COVID-19: Guía de ayuda financiera para trabajadores de hospitalidad

¿Cómo lidiar con el desempleo o la pérdida de ingresos provocada por la crisis actual?

La industria hotelera y de hospitalidad ha sido una de las más afectadas por el COVID-19. Los despidos a trabajadores de restaurantes, cantineros, personal de hoteles y otros profesionales de servicios son impresionantes.

«Esta crisis es abrumadora para las personas que trabajan en la industria de servicios», dice Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. “Nadie sabe cuándo los restaurantes, bares y hoteles volverán a estar abiertos, o qué tan rápido puede recuperarse la industria cuando abra. La gente necesita ayuda ahora.»

Para ayudar a las personas en la industria de servicios a superar la crisis económica causada por COVID-19, Consolidated Credit ha elaborado esta guía de ayuda financiera. Esperamos que le ayude a encontrar recursos y soluciones de ingresos que quizás no haya considerado.

Si tiene preguntas, puede llamar a la línea directa financiera de Consolidated Credit al 1-888-294-3130 para obtener consejería financiera gratuita. Los consejeros certificados están disponibles de lunes a viernes de 8am a 10pm (hora estándar del este).

Solicitud de beneficios del seguro de desempleo

El Departamento del Trabajo de EE. UU. (en inglés) amplió las reglas de calificación para el seguro de desempleo.

Incluso si no fue sido despedido por completo de su trabajo, puede calificar a través del programa de su estado. Las nuevas reglas le permiten calificar para el seguro de desempleo si:

  • su empleador cerró temporalmente debido a COVID-19
  • no puede trabajar debido a una orden de cuarentena
  • tuvo que irse debido a un riesgo de exposición, infección o para cuidar a un familiar enfermo

Si tiene licencia por enfermedad remunerada, generalmente no calificaría. De lo contrario, es una buena ruta a seguir.

Cada estado tiene diferentes reglas para los beneficios del seguro de desempleo. Puede buscar los beneficios en su estado a través de CareerOneStop.org . <

Tome nota de lo siguiente:

  • si cumple con los requisitos de elegibilidad en su estado
  • cuánto puede recibir
  • por cuánto tiempo puede recibir beneficios

Esta información le ayudará a planificar en consecuencia. Podrá estimar cuánto de su presupuesto puede esperar cubrir con el seguro de desempleo.

La mayoría de los programas estatales le permiten solicitar el seguro de desempleo en línea (Internet) o por teléfono. Debido al gran volumen de reclamos que se hacen, las líneas telefónicas pueden enviarlo directamente a un mensaje grabado para volver a intentarlo más tarde.

La aplicación online le ayudará a presentar su reclamo lo más rápido posible y le ayudará a evitar el estrés de tratar de hacer llegar su llamada.

En circunstancias normales, el Departamento del Trabajo dice que puede tomar hasta dos o tres semanas para comenzar a recibir beneficios. En las circunstancias actuales, es posible que tenga que esperar más tiempo para recibir los beneficios.

Explore los fondos de ayuda para trabajadores de la hospitalidad

Existe una variedad de fondos de ayuda y programas de subvenciones para trabajadores de restaurantes, cantineros y trabajadores de hospitalidad. Estos programas no son una solución a largo plazo, pero pueden proporcionar dinero extra para reemplazar al menos parte de sus ingresos mientras espera que los comercios vuelvan a abrir.

  • Restaurant Opportunity Centers United tiene una lista completa (en inglés) de recursos nacionales para trabajadores de hospitalidad, así como listados estatales.
  • Consulte con la asociación de comercio de hospitalidad o restaurantes en su estado, que puede tener programas locales adicionales para investigar
  • Póngase en contacto con la cadena de hoteles o el grupo de restaurantes a través del cual trabaja o trabajó. Empresas como Marriott (en inglés) tienen sus propios programas.

