención del cónyuge, préstamos estudiantiles, sanciones penales y la mayoría de los impuestos en general, no pueden ser eximidos de ser pagados.

Cuando acogerse al Capítulo 13 (Reorganización) de bancarrota

Si usted tiene un ingreso mensual regular, pero simplemente no puede permitirse el lujo de pagar todas sus cuentas y está en peligro de perder su casa, autos y otras posesiones valiosas, esta opción puede ser la respuesta. No hay ninguna prueba de medios para calificar. Su capacidad para pagar sus deudas garantizadas es el requisito principal.

Cuando usted se declara en el Capítulo 13, su abogado preparará un plan de reorganización de la deuda, que explicará exactamente lo que piensa hacer con sus deudas. Estos planes por lo general le dan entre tres y cinco aУБos para pagar lo que debe. La ley de bancarrota requiere que el plan de tratamiento de ciertos tipos de deudas sea de una manera particular. Por ejemplo, usted debe pagar el monto total de las deudas prioritarias, incluyendo impuestos de rentas no pagos, impuestos sobre la propiedad no pagos, alimentos de los niУБos no pagos, como así también la manutención del cónyuge (pensión alimenticia).

El siguiente paso después de que su plan de reorganización se haya presentado ante el tribunal será asistir a una reunión de acreedores. El síndico asignado a su caso le hará preguntas bajo juramento acerca de sus activos y deudas para determinar si usted podría pagar más de lo que el plan de reorganización indica. Sus acreedores, también pueden hacer preguntas acerca de sus finanzas.

Una vez cumplido este paso con el síndico y los acreedores, una audiencia de confirmación ante un juez se llevará a cabo en una fecha posterior. Si un acreedor o el síndico no están de acuerdo con uno o más de los términos en el plan de pago, se podrá discutir el asunto en la audiencia. Si las partes no pueden resolver el acuerdo, el juez sí puede hacerlo para resolver la controversia. Como resultado, usted podría tener que hacer cambios específicos a su plan, antes de que el juez lo apruebe.

Después de la declaración de bancarrota

Después de hacer la presentación para el Capítulo 7 o el Capítulo 13 de bancarrota, usted está obligado a completar Cursos de educación al deudor aprobado de un Fideicomisario de los Estados Unidos antes de ser dado de alta del proceso. Esto significa dos son los cursos realmente necesarios:

  1. Un curso de consejería de crédito antes de que pueda presentar su bancarrota
  2. Un curso de educación al deudor antes de poder recibir el alta.

Su abogado de bancarrota puede indicarle efectuar un curso de educación al deudor o usted puede ser capaz de utilizar el mismo recurso utilizado por el curso de consejería de crédito.

Ventajas / desventajas de la declaración de bancarrota

Ventajas

  • Deshacerse de la deuda no garantizada
  • Detener las ejecuciones hipotecarias y embargos
  • Evitar los embargos de salarios
  • Detener las llamadas de los acreedores y agencias de colecciones de deudas
  • Le permite mantener ciertos activos

Desventajas

  • Tendrá que pagar los cursos de educación y los honorarios del abogado de bancarrota
  • Todas las deudas no son eliminadas, como pueden ser los préstamos estudiantiles, algunos impuestos, manutención de los hijos, etc.
  • La bancarrota permanecerá en su reporte de crédito durante 10 aУБos
  • La bancarrota podría retrasar las compras importantes tales como el de su casa o auto
  • Mayoores tasas de interés podrían ser aУБadidas a futuras líneas de crédito

Antes de la declaración de quiebra

Si no lo ha hecho, investigue que puede hacer por usted un programa de manejo de deudas de Consolidated Credit. Nuestros consejeros de crédito certificados evaluarán su presupuesto y le ayudarán a mejorar sus habilidades del manejo de dinero. Llame hoy al . También puede dar el primer paso en línea con una solicitud de Análisis gratuito de Deuda y Presupuesto.