Investigación de la Semana: Cómo presentar sus quejas ante el CFPB

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor muestra el progreso que han hecho.

Cada semana, Consolidated Credit busca información y realiza una investigación financiera, que puede ayudarle a lidiar con sus deudas y su presupuesto. Esta semana…

Un estudio interesante

A raíz de la gran recesión, el gobierno federal abrió las puertas de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) en julio del 2011. A partir del 2012, la organización empieza a difundir un informe anual que muestra información sobre quejas y los resultados del año anterior. El informe del 2014 fue publicado a finales de marzo.

El gran resultado

caja de quejas

El CFPB recibió 250.700 quejas de los consumidores. Y de estas quejas:

  • 35% estaban relacionadas con las denuncias de cobro de deudas
  • 20 % de las quejas se trataban de las hipotecas
  • 18 % de las reclamaciones recibidas giraban en torno a los reportes de crédito
  • 8 % con una cuenta bancaria o servicio bancario
  • 7 % eran quejas de tarjetas de crédito
  • 4% trataba de préstamos de consumidores
  • 3% eran para los préstamos estudiantiles
  • 2 % para los préstamos de día del pago

Otras reclamaciones que representan menos del 1% del total de las quejas e incluyen: transferencias de dinero, servicios de prepago y quejas de servicios financieros misceláneos.

Los detalles Fascinantes

La mayoría de las denuncias aproximadamente el 67%, fueron recibidas directamente a través de la página web del CFPB, mientras el 15% provino de referencias y 9% fueron comunicados por teléfono; 9% contaron por denuncias a través del fax, correo electrónico y el servicio postal.

Curiosamente, mientras que los préstamos del día de pago componen sólo una pequeña fracción de las quejas recibidas (2%), estos préstamos poseen la deuda que tuvo más denuncias que todas las quejas de cobro dedeudas recibidas:

  • 14% de las quejas de recolección estaban relacionadas con los impagos de préstamos del día de pago
  • 14% estaban relacionados con las cuentas de tarjetas de crédito transferidas a colecciones.
  • 11% relacionadas con las facturas médicas no pagadas
  • Hipotecas, préstamos para automóviles y préstamos estudiantiles federales cada uno representa el 2% de las quejas a cerca del cobro de deudas, mientras que 1% tuvo que ver con préstamos estudiantiles privados.

 

El resto de las quejas recibidas se trataban de otros tipos de colecciones, tales como los servicios públicos o las facturas no pagadas, así como 24% de las quejas que no cayeron en ninguno de estas categorías.

La gente tenía una amplia gama de razones para quejarse del cobro de deudas:

  • 37% se trataba de llamadas continuas a personas equivocadas con respecto a deudas que en realidad no eran suyas – a veces las deudas ya fueron saldadas, liquidadas durante la bancarrota o no eran suyas para empezar.
  • 20% se trataba de tácticas de comunicación agresivas como llamadas telefónicas repetitivas, el acoso y el abuso verbal.
  • 13% no recibieron la información completa acerca de la deuda que debieron.
  • 12% de los consumidores recibieron amenazas de acciones ilegales, por ejemplo tiempo en la cárcel o la reposesión ilegal de una propiedad
  • 10% se trataban de declaraciones falsas, es decir los cobradores haciéndose pasar por una agencia de abogado o de gobierno
  • 7% estaban relacionados con el contacto inapropiado, como ponerse en contacto con el consumidor después de que haya conseguido representación legal o compartir información acerca de la deuda de un consumidor con un tercero

Lo que puede hacer

Lo que hemos aprendido de todos estos datos es la rapidez con que una deuda normal puede convertirse en un gran problema si por alguna razón no puede pagarla.

Los datos muestran que con las deudas de tarjetas de crédito e incluso préstamos del día de pago, todo está bien siempre y cuando usted está en control de la deuda y por lo general puede trabajar con el acreedor o prestamista con eficacia.

Sin embargo, una vez que una deuda entra en colecciones, todo puede ir de mal en peor rápidamente. No sólo tendrá que abordar el problema para retomar el control de su presupuesto sino también tendrá que lidiar con los cobradores de deudas, que llevan la mayoría de las quejas que llegan al CFPB, causando aún más problemas.

Si usted tiene deudas que están al borde de entrar en colecciones, es necesario tomar medidas inmediatas para evitar que manden estas cuentas a una agencia de cobro que tiene menos probabilidades de trabajar con usted y seguir las prácticas de negocios aceptables.

Incluso si sus deudas ya han sido transferidas a colecciones por su acreedor original todavía puede ser elegible para la consolidación a través de un programa de manejo de deudas La consejería de crédito puede, en algunos casos, ayudar con deudas en colecciones. Sólo depende de quién contrate para negociar con cada colector individual para conseguir que acepten su inscripción en el programa como un medio para pagar la deuda.

Si usted está lidiando con la deuda y necesita ayuda, llámenos al o llene una solicitud en línea para hablar con consejero de crédito certificado.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344