La consejería de crédito puede ayudarle a romper su adicción al crédito y a dejar de usar las tarjetas de crédito hoy mismo

Ronnie pagó $50,000 en deudas de tarjetas de crédito y se deshizo de las tarjetas de crédito

El setenta y dos por ciento de los estadounidenses usan tarjetas de crédito y Ronnie P. solía ser uno de ellos. Le gustaron las ventajas que ofrecían sus tarjetas, junto con la facilidad y conveniencia de gastar. Hasta que un día Ronnie se dio cuenta de que todo eso se había disparado a más de $40,000 en deudas de tarjetas de crédito.

Los problemas de deudas de tarjetas de crédito comienzan lentamente, pero a menudo le impactan de repente

Las tarjetas de crédito pueden ser una herramienta útil. Sin embargo, también le permiten acumular deudas de una manera que puede ser insalubre para sus finanzas personales. Las altas tasas de interés se comen los pagos mínimos, lo que significa que usted sólo disminuye sus saldos lentamente. Al mismo tiempo, usted sigue gastando.

Por lo tanto, esos saldos de tasas de interés altas aumentan lentamente a pesar de que usted hace pagos todos los meses. Entonces, un día se da cuenta de cuánto debe. Eso es lo que le pasó a Ronnie:

«Más tarde te das cuenta de que vino lentamente, poco a poco. Pero de repente un día, como una epifanía, te das cuenta de los problemas en los que estás metido».

«Y luego recuerdas y te das cuenta de que fue esto, esto y esto. En nuestro caso, fueron principalmente renovaciones de la casa.»

Por lo menos, Ronnie hizo diligentemente los pagos mínimos a tiempo cada mes para permanecer en buen estado y evitar multas. Aún así, a pesar de hacer pagos constantes, el capital de la deuda de Ronnie apenas se movió.

Investigó para encontrar una mejor manera de salir de la deuda

Ronnie dice que la lectura extensiva le enseñó algunas lecciones acerca de por qué no podía pagar su deuda efectivamente sólo pagando el mínimo adeudado o incluso un poco más cada mes.

«Las compañías de tarjetas de crédito están felices de ir por ese camino. Mientras usted esté haciendo pagos – incluso si es el mínimo o lo que sea – eso está bien para ellos. Pero no podía seguir así».

Ronnie dio el primer paso correcto y llamó a sus acreedores directamente

Ronnie determinó que sus altas tasas de interés lo mantendrían endeudado por más tiempo del que le interesaba. También sabía que esas tasas eran la razón por la que su saldo nunca pareció bajar. Por lo tanto, Ronnie dio un buen primer paso y llamó a sus acreedores para negociar tasas de interés más bajas y elaborar un plan de pago.

«Tuve algo de éxito en mi propio llamado; fue bastante bien. Congelaron la cuenta y bajaron nuestra tasa de interés al 0 por ciento».

El desafío es que los diferentes acreedores tienen diferentes políticas sobre el trabajo con los clientes para pagar sus deudas. También depende de su historia con ellos. Si usted usa la cuenta con frecuencia y siempre paga a tiempo, es posible que ellos estén más dispuestos a ayudarlo. En este caso, Chase elaboró un plan de pago personalizado con Ronnie. Sin embargo…

«Intenté negociar con otro acreedor, pero sólo estaban dispuestos a bajar mi tasa de interés al 15%.»

Un anuncio con una posible solución llamó la atención de Ronnie

Un día de verano de 2013, un anuncio de Consolidated Credit llamó la atención de Ronnie – en particular, un reclamo de tasas de interés más bajas. Levantó el teléfono e hizo la llamada.

Él llamó y habló con un consejero de crédito certificado

«Había una señora muy servicial, creo que se llamaba Sheila. Ella estaba muy bien informada y era muy servicial. Era realmente buena, dice las cosas como son. Sabía que Consolidated Credit podía ayudar y lo explicó paso a paso».

«Sheila sentía empatía por el problema y entendía cómo abordarlo. Me convencieron casi inmediatamente. Me envió por correo electrónico el papeleo y Consolidated Credit básicamente se encargó del resto».

Sheila ayudó a Ronnie a inscribirse en un programa de manejo de deudas

«Después de hablar con Sheila y firmar el programa de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés), me sentí muy aliviado.»

‘Sabes cuál es el problema, los  pasos a tomar para alcanzar la solución, y sabes que tienes profesionales expertos en tu esquina. Esa es la ruta a seguir.’

Consolidated Credit fue directamente a trabajar en nombre de Ronnie:

  1. Se pusieron en contacto con sus acreedores para negociar tasas de interés más bajas
  2. También consolidaron sus múltiples pagos de facturas mensuales en un solo pago mensual.

Como explicó Sheila, en lugar de hacer malabarismos con múltiples pagos de múltiples acreedores, Ronnie haría un solo pago a Consolidated Credit. Pagaron a sus acreedores de acuerdo con el plan de pago negociado. Ronnie podría usar el portal de clientes en línea de Consolidated Credit para rastrear el progreso a medida que sus saldos disminuyeran.

Consolidated Credit obtuvo resultados donde Ronnie no pudo

Los acreedores a menudo están más dispuestos a negociar y acordar un cronograma de pagos ajustado cuando usted se somete a la consejería crediticia. Trabajar con un consejero de crédito les muestra a los acreedores que usted está dispuesto a pagar su deuda en serio.

