Cómo ajustar su presupuesto a medida que debe regresar al trabajo

Regresar al trabajo inevitablemente aumentará sus gastos, pero esto no significa que tenga que arruinar su presupuesto.Ahora que la pandemia (casi) va a terminar, los días de trabajar desde casa deberían estar llegando a su fin. Las oficinas están abiertas de nuevo y se está llamando a más personas para regresar al trabajo en la oficina. Según Bloomberg (en inglés), la cantidad de personas que trabajan en sus oficinas todavía es aproximadamente el 50% de lo que era antes de la pandemia, pero esas cifras están aumentando lentamente.

Entonces, ¿qué significa esto para su presupuesto?

Los trabajadores que lograron mantener su empleo el año pasado mientras trabajaban de forma remota se beneficiaron de ganar el mismo salario pero con menos gastos. Si usted está entre ellos, con suerte, invierte al menos parte de ese dinero en pagar deudas o generar ahorros. Sin embargo, a medida que regrese a trabajar en su lugar de trabajo, es casi seguro que los gastos aumentarán. Pero esto no significa que tenga que arruinar su presupuesto. Puede mantener fácilmente un presupuesto y continuar ahorrando y pagando sus deudas al regresar al trabajo.

Primero, necesita tener un presupuesto

Si aún no tiene un presupuesto, ahora es el momento de crear uno. Un presupuesto facilita el monitoreo de sus gastos y garantiza que no gaste más de lo que gana. Sin un presupuesto, es más probable que utilice tarjetas de crédito para cubrir los déficits. También tendrá dificultades para ahorrar constantemente y lograr sus objetivos financieros.

¿Qué gastos aumentarán al regresar al trabajo?

Hay algunas categorías de gastos definidas que pueden aumentar o aumentarán cuando regrese a la oficina:

Costos de transporte

Regresar al trabajo inevitablemente aumentará sus costos de transportación mensuales. Deberá pagar nuevamente por la gasolina, y el costo de la gasolina es mucho más alto. En el apogeo de la pandemia, los precios de la gasolina alcanzaron un mínimo de $1.95, pero ahora tendrá suerte de encontrar gasolina por debajo de $3 por galón.

TIP: manténgase al día con el mantenimiento y no olvide que conducir más lento significa usar menos gasolina.

Si necesita un automóvil nuevo, es posible que tenga aún más problemas. Debido a las cadenas de suministro interrumpidas y la demanda de los consumidores, las buenas ofertas son cada vez más difíciles de encontrar. Además, la mayoría de los acuerdos de financiación al 0% que vimos el año pasado se han ido. La buena noticia es que las tasas de interés son bajas, por ahora. Por lo tanto, si debe comprar, es posible que pueda obtener un buen préstamo si no está comprando en efectivo. Su mejor opción es buscar autos menos populares como sedanes en lugar de SUV. También puede considerar un híbrido de menor costo para reducir sus costos de combustible.

TIP: A menos que realmente necesite un automóvil nuevo (o usado), probablemente ahora no sea el momento. Espere a que las cadenas de suministro vuelva a la normalidad.

Si vive en un lugar donde el transporte público es una opción viable, probablemente obtenga las mejores ofertas aquí. Con el número de pasajeros disminuido después de COVID-19, los sistemas de transporte público se están volviendo mucho más flexibles con los horarios. Además, se aprobó un acuerdo de infraestructura en el Senado que significa más dinero para el transporte público y las carreteras. A medida que más personas regresen al trabajo, es posible que también veamos más interés en los sistemas de transporte público. Si puede usar el transporte público, podría ahorrar más de $10,000 por año, según un informe de la American Public Transportation Association (en inglés).

Reduciendo los gastos del auto

Ahorre dinero en su presupuesto al reducir los gastos mensuales del auto.

Estrategias para ahorrar exitosamente

Asegúrese de ahorrar dinero para sus objetivos y el futuro de su familia.