Tenga en cuenta que la mayoría de los fondos de ayuda y los programas de subvenciones proporcionan cantidades limitadas, generalmente como una distribución única. Solicite a tantos programas como sea posible para complementar la mayor cantidad de ingresos posible.

Buscando otras fuentes de ingreso

Además del seguro de desempleo y los programas de ayuda a trabajadores de hospitalidad, puede haber otras vías disponibles para obtener los ingresos que necesita.

Si bien los restaurantes y hoteles están cerrados, los servicios de delivery son una de las pocas industrias que contratan en este momento. Es posible que pueda encontrar trabajo a través de un servicio de entrega de alimentos como DoorDash o con un servicio de entrega general como Amazon.

También puede consultar con supermercados, ferreterías y otros minoristas que se han considerado esenciales en el área donde vive.

Si está recibiendo beneficios de desempleo o planea recibirlos, solo asegúrese de verificar las calificaciones del programa de desempleo de su estado para comprender cómo el trabajo a tiempo parcial puede afectar su elegibilidad para el seguro de desempleo.

La mayoría de los trabajadores de hospitalidad, particularmente aquellos que viven de las propinas, reciben un reembolso de impuestos cada año. Aunque la fecha límite para la presentación de impuestos se extendió hasta el 15 de julio, no hay nada que le impida presentar ahora. Cuanto antes presente, más pronto podrá obtener su reembolso.

La presentación es especialmente importante si ha cambiado de cuenta bancaria o se ha mudado desde que presentó sus declaraciones de 2018. Los cheques de estímulo se distribuirán a través de depósito directo o correo físico, en función de cómo recibió su reembolso el año pasado.

Si su información ha cambiado, la presentación de sus declaraciones de 2019 de inmediato ayudará a garantizar que reciba su reembolso, así como su cheque de estímulo, lo antes posible.

El Tesoro de los Estados Unidos comenzó a distribuir cheques de estímulo, enviando 80 millones de pagos en la primera semana. Sin embargo, los expertos advierten que algunas personas pueden tener que esperar hasta principios de septiembre antes de recibir su cheque.

El IRS planea poner en funcionamiento un sitio web para verificar el estado de su cheque, lo que le permitirá controlar su alivio. Sin embargo, el sistema aún no está en funcionamiento.

Pedir ayuda no es fácil, pero esto es una crisis. Las personas que no han sufrido ninguna pérdida de ingresos a menudo buscan formas y personas para ayudar. Ahora es el momento de preguntar.

Si le pregunta directamente a un amigo o familiar, asegúrese de que esté claro si el dinero es un regalo o un préstamo. Alguien puede regalarle hasta $15,000 sin estar sujeto a un impuesto sobre donaciones en sus impuestos federales el próximo año.

Si el dinero es un préstamo, asegúrese de establecer términos claros (en inglés) para el reembolsoLa persona que le presta el dinero debe ser plenamente consciente de su situación. Asegúrese de que entiendan que es posible que no pueda reembolsarlos hasta que los trabajos regresen en su industria.

Si no desea preguntar directamente a una sola persona, considere configurar una campaña de crowdfunding a través de un sitio de buena reputación, como GoFundMe.

Consejos para enfrentar desafíos en los pagos de facturas

Dependiendo de su situación, puede verse en la obligación de tomar algunas decisiones difíciles cuando se trata de su presupuesto. Lo importante a tener en cuenta es que muchos proveedores de servicios, acreedores y prestamistas tienen programas establecidos para abordar los problemas de pago causados ​​por COVID-19.

«Hable con sus proveedores y acreedores si tiene problemas para realizar un pago», recomienda Herman. “Una línea de comunicación abierta puede ser clave para obtener alivio sin arruinar su crédito. Pregunte sobre la indulgencia, que puede pausar o reducir sus pagos. Pero hablar con alguien es esencial. No se esconda, porque podría enfrentar cargos por atraso, multas y estrés adicional que no necesita.»

