Presupuesto de vacaciones

Utilice estos consejos para ahorrar dinero en sus próximas vacaciones.

Muchos estadounidenses, lamentablemente, no están utilizando, los días de vacaciones proporcionados por sus empleadores. Una encuesta del 2013 efectuada por Expedia.com (en inglés), encontró que al estadounidense promedio le fueron dados 14 días de vacaciones, pero sólo utilizó 10. Eso dejó un estimado de 577 millones de días de vacaciones perdidos. Algunas de las razones para no tomar vacaciones incluyen: días de acopio para su uso futuro, por no programar adecuadamente las vacaciones, por cobrar sus días no utilizados y por la falta de un presupuesto.

La Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos (SHRM, por sus siglas en inglés) llevó a cabo su propia encuesta y encontró que más de dos tercios de los profesionales de Recursos Humanos dijeron que creen que si los empleados tomaran más días de vacaciones, tendrían mayor satisfacción en el trabajo y aumentarían la productividad. Entonces, ¿qué está esperando? ¡Es hora de elaborar un presupuesto para sus próximas vacaciones y mejorar las expectativas en su trabajo!

Planificación previa a las vacaciones

Vacaciones de verano

La planificación de las  vacaciones, incluye dos partes. La primera, consiste en planificar cuidadosamente antes de llegar. Porque una vez que llegue, todo el trabajo que habrá hecho para hacer de sus vacaciones un éxito, comenzará a dar sus frutos. Así que vamos a empezar.

  1. Presupuesto: Use un planificador de presupuesto de vacaciones para ayudarle a empezar. Antes de comenzar a conectar los números, piense en forma realista, en la cantidad de dinero que usted puede permitirse gastar. No necesita un montón de dinero para poder disfrutar el estar en compañía de sus amigos y familia. Si sus fondos son limitados, puede que tenga que ahorrar dinero si desea un período más largo de tiempo o limite sus expectativas.
  2. Cuenta de ahorros: Una vez que obtenga una mejor comprensión de cuánto dinero puede ahorrar por cada cheque de pago, abra una cuenta y tenga el dinero deducido automáticamente. Incluso si no es una gran cantidad, cada poquito cuenta, y usted no estará tan inclinado a sacar dinero si lo tiene separado de su cuenta bancaria regular.
  3. Destino: Si usted no tiene mucho dinero, entonces es probable que no viajará a Europa, porque solo el costo de los vuelos pueden drenar su presupuesto. Escoja un lugar que esté dentro de su objetivo financiero.
  4. Costos: Ahora que tiene un destino, estúdielo. Averigüe qué tipo de alojamientos están disponibles, si necesita alquilar un auto, los costos de vuelo, los costos de gasolina si va en su propio auto, los gastos de comida y entretenimiento. Eche un vistazo a la oficina de turismo local u otras asociaciones dirigidas a ayudar a los turistas con tarifas especiales. Haga una búsqueda en línea de su destino. Llame a la Asociación Americana del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés), si usted es un miembro, y revise las recompensas en sus tarjetas de crédito. Utilice sitios web como Smarter Travel, Expedia.com, Orbitz y Travelocity. Vuelque todos los números en su hoja de presupuesto.
  5. Fuera de las estaciones pico: Viaje a un destino al sur durante el invierno, más que durante los meses de verano, cuando lugares como Florida están llenos, o visite un buen lugar de esquí de invierno durante el verano cuando los hoteles y restaurantes tienen hambre de negocio que a menudo tienen actividades al aire libre en verano que no convocan a grandes multitudes como en su estación principal. Para las vacaciones europeas, de octubre a abril es generalmente considerado como fuera de temporada o temporada baja.
  6. Pago a plazos: Lo crea o no, puede poner su viaje en un programa con facilidades de pago (layaway) con GATE1 Travel. Ponga apenas $ 200 para paquetes por tierra o $ 300 para los cruceros, con hasta un año de antelación. Entonces, pague tanto o tan poco como desee hasta la fecha de vencimiento del pago final; por lo general 45 días antes de la salida de los viajes terrestres y 120 días antes de zarpar. Otras opciones son elayaway y Sears Vacations, pero ambos tienen cargos adicionales.
  7. Alójese con amigos o familiares: Tal vez algunos amigos viven en un lugar que le gustaría visitar. Si a sus amigos no les importa los huéspedes y a usted no le importa los cuartos cercanos, puede optar por visitarlos, pudiendo aportar para los alimentos.
  8. Visite un Parque Nacional: Estos parques son a la vez hermosos y baratos, pero pueden ser un poco primitivos. Eche un vistazo a la página web de National Park Service para obtener más detalles.
  9. Vacaciones de voluntariado: Este puede estar a su alcance, especialmente si usted quiere relajarse y no hacer nada en sus vacaciones. El costo varía de barato a más caro, pero si usted está interesado en ayudar a la gente y su medio ambiente, un viaje a Perú o Tanzania suena emocionante para intentarlo. Aquí hay un enlace a DiscoverCorps para más información.
  10. Intercambio de casa: Si no le importa el canje de su casa con otra familia que viaja de esta forma, es interesante y en gran medida más barato para viajar. Obtenga más información en homeexchange.org andIntervac.

