12 maneras de ahorrar en las compras de regreso a la escuela

Estos consejos pueden ayudarle a evitar endeudarse durante la segunda temporada de compras más caras del año

ahorros regreso a clases

El verano está terminando para muchos estados que comienzan la escuela en agosto de cada año, y los negocios minoristas están listos para atender a los padres quienes tienen la gran responsabilidad de hacer las compras para la escuela de sus hijos. ¿Pero por qué hay tanta anticipación? Un hecho es que las compras de regreso a clases son el segundo mayor evento de ventas para los minoristas, y se estima que más del 45 por ciento de los padres estarán haciendo compras en línea. Ellos gastarán un estimado de 83.600 millones de dólares este año, un aumento de más del 10 por ciento sobre los 75.800 millones de dólares del año pasado, para ingresar a sus estudiantes de K-12 y universitarios.

Ahora vamos a analizar el presupuesto promedio para los padres que se están preparando a sus hijos desde el nivel primario, hasta el de nivel de “high school”:

  • Vestimenta y accesorios – $ 238.89
  • Electrónica y computadoras y necesidades conexas – $ 204.33
  • Zapatos – $ 130.38
  • Suministros escolares – $ 114.12

Aquí hay algunas maneras de ahorrar, cuando debe hacer las compras del regreso a la escuela:

Ropa

    • Compruebe las ventas de liquidación de verano primero. Mientras puede ser que no pueda conseguir toda su ropa en oferta de descuentos, cerciórese de que usted comienza por las liquidaciones, para recién después abocarse a la indumentaria de precios completos
    • Evite comprar ropa de moda que estará fuera de temporada dentro de unos meses. Céntrese en lo clásico, como jeans, camisetas resistentes, camisas de vestir, y pantalones que sean complementarias con el vestuario ya existente de su hijo. Si su niño insiste en una o dos prendas que estén de moda, ofrezca un pequeño compromiso de tener que trabajar para conseguirlos, con tareas adicionales o utilizado su propio dinero para gastos.
    • Compre ropa con cintura ajustable y rodillas reforzadas. Estas piezas pueden ser más costosas, pero durarán más tiempo y crecerán con su hijo.
    • No haga todas las compras de una vez. Compre lo que necesita para comenzar el año escolar y luego añada lentamente prendas mientras la ropa de otoño/ invierno sale a la venta.

Informática/Electrónica

      • Su hijo no necesita la última computadora, y la de mayor capacidad para hacer su trabajo escolar. Asegúrese de comprar una computadora que se adapte a las necesidades de su hijo, no a sus deseos.
      • Los niños pueden ser difíciles con la electrónica, así que considere comprar con garantías. Sólo asegúrese de que la garantía cubra daños accidentales y no sólo los defectos del fabricante.
      • Evite comprar los teléfonos inteligentes más recientes. Mientras que su hijo puede querer estos artículos, no son necesarios para volver a la escuela.

Zapatos

      • Compre zapatos de uso múltiple que hagan juego con la mayoría del vestuario. Una buena regla es la compra de un par de zapatillas de deporte y un par de zapatos de vestir cómodos.
      • Muchas tiendas minoristas ofrecen al comprar uno, obtener uno gratis en los zapatos en esta época. Si su hijo está creciendo, no se preocupe por la longevidad y concéntrese en el precio.

Suministros escolares

      • Consulte con su escuela para conocer si publican una lista de materiales escolares necesarios para cada grado. La lista limitará sus opciones y evitará cometer errores que haga que tengan que volver más tarde.
      • Comience la compra en su casa primero. Haga un inventario de todos los materiales sobrantes de la escuela que ya tiene, lo que le permitirá hacer una lista de los elementos que realmente necesita de inmediato. Muchos padres tratan de comprar todo a la vez, creando una tensión innecesaria en el presupuesto.
      • Compre materiales escolares sencillos y luego haga que sus hijos lo usen. Siempre pagará de más por carpetas llamativas, que por lo básico.

Las compras en línea pueden reducir las discusiones, librarse de la molestia de las multitudes y evitar cualquier compra por impulso que puede presentarse en los pasillos. Si sus hijos quieren algo que no está en la lista, deberían negarse a esa solicitud, a menos que ellos lo puedan pagar por sí mismos. Podrá no hacerlo a usted popular, pero ahorrará en su presupuesto y le dará la oportunidad de enseñarles una cierta gestión del dinero.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344