Ley de prácticas justas de cobro de deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés) y Usted

Conozca sus derechos para que pueda tomar medidas contra el acoso de los cobradores de deudas y las agencias de cobro.

Si usted está atrasado en los pagos de sus tarjetas de crédito, préstamos de automóviles, hipotecas o de estudiantes, usted probablemente se ha visto interrumpido en algún momento u otro por las llamadas telefónicas de coleccionistas – especialmente después de la reciente recesión económica. “Treinta millones de estadounidenses salieron de la reciente crisis financiera con una o más deudas en la colección”, estima Richard Cordray, Director de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés). Los cobradores de deudas hacen numerosas llamadas telefónicas molestas cada día a los deudores, pero la Ley de prácticas justas de cobro de deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés) advierte que algunas de las prácticas que utilizan los colectores de deudas, puede ser ilegal.

La FDCPA dice explícitamente, “Un cobrador de deudas no puede participar en ninguna conducta que como consecuencia natural implique acosar, oprimir, o abusar de cualquier persona en relación con el cobro de una deuda y no puede utilizar cualquier medio desleal o desmesurado para cobrar o intentar cobrar una deuda”

Los acreedores y los coleccionistas están obligados por las normas establecidas en virtud de la FDCPA y no pueden tomar medidas excesivas para cobrar una deuda. La CFPB advierte que mantiene un ojo vigilante sobre cómo interactúan los acreedores con los consumidores y esbozó los siguientes motivos como probables para iniciar una acción legal contra los autores.

¿Así que, cuando se aplica la FDCPA?

La FDCPA sólo se aplica a las deudas que hayan sido enviadas a las colecciones y no se aplica a un acreedor intentando cobrar un solo pago atrasado. Preste especial atención a esta distinción. Como regla general, si usted está hablando con un coleccionista, sus derechos están protegidos por la FDCPA. Si usted está hablando con el acreedor directamente, por lo general no caen bajo las directrices establecidas por la FDCPA.

Sin embargo, algunas compañías de tarjetas de crédito tienen sus propios departamentos internos de colecciones de deuda, por lo que usted puede pensar que está hablando con el acreedor, pero en realidad estás hablando con el departamento de colecciones. La mayoría de los acreedores le enviarán una cuenta a colecciones después de cerca de tres a seis meses. Siempre pregunte si esta cuenta se encuentra en colecciones. Si es así, usted tiene más derechos en el control de cómo y cuando las conversaciones sobre su deuda se establecerán.

Las llamadas de colecciones son restringidas bajo el FDCPA en cualquier día, en el horario de 8 a.m. a 9:00 p.m.(hora local). También limita el número de llamadas de colecciones que se pueden hacer acerca de una sola deuda durante el transcurso del mismo día.

Como se puede ver, incluso bajo las directrices estrictas de la FDCPA, las llamadas telefónicas no están prohibidas por completo. Aún así, una de las mayores ventajas de la FDCPA es que le permite establecer algunas reglas básicas estableciendo cuando el cobrador puede contactarlo. Cuando tome en cuenta la restricción de las horas de llamadas, no se olvide de incluir los fines de semana y días festivos. Si ha especificado el tiempo de contacto preferido, como así también el método, y el colector no cumple, usted está en su derecho de hacer un informe a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) o a la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB).

También debe tener en cuenta que está dentro de su derecho a negarse a pagar la deuda, en cuyo caso el colector tiene prohibido volver a llamar, pero todavía tienen la capacidad de tratar de demandarlo. Usted puede enviar una carta indicando su negativa a pagar la deuda dentro de los 30 días de la primera toma de contacto del coleccionista. Una vez que reciben la carta, no pueden ponerse en contacto con usted directamente otra vez. La única acción que pueden tomar es lograr una orden judicial para el pago. Además, si obtiene representación legal, el cobrador debe enviarle toda futura comunicación a través de su abogado, y no a usted.

Al intentar cobrar una deuda, los cobradores no pueden decir nada a su antojo. El FDCPA ha fijado algunas pautas para lo que el coleccionista puede decir durante la conversación. Esto ayuda a prevenir algunas de las prácticas de colección menos éticas que puede haber experimentado.

Tipos de ‘prácticas‘ de cobranza de deudas prohibidas por la FDCPA.

