Hablando con sus padres de edad avanzada acerca del dinero

No espere para hablar de la planificación financiera con sus padres. El momento es ahora.

Muchas personas con padres de edad avanzada tienen dificultades para sentarse y tener una conversación seria sobre el dinero. Parece una cosa obvia para hacer, pero en una reciente encuesta (en inglés) realizada por la Fundación Nacional para la Educación Financiera (NEFE, por sus siglas en inglés) encontró que siete de cada diez personas dicen que los principales obstáculos que impiden a sus familias una comunicación abierta es la toma de decisiones financieras en nombre de un familiar en edad avanzada.

“Este es un tema delicado para todos los involucrados. Pero si los hijos adultos piensan que discutir acerca de las finanzas es difícil, sólo tienen que esperar hasta que sus padres se enfermen de manera que queden incapacitados, como puede ser con la demencia o el Alzheimer, y entonces sus ahorros de toda la vida desaparecerán rápidamente – esto es difícil de aceptar, y no obstante, sucede con demasiada frecuencia”, advierte Gary Herman, presidente de Consolidated Credit.

Los números de esta encuesta hablan por sí mismos:

  • El cuarenta y siete por ciento de los ancianos encuestados dijeron que han tenido problemas con las facturas, habiéndolas pagado tarde o sin siquiera pagarlas
  • El treinta y seis por ciento tuvieron dificultades para calcular problemas simples de matemáticas
  • El treinta y cinco por ciento realizaron compras irracionales
  • El veintiún por ciento agotaron sus cuentas de ahorro

¿Cómo se puede vencer los obstáculos y rescatar los ahorros de toda una vida de sus padres y su herencia? Siga estos consejos.

Paso 1. Iniciar la conversación

El primer paso es establecer un tiempo para hablar con sus padres. Si tiene hermanos o hermanas invítelos a la discusión. La conversación no debe ser para confrontar, ustedes están allí para descubrir información pertinente acerca de sus padres, sus finanzas y para ver lo que tienen en el lugar para el futuro, como un testamento, una directiva de atención médica avanzada o tal vez nada en absoluto, lo cual podría conducir a problemas.

Paso 2. Hablar sobre testamentos y la planificación patrimonial

Un testamento es un documento legal que permite a una persona especificar cómo los bienes de su propiedad deberán ser divididos y (en su caso) cómo la custodia de sus hijos debe ser manejada después de su muerte. Existe como una alternativa a los métodos para dividir la propiedad y los arreglos para la custodia de los hijos, que son determinados por cada estado por defecto. El “método por defecto” es un proceso legal largo y costoso conocido como sucesión, que debe ser evitado a toda costa.

Como parte del proceso de planificación del patrimonio y de la voluntad, una persona puede optar por hacer fideicomisos o regalos a los herederos u organizaciones caritativas, que pueden utilizarse para reducir la cantidad de impuestos debido a la muerte, así como asegurarse de que los deseos personales sean honrados.

Aunque las voluntades legales se pueden crear sin la asistencia de un abogado, es una buena idea contratar a uno para ayudar con el proceso, sobre todo si los deseos de sus padres con respecto a la división de bienes sean complejos, o si hay un deseo de minimizar los impuestos implicados que rodean las cuestiones de herencia.

Paso 3. Configurar una directiva de atención médica avanzada (AHCD, por sus siglas en inglés)

Un AHCD es un documento que indica a los demás acerca de la atención médica de sus padres en caso de que estuvieran demasiado enfermos para tomar decisiones adecuadas por su propia cuenta. Se hace efectivo en las circunstancias definidas en el documento, y permite a los padres hacer una o ambas de las siguientes:

  • Nombrar a un representante de atención médica. La AHCD le permite a sus padres designar a un representante de atención médica (también conocido como “poder notarial duradero para la atención médica”, “Health Care Proxy” o “abogado-de-hecho”). Esta persona, por lo general un cónyuge o miembro de la familia como un hijo o hija, se asegura que los deseos del documento se cumplen. Estos deseos incluyen prolongar la vida o evitar el tratamiento bajo ciertas condiciones, así como el empleo de medios artificiales para prolongar la vida, entre otras cosas.
  • Preparar instrucciones para el cuidado de la salud. Esto a menudo se llama un “testamento vital” y que resume los requisitos de sus padres sobre el tratamiento de soporte vital si son enfermos terminales o en estado de coma. Ellos proporcionan las instrucciones para su futura salud así que cuando ya no pueden hablar o están incapacitados de alguna manera, su cuidado futuro está claramente documentado.

Paso 4. Establecer un poder notarial

Un poder notarial es un documento en el que los padres nombran a alguien para actuar por ellos. AARP dice esto acerca de un poder de representación: El poder le permite escoger a alguien de confianza para manejar sus asuntos si no puede hacerlo por sí mismo. Le da tranquilidad, asegurándoles que en caso de emergencia, alguien que elija tendrá la autoridad para actuar en su nombre. Si usted no tiene un poder de abogado y queda incapacitado repentinamente, su familia puede tener que ir a través de una acción judicial costosa y requiriendo mucho tiempo para nombrar un tutor o curador para que tome decisiones por usted.

Hay tres tipos de poderes:

  1. “Convencional” comienza cuando los padres firman y termina cuando se vuelven incapacitados.
  2. “Duradero” comienza cuando el padre firma, pero no termina hasta la muerte.
  3. “Cirscuntancial” comienza cuando algo sucede, como un padre que se torne incapacitado.

El poder notarial tiene sentido para la mayoría de los expertos.

Paso 5. Explorar fideicomisos

Un fideicomiso es un instrumento jurídico en el que los bienes de sus padres pueden ser aportados. Los dineros aportados al fideicomiso ya no son de propiedad de sus padres, pero en su lugar ahora pertenecen al fideicomiso. El fideicomiso puede ser configurado de varias maneras con el fin de pagar la renta a sus padres durante su vida, y luego desembolsar el resto de los activos a los beneficiarios cuando se produzca la muerte de sus padres.

El principal beneficio de la creación de un fideicomiso es proteger los activos que de otra manera tendrían que ser vendidos para pagar los gastos del cuidado de sus padres, antes que los beneficios del gobierno se active. Para que un fideicomiso funcione, debe configurarse años antes de que sus padres requieran cuidados. Los fideicomisos son complejos y sólo deberían ser creados y gestionados por un abogado con experiencia. Consulte con un abogado que se especialice en la planificación del patrimonio para obtener más información sobre los fideicomisos.

Planear con anticipación

Planificar ahora para el futuro es esencial para proteger las finanzas de sus padres y asegurarse de que sus activos duramente ganados se transmitan a su familia. Si usted o sus padres necesitan ayuda para elaborar un presupuesto o simplemente quieren hablar con un consejero de crédito certificado sobre la administración del dinero, llame a Consolidated Credit hoy al . También puede dar el primer paso en línea, solicitando un Análisis Gratuito de Deuda y Presupuesto.