Si usted es propietario de una vivienda, su prestamista hipotecario puede ofrecer un aplazamiento si no puede realizar sus pagos mensuales. Esto detendrá temporalmente sus pagos de hipoteca por un período de tiempo, lo que podría ser crítico para usted.

También puede hablar con un consejero de vivienda certificado por el HUD para hablar sobre aplazamientos y otras opciones de ayuda. Llame al 1-888-294-3130 para hablar confidencialmente con un consejero de vivienda sin cargo.

Si tiene préstamos estudiantiles federales, los pagos se han suspendido desde ahora hasta al menos el 30 de septiembre.

No es necesario que solicite la suspensión de sus pagos: es automático, independientemente del administrador de préstamos que tenga.

El interés también es del 0% hasta el 30 de septiembre. Si realiza un pago de préstamo estudiantil ahora, el 100% del monto del pago se destinará a pagar el saldo de capital del préstamo.

En caso de que haya hecho pagos después del 30 de marzo y ahora enfrenta desempleo, también puede solicitar un reembolso. Recuperar esos fondos puede ayudarle a cubrir otras facturas.

Si tiene préstamos estudiantiles privados, comuníquese con su prestamista. Es posible que también tengan opciones para suspender o reducir sus pagos.

Algunos estados, condados y ciudades han suspendido los cortes de servicios públicos debido a la falta de pago. Si vive en algún lugar donde existe una orden de suspensión de cierre, su compañía de electricidad o de agua no puede apagar la electricidad o el agua solo porque no puede pagar su factura.

Si vive en un lugar donde no se han ordenado suspensiones de cierre, entonces debe continuar priorizando estas facturas. Mantener la energía y el agua en funcionamiento mientras está bajo órdenes de quedarse en casa es crucial.

Es posible que haya recibido avisos de sus compañías de tarjetas de crédito y otros proveedores financieros sobre COVID-19. Muchas compañías han emitido declaraciones alentando a los clientes a contactarlos si tienen problemas para realizar un pago debido a la pérdida de ingresos de COVID.

Experian mantiene una lista actualizada (en inglés) de acreedores y prestamistas con sus páginas de recursos individuales. Si no puede encontrar correos electrónicos de sus proveedores en su bandeja de entrada, este es un buen lugar para comenzar.

Consejos si aún tiene fuente de ingreso

«Es imperativo que haga todo lo posible para apuntalar sus finanzas si aún tiene ingresos», aconseja Herman. “Si continúan los cierres, aún puede enfrentar despidos o recortes salariales severos. Ser proactivo puede ponerlo en la mejor posición posible si sucede lo peor.»

  • Elimine de su presupuesto cualquier cosa que no sea absolutamente esencial. Por difícil que sea, reduzca los servicios de transmisión streaming y cancele las suscripciones que pueda. Limítese a un solo servicio de transmisión para no quedarse sin entretenimiento.
  • Acumule tantos ahorros como sea posible. Encuentre artículos que pueda vender, presente sus declaraciones de impuestos para obtener su reembolso y deposite todo su estímulo en ahorros cuando lo reciba.
  • Evite las deudas de tarjetas de crédito siempre que sea posible. Aumentar sus saldos ahora es arriesgado en este momento. Ajuste su presupuesto para evitar nuevas deudas

Si actualmente tiene saldos en varias tarjetas de crédito que necesita pagar, considere un programa de manejo de deudas. Es un plan de pago para tarjetas de crédito que puede ayudar a minimizar o incluso eliminar los cargos por intereses. Esto le ayudará a pagar sus saldos más rápido y también puede reducir sus pagos mensuales.

«Reconocemos que los profesionales de servicio necesitan ayuda,» dice Herman. “Además de la línea directa de cierre, estamos eximiendo las tarifas de instalación de los programas de manejo de deudas para trabajadores de hospitalidad y otros profesionales de servicios efectuados por COVID-19. Si tiene los medios para comenzar a pagar su deuda, queremos que sea lo más fácil posible.”

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344