El 2015 puede ser el año para obtener el pago que usted quiere

En primer lugar, los empleados deben reunir el coraje para preguntar.

Boss-Interview-300x199

La economía se está recuperando y así, muchos estadounidenses que se quedaron sin empleo o que tuvieron una reducción salarial pueden estar de suerte para conseguir un salario más deseable para este año.

Una encuesta realizada por Robert Half®, una firma global para la dotación de personal, realizada a 2100 de los principales directores financieros (CFO, por sus siglas en inglés), encontró, que el 41 por ciento de ellos están dispuestos este año a negociar por los pagos, más de lo que estaban preparados el año pasado, si encuentran el talento adecuado.

De los CFO encuestados, el 68 por ciento mencionó que tiene al menos alguna dificultad para encontrar candidatos calificados para puestos de nivel profesional, en particular en Miami, Filadelfia, Nueva York, Detroit y St. Louis.

Aunque encontrar el talento adecuado ha sido un reto, una vez encontrados los candidatos, estos tienen más espacio para negociar. Pueden luchar por un salario de inicio más alto con menos ansiedad y tienen más probabilidades de tener éxito en conseguir lo que quieren.

¿Por qué sucede esto? Debido a que los directores financieros (CFOs) están más optimistas sobre el futuro de sus empresas, pensando que habrá dinero en la mesa para tomar. La mayoría de los CFOs encuestados, – el 93 por ciento- cuentan con la idea que sus empresas crecerán en los próximos seis meses.

Estos datos están en consonancia con otro estudio que dice que en el 2015 se ve bien para los demandantes de empleo, por lo que, aquellos que buscan un aumento de sueldo pueden tener más suerte en los próximos 12 meses.

Los expertos coinciden en que el mejor momento para pedir la remuneración que usted quiere, es durante el proceso de contratación. Pero seamos realistas, solicitar mayor nivel de ingresos no es siempre fácil. Es probable que tenga algo que ver con los estigmas sociales acerca de la codicia y el hablar de dinero. Independientemente de cualquier molestia que usted pueda sentir, los gerentes encargados de la contratación (recursos humanos) esperan que los solicitantes de empleo negocien, y de hecho están preparados para ello a partir del momento en que ponen su primera oferta sobre la mesa.

Cuando usted está negociando, no sea modesto acerca de usted mismo. Destaque su experiencia, sus logros y el nivel educativo. Mencione cuales son las razones por las cuales deben contratarlo por sobre los demás, debido a que usted tiene mayor valor en el mercado.

Si está en un trabajo donde la paga no es buena para usted como la encuesta encuentra, entonces la misma metodología se puede aplicar al negociar un aumento de sueldo. Ese estudio también encuentra que el 43 por ciento de los empleados creen que se les ofrecerá un aumento de sueldo en el 2015.

Sin embargo, ¿qué pasa si un aumento de sueldo no es ofrecido? Pregunte.

“Si usted tiene un argumento válido para un aumento en el pago y presenta su caso de la manera más profesional, y en el momento más oportuno, incluso si usted no obtiene exactamente lo que quiere, su empleador puede ofrecerle una promesa”, dice Gary Herman, presidente de Consolidated Credit; y agrega: “si bien es una negociación, el proceso tiene que parecerse a una conversación en lugar de a una confrontación.”

Cómo pedir más dinero – y conseguirlo

Hay un tiempo para todo

Qué hacer: Si las ventas han subido y su compañía se está beneficiando, utilice esto como una señal para preguntar. Haga su investigación; averigüe cuándo se otorgan aumentos en su empresa y utilice esto como otra señal para el momento de hacer una movida oportuna.

Qué no hacer: Usted puede optar por posponer su pedido de aumento si su empresa está en problemas financieros y están tratando de reducir los costos. Si la gente está siendo despedida es posible que desee mantenerse a distancia de su solicitud, o puede arriesgarse a conseguir su propio despido.

Mantenga la calma y el control de sus emociones

Qué hacer: Un momento ideal para pedir un aumento es cuando aún está siendo feliz en el trabajo. De esa manera usted es más propenso a usar palabras que son menos exigentes o palabras que no expresen ira o frustración. Usted puede optar por plantear su solicitud de aumento como una pregunta – los expertos aseguran que es menos exigente.

Qué no hacer: Evite pedir un aumento cuando está a punto de darse por vencido, cansado o frustrado. Si ha llegado a un punto de ruptura, puede que esté inclinado a levantar la voz o usar gestos que transmitan negatividad. La conversación puede escalar rápidamente de una conversación a una confrontación.

Conozca su valor

Qué hacer: Sepa lo valioso que es tanto en su área de especialización, como dentro de su empresa. No sea tímido acerca de destacar cualquier elogio recibido, sobre el aumento de la productividad, y los testimonios de clientes.

Qué no hacer: Nunca digo: “Yo trabajo más duro que Juan,” o, “He estado aquí por un año ya”, o, “Jane consiguió un aumento de sueldo, así que quiero un aumento,” o, “Sam es nuevo y está ganando más dinero que yo”. También deberá evitar cosas como:” estoy renovando mi casa y por lo tanto necesito más dinero”. Este tipo de declaraciones no solo no garantizarán un aumento, sino que no funcionarán. En pocas palabras – no se queje. Destaque solamente sus logros.

Utilice el sentido común

Qué hacer: Si el jefe le hace la pregunta del millón: “¿Cuánto quiere?” ¿Qué dirá usted? Haga su investigación y pida un aumento que esté dentro del ámbito de lo que paga la industria. Considere también el estado financiero de la empresa.

Qué no hacer: Nunca ir con el enfoque de “puerta en la cara”, es decir, pidiendo una cantidad ridícula con la esperanza de negociar luego por algo mucho menor. Esto no es una técnica buena de venta. De hecho, es posible que su jefe desvalorice todo lo que usted presentó, la cual hubiera sido buena y convincente si usted no hubiera exagerado en su pedido.

Recuerde, el momento adecuado lo es todo. Es la forma de preparar y presentar su solicitud lo que conduce a un resultado exitoso. Sea gracioso, pregunte directamente y con confianza. Impóngase pero recuerde que es una conversación, no un enfrentamiento. Presente sus argumentos con solidez y aplomo y podría obtener el pago o aumento que se merece.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344