Los hispanos son muy buenos ahorrando dinero, pero están saliéndose del presupuesto

41 por ciento de los hispanos gastan demasiado en comida fuera de casa.

Aunque muchos hispanos son cautelosos en cuanto a cómo gastan el dinero, una nueva encuesta realizada por TD Bank indica que tienen una debilidad: Los restaurantes.

dinningout

Esto es el sorprendente resultado de un estudio en que encuestaron a 1.600 adultos hispanos acerca de sus hábitos de gasto. La buena noticia para el grupo demográfico de más rápido crecimiento de Estados Unidos es su frugalidad en casi todos los aspectos de la vida cotidiana. La mala noticia es que están gastando demasiado dinero en comer fuera de casa.

“Los hispanos están gastando menos que el promedio nacional, pero todavía están lidiando para ahorrar dinero, como vemos el 43 por ciento de los encuestados desean ahorrar más “, comenta el vice-presidente de TD Bank, Nandita Bakhshi .

Una solución a este problema es simplemente comer más en casa – el 41 por ciento admite que gastan demasiado en restaurantes…no tanto por la comida sino como una excusa para compartir con sus amigos y familia. La NPD, una firma hispana de estudio de mercado, dice que el 75 por ciento de los hispanos prefieren comer en los restaurantes de cadena, en comparación con 62 por ciento de los no hispanos.

Otra gran diferencia: el 40 por ciento de los hispanos cenan fuera con los niños frente a 29 por ciento de los no hispanos. Así que cada salida a un restaurante cuesta más para hispanos que sus contrapartes no hispanos porque más miembros de la familia salen a comer juntos.

“El tiempo es la esencia”, dice Silvia Beebe, Subdirectora de Desarrollo Comunitario del Consejo de Servicios para Niños del Condado de Broward. “Nosotros los hispanos nos adaptamos a la cultura y nos esforzamos para lograr las mismas cosas que los demás estadounidenses. Entre las actividades cotidianas, la escuela, el trabajo, los entrenamientos de fútbol, es más fácil comprar comida rápida y comer en el coche. A veces no hay tiempo, el tiempo no es suficiente para preparar una comida”.

A principios de este año, Sandelman & Associates, una compañía que realiza investigaciones en la industria de servicios alimenticios, nombró la ciudad de Miami el lugar número uno en el país donde más se come comida rápida. Curiosamente, según la oficina de censo de EE.UU, más del sesenta por ciento de la población de esta ciudad es de origen hispano.

“El precio es un factor clave”, explica Beebe.” Se puede alimentar a una pequeña familia con cinco dólares en un lugar de comida rápida. Puedes ir a un supermercado y comprar todos los ingredientes que durarán más tiempo, pero por la necesidad de comer en el momento, con 5 dólares se puede comprar un montón de cosas en un menú de $1. Es por esta razón estas franquicias son tan populares”.

En cuanto a las diferencias entre los hábitos de gasto de los jóvenes hispanos y los hispanos mayores, Beebe comenta que la diferencia es enorme. Mientras que los hispanos mayores prefieren comer en casa, los hispanos más jóvenes son más propensos a experimentar nuevos lugares y nuevos alimentos. “Estamos más abiertos a probar la comida griega, la comida Thai.. más abiertos a las nuevas experiencias”.

Otros resultados sorprendentes de la encuesta del banco Chase

  • 43 % de los hispanos compran por impulso porque se sienten que se lo merecen
  • 15% gastan excesivamente en comprar zapatos y ropa mientras que el 19 % gastan demasiado en café y almuerzos.
  • 64 % quieren recortar los gastos relacionado con la compra de comida rápida y los restaurantes.

“Pero sólo tener el deseo de hacerlo no es suficiente. Las metas financieras sólo pueden lograrse mediante la creación de un presupuesto “, afirma Abril Lewis-Parks, directora de Educación y Relaciones Públicas de Consolidated Credit. “Como regla general, se debe gastar el 15 por ciento de nuestros ingresos en comida y en restaurantes. Por lo tanto, para una familia que gana aproximadamente $43,000 por año, 15 por ciento de este monto son 125 dólares por semana. Por lo tanto, si esta familia gasta 100 dólares en el supermercado cada semana, sólo tendría $25 para salir a comer. Estos veinte-cinco dólares puede parecer poco, pero todo depende de su estilo de vida”.

La experta en finanzas también comentó que salir a cenar es más un lujo que una necesidad. “Es recomendable salir a cenar sólo una vez a la semana. Si prepara la comida en casa al menos tres o cuatro veces a la semana esto no sólo le puede ayudar a ahorrar dinero y sino también a mantener su presupuesto. Los restaurantes que venden comida rápida y pizzerías parecen más económicos en el momento, pero al largo plazo usted terminará pagando el precio, especialmente en el área de la salud”.

Consejos para ahorrar dinero

Invierta en una olla de cocción lenta o crock-pot.
Si se siente presionado por el tiempo, utilizando un crok-pock puede ser la solución. Échele todos los ingredientes, lo pone a temperatura baja y salga a hacer sus actividades cotidianas. La comida estará lista cuando regrese a casa. Existe un número de sitios web con herramientas y consejos sobre cómo ahorrar en la compra de alimentos para ayudarle a mantener un presupuesto sólido.

Ofertas de Restaurantes
Usted puede obtener muchas ofertas en sitios como Amazon, Groupon, Living Social , Restaurant.com, Yelp y BiteHunter. Desde ofertas en que gasta sólo $10 para una comida que vale $25, a ofertas de cenas a mitad de precio, esto es una buena forma de ahorrar. La oferta de $20 para 2 es una de las más populares en los restaurantes de cadena actualmente. Puede encontrar promociones y otras ofertas en el Internet, su periódico local o por medio de anuncios en la televisión.

Evite comprar bebidas de alcohol
Todos sabemos que las bebidas alcohólicas a veces cuestan aún más que la comida. Fuera de la llamada “happy hour”, una bebida alcohólica le puede costar hasta $8 el vaso. Usted termina pagando $8 por un vaso de vino que normalmente cuesta $8 la botella en un supermercado. Considere otras opciones como por ejemplo, un refresco o té helado. Pide un vaso de agua con limón que suena simple pero que tiene un sinfín de beneficios para la salud- es saludable, complementa la mayoría de las comidas, ayuda con la digestión y lo mejor de todo es gratis en la mayoría de los restaurantes.

Diga no a los postres
Después de una buena comida, puede ir de paseo con la familia o con amigos. Usted y sus amigos o familia pueden ir a su lugar favorito a comprar postres o helado y casi siempre gastaría sólo una fracción de lo que pagaría en un restaurante.

Come en casa
Puede recrear el ambiente para hacer sentir que está en su restaurante favorito. Busque el menú de este restaurante en línea y prepare esos manjares con su propio toque especial.
Sáquele el polvo a los recetarios que tiene guardados o mejor aún revise los cientos de recetas en línea. Si prepara la comida usted mismo le costará mucho menos, será más saludable y mucho más apreciado por la familia y amigos.

Si mantener un presupuesto equilibrado le parece imposible, podemos ayudar. Llame a Consolidated Credit hoy al para una consulta gratuita con un consejero de crédito certificado o puedes completar una solicitud en línea.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344