Las tasas de préstamos Stafford federales podrían duplicarse pronto

Cada año el costo promedio del grado sube unos $1,000 o más

deuda estudiantil

FORT LAUDERDALE, FL — Después de que un estudiante universitario deja la escuela, uno de los principales componentes en su presupuesto puede ser la deuda del préstamo estudiantil.

Todo parece indicar que los futuros estudiantes tendrán una situación de mayor desventaja ya que las tasas de interés para nuevos préstamos Stafford subsidiados se incrementará de 3.4 por ciento a 6.8 por ciento a partir del 1 de julio, a menos que el Senado sea capaz de llegar a un compromiso, según CNBC.

Mark Kantrowitz, fundador de FinAid.org y Vicepresidente y Editor de Edvisors.com, dijo a nuestra fuente que se debe tener en cuenta el monto de la deuda con la que los estudiantes están dejando la escuela, no solo las tasas de interés de los préstamos.

“Cada año el costo promedio del grado sube unos $1,000 o más,” dijo. “Y tener una deuda menos costosa no va a hacer mucha diferencia si el monto total adeudado sigue subiendo”.

No importa con cuánta deuda dejan la escuela los estudiantes estadounidenses, necesitan saber cómo reducir responsablemente sus saldos una vez que entren al mundo real.

1. Debes ser consciente de tu período de gracia

Una de las cosas más importantes para saber sobre tus préstamos estudiantiles es el período de gracia, según el Proyecto sobre Deuda Estudiantil. Algunos tienen períodos de seis meses, y algunos tienen períodos de nueve meses. La razón principal por la que debes saber cuándo vence tu período de gracia es para asegurarte de que no te pierdas tu primer pago, pues esto puede afectar tu puntuación crediticia.

2. Escoge el plan de pago adecuado

Otro factor importante al pagar tus préstamos estudiantiles es tu plan de pago. Estos pueden variar dependiendo en el momento en el que obtuviste tus préstamos, pero en general el plan de pago es de alrededor de 10 años. Sin embargo, el gobierno federal ofrece planes extendidos que pueden ir hasta 25 años, en donde cualquier deuda restante después de este período puede ser perdonada. Dicho esto, debes hacer tu investigación durante el período de gracia para que puedas elegir el plan que mejor se adapte a tus necesidades.

3. Evita tener otras deudas

Al pagar tus préstamos estudiantiles, sería prudente evitar cualquier otro tipo de deuda. Por ejemplo, meterte en problemas con la tarjeta de crédito al intentar reducir tus saldos del préstamo estudiantil, ya que esto podría llevarte a una dura situación financiera. Para evitar que esto suceda, debes guardar tu plástico hasta amortizar tu deuda estudiantil.

Préstamos estudiantiles, deudas de tarjetas de crédito

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344