A continuación se proporciona una lista más detallada de lo que un coleccionista no puede hacer en su interacción con el consumidor:

  • No pueden hacerlo responsable por deudas que usted no autorizó o que se haya comprometido, a menos que la ley lo permita.
  • No pueden hacer figurar la recepción de sus pagos fuera de tiempo y luego cobrar cargos por pagos atrasados, o depositar cheques en forma anticipada, antes de la fecha indicada.
  • Los cobradores no pueden confiscar su propiedad sin una orden judicial específica, como un decreto de quiebra.
  • No pueden revelar su deuda a nadie sin su consentimiento. Sin embargo, se les permite ponerse en contacto con algún asociado suyo conocido si no pueden ponerse en contacto con usted para confirmar la información.
  • Los cobradores no pueden usar lenguaje abusivo o profano; ni amenazar con violencia y mucho menos causar daños físicos.
  • No pueden falsificar la cantidad real que usted debe, o la condición jurídica de la deuda.
  • Los cobradores no pueden cobrar ninguna cantidad superior a lo que se debe en la deuda – es decir, no se pueden agregar sanciones adicionales o intereses no descriptos previamente en el contrato.
  • No pueden hacerle pagar por llamadas por cobrar o por los servicios de correo de pago contra entrega.
  • Los cobradores no pueden hacer declaraciones falsas o magnificadas para que desvaloricen sus reportes de crédito en un intento de castigarlo. Las penalidades por falta de pago están establecidos y no pueden ser aumentadas por el acreedor.
  • No pueden publicar su nombre en cualquier tipo de lista negra de crédito que le impida calificar para el crédito en el futuro. No existen tales listas negras.
  • No pueden enviar comunicaciones destinadas a avergonzarlo por el pago de su deuda – es decir, un sobre con grandes advertencias rojas y símbolos diciendo que no ha pagado. Los gráficos en sobres enviados por correo deben limitarse solamente a tener un logotipo de la empresa remitente.
  • No pueden engañar al deudor, haciéndole creer que la comunicación proviene de un abogado o que es de fuente gubernamental, o que el pago o no pago será enviado a una agencia de reportes de crédito.
  • Los coleccionistas de deuda, de modo acosador no pueden tergiversar que sus deudas serían canceladas o perdonadas si aceptara una oferta de liquidación de deuda. No pueden amenazarlo con pleitos, detenciones, persecuciones o encarcelamiento por falta de pago, ni tampoco mencionando órdenes de juicios y multas.

Así que, ¿qué hacer si se enfrentan a colecciones abusivas?

Las empresas que violan la Ley de prácticas justas de cobro de deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés) pueden ser reportados a la Comisión Federal de Comercio y la Oficina de Protección Financiera del Consumidor a través de sus sitios web. También se le permite demandar al colector en el estado que corresponda o en una Corte Federal dentro del año a partir de la fecha de la violación. Si usted cree que está frente a prácticas abusivas de cobranza, debe tomar notas detalladas acerca de su experiencia. Pregunte por los nombres de los representantes, tenga en cuenta la fecha y la hora en que se producen los hechos a denunciar, y dar una breve descripción de cualquier comportamiento que usted considera que son una violación.

El siguiente enlace le llevará a leer el texto completo de la FDCPA. Para restringir las llamadas de coleccionistas o para evitar cualquier otro contacto, puede utilizar nuestra carta de muestra o modelo para ser enviada a los acreedores a fin de evitar sus incumplimientos a La Ley de Prácticas de Cobro de deudas; para ayudarle a empezar.

Pare el hostigamiento de colección de deudas ahora, esto es su derecho

Tratar con coleccionistas nunca es fácil. Si usted está en una posición en la que el acoso del colector lo está estresando, o si usted no llegó a ese límite, pero se está volviendo cada vez más difícil pagar sus deudas, sería el momento oportuno de solicitar un poco de ayuda.

Llame a Consolidated Credit para ver si podemos ayudarle a encontrar una solución a sus problemas de deuda que le permita sacarse de encima el acoso de los coleccionistas de deudas. Nuestro equipo de consejeros de crédito certificados puede ayudarle a negociar con los acreedores y tratar con los coleccionistas en su nombre. Ellos también pueden ser capaces de reducir sus pagos totales entre el 30% al 50%. Para aprender más llame hoy mismo al o de el primer paso en línea con una solicitud de un Análisis Gratuito de Deuda y Presupuesto.