Cómo seguir un Presupuesto para las Comidas en la Temporada de Fiestas

10 consejos para asegurar que tenga unas fiestas con comidas bien planeadas y sin deudas de tarjetas de crédito.

Costo cena de thanksgiving

Cuando usted está trabajando con un presupuesto limitado,  es importante planificar lo que va a cocinar,  la comida que va a comprar  y  aunque no lo crea sus visitas al supermercado,  todo es  esencial para reducir sus gastos diarios en comida y evitar las deudas de tarjetas de crédito.  Esta planificación se vuelve aún más importante cuando está pensando en tener una fiesta grande con muchos invitados a los que tiene que alimentar en esta temporada de fiestas decembrinas. Si no tiene un plan sólido de gastos para las fiestas y las comidas, terminará teniendo suficiente comida para alimentar a un pequeño ejército y una tarjeta de crédito  full y sin límite de crédito disponible, porque se salió de su presupuesto y no supo controlar sus gastos, Con esto en mente, Consolidated Credit ha recopilado estos consejos útiles sobre cómo planificar y tener una comida inolvidable usando un presupuesto. Utilizando estos consejos, ustedpuede evitar las deudas, especialmente durante la temporada de compras navideñas cuando los fondos ya están limitados.

Vea los resultados de la Encuesta: Los Latinos y el Costo de las Comidas Típicas en la Temporada de Fiestas

infografia costo de la comida latinos fiestas

Consejo Núm. 1: Divide y conquistarás

Asumir la carga de cocinar toda la comida para un gran evento puede resultar muy costoso y estresante.  Usted puede pedir a sus invitados que aporten un plato o algo específico que puedan hacer fácilmente. Así que si la tía Berenice hace un pan de maíz espléndido, deje el postre a ella. Los aperitivos, postres y acompañamientos tienden a ser los más fáciles de delegar. Esto significa que usted tendrá que proveer la parte de la comida más costosa, la carne.

Consejo Núm. 2: Limite Las Opciones de Comida

Las personas expertas, como los Chefs o Gerentes de Restaurantes  suelen sugerir un buffet porque quieren complacer a todos.  Pero si usted se decide por un Buffet termnará  preparando frijoles porque es la única verdura que su hijo comerá,  judías verdes para su hija y luego los espárragos para los adultos. Un Buffet con muchas opciones puede resultar costoso y puede terminar botando a la basura mucha comida.  Aunque el  buffet ofrece a sus invitados una variedad de comida, no es bueno para su presupuesto. Una cena sentada de varios platos es más económica. A menos que alguien no pueda comer lo que usted hace por una razón de salud o estilo de vida, entonces usted no tiene porqué complacer a todos con sus platos favoritos. Una nota sobre las necesidades dietéticas especiales: Idealmente si usted tiene un invitado vegano o alguien que no puede ingerir gluten, entonces puede planificar la comida para acomodarlos fácilmente. Por lo tanto, usted hace un postre sin gluten que todos pueden comer o puede servir judías verdes al vapor a su invitado vegano y los demás pueden tener otro aperitivo hecho con leche y queso.

Consejo Núm. 3: Los alimentos especiales SIEMPRE son más costosos

Las frutas y verduras orgánicas son mucho más caras que sus contrapartes regulares … siempre. Y la razón es que el costo de cultivar los productos orgánicos es más alto que los productos regulares porque el productor tiene que usar pesticidas y fertilizantes totalmente naturales. Así que el alto costo de cultivar estos productos se traduce en una comida más costosa. Comprar comida orgánica para alimentar a su familia diariamente para muchos es inasequible, y este costo es aún mucho más elevado si está pensado en 8 a 10 invitados más. También debe ser consciente que preparar una comida libre de gluten también puede costarle mucho dinero. Incluso si usted prepara panes o sus platos favoritos, las harinas que usted tiene que usar para reemplazar las harinas ricas en gluten son más caras. Se necesita una combinación de harinas especiales de como tapioca o arroz para sustituir a la harina de trigo blanca y básica, si desea tener resultados consistentes.

Consejo Núm. 4 : Las Porciones Cuentan

Un error grande que la gente suele hacer con las comidas grandes es sobreestimar las porciones servidas a cada invitado. Así que la tendencia es comprar un pavo o jamón lo suficientemente grande como para alimentar a 15 personas cuando usted sólo tiene 8 invitados. Por ejemplo, si nos fijamos en la cantidad de pavo comprado para el Día de la Acción de Gracias frente a la población total de los EE.UU. resulta que los estadounidenses compran alrededor de 3 libras de pavo por persona. ¿Quién come tanto? A lo sumo, sólo se necesita una libra de pavo por adulto e incluso una libra está empujando los límites. Considere el apetito de sus invitados, haga una estimación de cuánto sus invitados comerán y sólo compre suficiente carne para cubrir esa cantidad. También puede experimentar el mismo problema con las bebidas especialmente con la cerveza y el vino. Planea 2 vasos por cada invitado y compre sólo la cantidad necesaria. Si la gente quiere beber más, haga un evento “BYOB”  en que cada persona puede sentirse libre de traer su propia bebida.

