Investigación de la Semana: Cómo los estadounidenses pagan la universidad de sus hijos

6 de cada 10 familias evitan endeudarse para cubrir los costos de la educación superior

Cada semana, Consolidated Credit busca información y realiza una investigación financiera que puede ayudarle a lidiar con su deuda y el presupuesto. Esta semana…

familia y ahorros

Sallie Mae® y los expertos globales de investigación de Ipsos realizaron una investigación

Aunque la mayoría de los estudios se enfocan en el costo de la educación en términos de la deuda estudiantil, esta investigación evalúa cómo las familias se enfrentan el reto del alto costo de la educación superior.

El gran resultado

Hoy en día los padres están más conscientes de la deuda estudiantil excesiva que tienen sus hijos mayores cuando apenas empiezan a establecerse financieramente. Como resultado, los padres se han vuelto la principal fuente de financiamiento para la educación de sus hijos, y unas 6 de cada 10 familias están encontrando maneras de pagar la universidad sin sacar un préstamo estudiantil.

Los detalles fascinantes

El hecho de que los padres sean la principal fuente de financiamiento para la educación superior de sus hijos, en realidad es sorprendente. Es la primera vez desde el 2010 que los padres han asumido este rol – durante los últimos cinco años las principales fuentes de financiamiento para la educación universitaria eran las becas y subvenciones.

  • 32% del financiamiento proviene de los ingresos de los padres y sus ahorros
  • 30% proviene de becas
  • 16% proviene de los préstamos estudiantiles
  • 11% proviene de ingresos de los estudiantes
  • 6% proviene de los préstamos sacado por sus padres
  • 5% proviene de familiares y amigos

Si bien el costo de la educación superior ha llegado a su punto más alto desde el 2010, aproximadamente $24.164 este año, también lo ha sido el aporte de los padres. Las familias estadounidenses han recaudado aproximadamente $10.365 en promedio para aliviar la carga de este gran gasto.

La ayuda que hacen los padres a sus hijos para cubrir el costo de la educación superior es debido, en parte, a la preocupación que ellos tienen por el futuro de sus hijos:

  • 13% se preocupa que sus hijos no van a encontrar un trabajo después de la graduación
  • 17% temen que los ingresos disminuirán debido a la pérdida de empleos
  • 19% están preocupados por que las tasas de interés de los préstamos estudiantiles seguirán aumentando

Incluso 4 de cada 10 familias que dependen de préstamos para cubrir al menos algunos de los costos de la eduación superior de sus hijos, según informa Sallie Mae® están siendo responsables con sus préstamos.

  • 89% han ingresado en el programa de FAFSA
  • 53% están recuperando una parte de este gasto a través de los créditos fiscales educativos
  • 35% han empezado a hacer los pagos de sus préstamos antes de la graduación, cuando su plan de pagos realmente empieza

Los mismos estudiantes que tienen préstamos estudiantes están tomando medidas preventivas para evitar los problemas experimentados por otros estudiantes. Como resultado, el 73% de los estudiantes que tienen préstamos trabajan mientras asisten a la escuela y el 68% están reduciendo su gasto personal y manteniendo un presupuesto.

Lo que puede hacer

Es necesario que los padres planifiquen lo más que puedan para ayudar a sus hijos en pagar el alto costo de la educación universitaria. Cuanto más usted puede cubrir estos gastos con ingresos y ahorros, menos carga tendrán sus hijos. Sin embargo, si usted ya tiene deudas y tiene préstamos estudiantiles “PLUS” esto puede ser muy difícil de manejar.

El hecho de que la ccontribución promedio de los padres este año sea aproximadamente $10.635 es evidencia de que la mayoría de las familias están yendo en la dirección correcta cuando se trata de ahorrar para la universidad de sus hijos, pero la tendencia tiene que seguir.

Si todavía usted no lo ha hecho, abra un Plan de Ahorro 529 para la universidad o un IRA Coverdell para ayudar a su familia a superar el alto costo de la educación. Además, si usted empezó tarde y no cree que tenga suficiente ahorros, comience ahora a tomar el tiempo para usted y sus hijos y familiarícense con la FAFSA y el proceso de aplicación para simplificar la transición cuando llegue el momento de entrar al colegio.

Una lección importante que los adultos jóvenes deben aprender de los Millennials mayores es que es necesario lograr la estabilidad financiera tan pronto como sea posible después de graduarse de la universidad. Esto significa elaborar un presupuesto sólido que lo ayudará a cumplir sus metas financieras y lograr su independencia financiera.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344