Una vez que llegue

Vacaciones de verano

Al llegar a su destino, es una buena idea familiarizarse con él lo antes posible. Pregunte al conserje para un mapa, o si te alojas en un pintoresco B & B informarse con el propietario para una visión rápida de la zona o comprar una guía de viajes. Una vez que tenga una idea de adonde quiere ir, es el momento de disfrutar y ahorrar dinero.

  1. Tienda de Alimentos: Cuando usted está cumpliendo un presupuesto, salir a comer una o dos veces al día puede agotar rápidamente su dinero. Eche un vistazo a una tienda de mercado o supermercado local y compre provisiones para que pueda hacer las comidas por su cuenta. Si hay un local de venta de frutas y verduras, compre las que están en temporada.
  2. Picnic: Disfrutar de un almuerzo al aire libre siempre es divertido para toda la familia y es mucho más bajo el costo, que comer fuera en un restaurante. Es también un buen momento para disfrutar de la naturaleza y la gente local. Busque un parque o tal vez una plaza de la ciudad donde ofrezcan un buen lugar para relajarse.
  3. Evite restaurantes turísticos: Si quiere comer fuera, no vaya a una trampa para turistas. Encuentre una empresa local, donde concurra la población local. Es probable que los precios sean más bajos y la comida mucho mejor. También, hacer del almuerzo, la comida principal. Los precios de la cena son generalmente más caros.
  4. La comida callejera: Si usted está visitando una ciudad, podrá encontrar camiones de comida o vendedores ambulantes locales. Ofrecen una gran oportunidad de probar la comida local a un precio justo; sólo asegúrese de que estén limpios. También, los lugares más concurridos, generalmente son los que cuentan con las comidas más calientes y más frescas.
  5. El transporte público: Si no puede caminar a su destino, aproveche el metro, los autobuses y trenes. Por lo general son más baratos que los taxis, y a veces, se puede comprar pases.
  6. Ahorre gasolina: Si usted está manejando, puede ingresar en su teléfono, la aplicación gasbuddy.com, para encontrar los precios de gasolina más bajos en el área en que se encuentre.
  7. Use cajeros automáticos: Si usted viaja al extranjero obtendrá dinero en efectivo más barato en un cajero automático (ATM, por sus siglas en inglés), en comparación con un banco o casas de cambio. Saque sumas de dinero suficientes, porque los bancos cobran una tarifa por cada utilización de los cajeros automáticos.
  8. Propinas: Al viajar a países extranjeros investigue acerca de los hábitos de propina (tip), antes de salir. Los estadounidenses suelen dar más propinas que nadie. Ahorre dinero y de propinas como se usa localmente.
  9. Actividades gratis para hacer: desde museos hasta galerías de arte, música y eventos culturales, son ofrecido en forma gratuita, en muchos destinos de viajes, para toda la familia.
  10. Regalos y recuerdos: Es bueno traer a casa un recuerdo de un gran destino turístico y regalos para familiares y amigos. Sin embargo, éstos deben estar a un mínimo y no desperdiciar su dinero en baratijas.

Si necesita ayuda para elaborar un presupuesto, o simplemente quiere hablar para mejorar sus habilidades para el manejo del dinero, llame a Consolidated Credit hoy. Un consejero de crédito certificado puede evaluar sus deudas y planificar adecuadamente para que obtenga un mejor futuro financiero. Llame al para hablar con un consejero de crédito certificado ahora. También puede dar el primer paso en línea con la solicitud de un Análisis Gratuito de Deuda y Presupuesto.