Consejo Núm. 5: Compre Marcas Genéricas

Esto es particularmente cierto para cualquier ingrediente que va a utilizar para crear un plato – especialmente una cazuela. Se trata de todo, desde comprar una marca costosa de caldo de pollo en lugar de usar una marca genérica más barata o queso fino rallado en lugar de comprar un bloque de queso y rayarlo usted mismo. Entre más ingredientes utilizará para hacer un plato, es menos probable que sus invitados van a poder distinguir entre el sabor de una marca costosa y una marca genérica.  En cambio si limita los ingredientes que utiliza entonces ahora tendrá que preocuparse de la calidad y el sabor. Así que si usted está haciendo un pastel de queso, puede comprar un queso menos costoso para reducir el costo y sus invitados no sabrán la diferencia. Además, puede comprar ingredientes menos costosos para hacer sus cazuelas, postres, salsas o adobos. Siempre puede utilizar más condimentos si piensa que el plato necesita un poco más de sabor.

Consejo Núm. 6: Es más fácil usar cubiertos desechables, pero son un costo adicional

comidas en las fiestasAlgunas personas optan por usar platos, vasos y cubiertos desechables para facilitar la limpieza después de la comida. Sin embargo, es un costo adicional – sobre todo porque generalmente se tiene que comprar las marcas de desechables más costosas para una comida especial. Para evitar un costo extra, utilice los cubiertos que ya tiene en casa. Si está demasiado agotado para hacer la limpieza después, pida ayuda de alguien de la familia. Incluso algunos de sus invitados quizás estarán dispuestos a ayudar para terminar rápido.

Consejo Núm. 7: Coordine  para evitar desperdicios

Quiere evitar que cada plato tenga el mismo sabor porque utiliza los mismos ingredientes, pero a menudo puede encontrar formas de coordinar los ingredientes y los condimentos para usarlos más de una sola vez. Así que en lugar de usar el tomillo en la carne y romero en un puré de papas, prepare un plato que utiliza romero, también. De esa manera puede usar los condimentos más de una vez para que no se echen a perder. Lo mismo se puede hacer con las frutas que compra para hacer postres y bebidas mixtas. Haga un postre de frutas y luego puede usar el resto de la fruta para hacer una jarra de sangría.

Consejo Núm. 8: Antes de ir de compras, siempre haga una lista

Parece muy simple, pero una lista le ayudará a comprar sólo lo que necesita para que pueda mantenerse dentro de su presupuesto. Así no caerá en la trampa de comprar compulsivamente o comprar más de algo que ya tiene. Revise todas las recetas que usted planea usar y escriba todos los ingredientes que necesita, asegurándose de anotar cosas como la cantidad de cebollas o cuántas tazas de harina  necesitará en total para todo lo que está preparando con harina. Luego revise la lista y compárela con lo que ya tiene en casa. Si usted compró cebollas fritas congeladas para hacer una cazuela para la cena de Pascua, entonces todavía también puede usarlas para la cena de Acción de Gracias. No hay nada peor que comprar más de algo que ya tiene en casa. Una vez que tenga esa lista, llévela con usted cuando vaya de compras. De nuevo revise su lista para eliminar lo que ya ha comprado para asegurar que no esté duplicando sus compras. Otro tip importante es que debe evitar ir de compras cuando tiene hambre, ya que es muy probable que compre compulsivamente si tiene el estómago vacío.

Consejo Núm. 9: Apoye sus tiendas locales

Las cadenas de supermercados nacionales suelen ser las más caras – las tiendas de comestibles como Whole Foods o el Mercado Central pueden llegar a ser muy costosas. Cadenas nacionales como Tom Thumb o Winn Dixie son más económicas para su presupuesto. Incluso, una buena opción es apoyar a las tiendas locales. Si usted vive cerca de tiendas de comestibles locales o incluso mercados de agricultores en su comunidad, usted podrá ahorrar mucho dinero y contribuir con la economía local, además de preparar sus comidas con ingredientes frescos.

Consejo Núm. 10: No compre comida para el día siguiente

Uno de los mayores errores que la gente comete durante la temporada de fiestas es tener comidas grandes una tras otra. Así que termina cocinando una gran cena para la Nochebuena, un gran desayuno el día de Navidad, y luego otra gran cena para esa misma noche. Piense en formas creativas de usar la comida que le sobra para evitar comprar y preparar otra comida cuando su familia e invitados pueden estar satisfechos con comida ya preparada.