Ropa

Ahora que la gente va a regresar al trabajo en persona, eso significa que necesitamos vestirnos para el trabajo. Pero las lavanderías pueden ser costosas y alterar la ropa para que le quede bien a veces puede costar más que la propia prenda. Afortunadamente, no siempre es necesario llevar su ropa a una lavandería. En algunos casos, es posible que pueda lavar a mano o usar un ciclo suave para algunas prendas.

Si bien algunas oficinas han relajado sus códigos de vestimenta después de la pandemia, incluso la ropa informal o casual puede ser costosa. Para ahorrar dinero, omita los nombres de marca y elija artículos genéricos o con nombres de tiendas. Además, recuerde buscar rebajas y descuentos antes de comprar ropa. Si compra en línea, incluso puede usar extensiones de navegador como Honey, Rakuten e iBotta que le ayudan a encontrar cupones de descuento y reembolsos en efectivo.

Alimentos

Uno de los mayores gastos en el trabajo es salir a comer. De hecho, el costo de salir a comer es cercano a los $3,600 por año según el U.S. Bureau of Labor Statistics (en inglés). Puede ahorrar mucho trayendo su comida de casa. Puede llevarse las sobras de la noche anterior o dedicar una o dos horas el fin de semana a preparar los almuerzos para la próxima semana. No solo ahorrará dinero, sino que la comida casera suele ser mucho más saludable. Aún puede salir a reuniones de oficina u otros eventos sociales, pero intente comer en casa cuando pueda.

TIP: Ahorre dinero en el trabajo comprando sus bocadillos y bebidas en el supermercado y llevándolos en lugar de ir a las máquinas expendedoras.

Cuidado de los niños

Muchos padres no necesitaban cuidado de niños cuando trabajaban en casa y, de todos modos, muchos centros de cuidado estaban cerrados. Sin embargo, ahora que muchos van a regresar al trabajo, este enorme gasto puede afectar su presupuesto. Actualmente, el costo promedio del cuidado de los niños es de aproximadamente $750 por mes. Algunas personas incluso se están endeudando por el cuidado de los niños, lo que no es una propuesta sostenible a largo plazo. Otros, en su mayoría mujeres, están recortando sus trabajos o abandonando la fuerza laboral por completo (en inglés).

TIP: Si aún no lo ha hecho, asegúrese de verificar si es elegible y solicitelos pagos adelantados del crédito tributario por hijos.

Algunas empresas también han comenzado a ofrecer subsidios para el cuidado de los niños o incluso a brindar servicios en el campus. Apple, por ejemplo, ofrece una reserva de hasta $5,000 dólares (antes de impuestos) para ayudar a cubrir el cuidado de niños, y otras compañías de tecnología tienen beneficios similares.

El horario flexible también puede ayudar. Si su empresa no ofrece horas de trabajo remoto u horario flexible por adelantado, preguntePodría ser algo que pueda resolver individualmente según sus necesidades.

Niños y el regreso a la escuela

Incluso si sus hijos van a la escuela pública, todavía hay muchos gastos. Los costos de útiles escolares, uniformes, almuerzos y actividades extracurriculares pueden acumularse rápidamente. Por ejemplo, los útiles escolares para estudiantes de primaria pueden costar cerca de $600 por niño y los estudiantes de secundaria pueden duplicar esa cantidad.

TIP: También puede preparar almuerzos para sus hijos, para mantener bajos los costos de los alimentos.

Encuentre más sugerencias para presupuestar los costos de regreso a la escuela »

Mantenga su presupuesto cuando regrese al trabajo

Aunque los gastos van a aumentar en ciertos aspectos a medida que las personas van a regresar al trabajo y la escuela, no renuncie a su presupuesto. Con disciplina y reducción de costos, puede mantener su presupuesto y evitar las deudas de tarjetas de crédito. Recuerde revisar su presupuesto semanal o mensualmente. Si ve que está gastando de más debido a los costos de regreso al trabajo, asegúrese de buscar otros gastos que pueda recortar para mantener el rumbo. Pagar las tarjetas de crédito también puede ayudar a eliminar las facturas que agotan sus ingresos.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344