«Cuando negocié por mi cuenta, un acreedor sólo bajaría al 15%, pero Consolidated pudo obtener el 5 ó 6%. Era la mitad de lo que estaban dispuestos a hacer sólo por mí. Así que terminé pagando un cuarto de la tasa de interés original».

Consolidated Credit contactó a cada acreedor para negociar tasas más bajas y un calendario de pagos ajustado. Más de los acreedores de Ronnie acordaron bajar su tasa a cero. El equipo de consejería crediticia ayudó a Ronnie a establecer un plan de pago.

‘¡Consolidated Credit logró conseguir acuerdos excelentes! Mis tasas de interés disminuyeron, los pagos mensuales eran más bajos, y por supuesto, como sugiere el nombre, la gran ventaja es tener todo eso en una sola cuenta.’

«Inmediatamente fue un alivio. Eso se demostró más y más a medida que pasaron los meses y pude ver que los saldos se reducían».

Ronnie de Madison, TN

Puedo decirle a cualquiera que se puede hacer porque lo he hecho con la ayuda de Consolidated Credit. Como me gusta decir, «la prueba está en hacerlo» y eso es lo que hicimos.

Donde empezó:

  • Total de deuda no asegurada: $17,560.00
  • Estimación de los intereses: $10,156.47
  • Tiempo de amortización: 13 años, 5 meses
  • Pagos mensuales totales: $702.40

Después de la inscripción en el DMP:

  • Tasa de interés promedio negociada: 8.13%
  • Total de cargos por intereses: $3,230.00
  • Tiempo de amortización: 4 años, 7 meses
  • Pago mensual total: $384.00
Ahorro de tiempo:
8 años, 10 meses
Ahorros mensuales:
$318.40
Ahorro de intereses:
$6,926.47

Los beneficios del Programa de Manejo de Deudas valieron la pena

Ronnie dice que los honorarios que pagó a Consolidated Credit para establecer el programa de manejo de deudas y negociar en su nombre no fueron nada comparados con los ahorros de costos por intereses.

«Por supuesto que hubo costos al inscribirse en el programa de manejo de deudas; lo sabíamos. Pero los costos serían mucho menores que seguir como hasta ahora, así que no dudé en usar Consolidated Credit una vez que hablé con Sheila».

El programa fue flexible cuando la familia de Ronnie lo necesitaba

Como Sheila le explicó a Ronnie, un programa de manejo de deudas es un plan de pago de deudas asistido en el que usted se inscribe voluntariamente. A diferencia de la bancarrota, no hay ningún requisito de incluir todas sus cuentas; sin embargo, por lo general se aconseja que lo haga.

«Como pagamos algunas tarjetas, incluso añadimos algunas más en el programa. Empezamos con cuatro y luego añadimos dos más que eran de mi esposa. Así que en general eliminamos cerca de $50,000 de deudas de tarjetas de crédito».

Ronnie elogia el programa de manejo de deudas y lo recomienda a cualquier persona que esté inundada de deudas de tarjetas de crédito.

«Puedo decirle a cualquiera que se puede hacer porque lo he hecho con la ayuda de Consolidated Credit. Como me gusta decir, ‘la prueba está en hacerlo’ y eso es lo que hicimos».

En el camino, la consejería de crédito le enseñó a Ronnie cómo dejar de usar tarjetas de crédito

Durante la inscripción de un cliente en un programa de manejo de deudas, puede acceder a una variedad de recursos de consejería crediticia gratuitos. Ronnie los aprovechó y encontró mejores maneras de manejar las finanzas de su hogar. Aprendió a presupuestar para evitar deudas y a ahorrar eficazmente para cubrir gastos inesperados y acontecimientos de la vida.

«No vamos a volver a caer en ese estado otra vez. Tiene que saber que la compañía de la tarjeta de crédito no es su amiga. No les importa el saldo que tenga, casi prefieren que lo tenga al máximo».

‘Te das cuenta de lo fácil que fue acumular deudas la primera vez y cuán fácil sería volver a meterte en problemas.’

«Básicamente no tenemos tarjetas de crédito ahora. Aprendimos a dejar de usar tarjetas de crédito y a mantenernos alejados de ellas. Hay cosas que queremos que simplemente no compramos hasta que tenemos dinero ahorrado. Simplemente nos negamos a volver a meternos en ese lío».

Ronnie dice que el efectivo es el rey ahora en su casa. Sólo utilizan efectivo o débito.

Después de una caída inicial, la puntuación de crédito de Ronnie es mejor ahora

Otra preocupación importante que las personas tienen cuando pasan por la consejería de crédito es el impacto potencial del puntaje de crédito. En la mayoría de los casos, completar el programa con éxito conduce a una mejora, en lugar de un daño mayor. Ronnie confirma esto como su experiencia.

«Inicialmente, mi puntaje bajó un poco – no tanto como temía – pero probablemente cayó hasta 670. No estoy seguro si esa caída inicial estuvo directamente relacionada con la inscripción en el programa o no. Pero ha vuelto a subir alrededor de los 730, que es más o menos donde estaba cuando detecté por primera vez el problema con mi deuda».

Ronnie tiene un último consejo para cualquiera que sea reacio

«Por supuesto, llame a Consolidated Credit. Conéctese, llame, haga lo que tenga que hacer. Será una de las mejores cosas que haya hecho. La llamada vale mucho la pena. Primero se dará cuenta de la magnitud del problema, pero inmediatamente verá una salida y eso es lo importante.”