Retrospectiva para 2020: Cómo aprender de los errores del dinero

Incluso los expertos han cometido errores. Lo importante es lo que se aprende al avanzar.

Hasta el más eficiente contador público certificado (CPA, por sus siglas en inglés) o planificador financiero certificado (CFP, por sus siglas en inglés) puede cometer errores, especialmente con sus propias finanzas personales. Este hecho debería hacer que aquellos de nosotros que no tenemos títulos avanzados en contabilidad nos sintamos un poco mejor: incluso los mejores de nosotros nos equivocamos a veces.

Lo importante es aprender de los errores de dinero y seguir adelante, asegurándose de no cometer el mismo error dos veces. Le pedimos a 15 expertos financieros que miraran hacia atrás y nos contaran sobre los errores que cometieron con su dinero en el pasado, y cómo aprendieron de esas experiencias.

Hombre evaluando una decisión financiera importante
https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/01_Sophia.jpg

Gen Y Planning (inglés)

Hace unos años, finalmente contraté a un planificador financiero cuando casi no cumplí con la fecha límite para presentar los impuestos para maximizar mi Roth IRA. Me di cuenta de que, si tengo 100 clientes, soy el número 101.

Era el momento de contratar a alguien que me ayudara a rendir cuentas. Soy una firme creyente de que los planificadores financieros necesitan planificación financiera al igual que los terapeutas necesitan terapia.

Sophia Bera

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/02_Brian.jpg

Debt Discipline (inglés)

Uno de mis mayores errores financieros fue seguir al rebaño con mi dinero, y pensar que estaba bien tener deudas porque todo el mundo las tiene. Esa forma de pensar me ayudó a acumular $109,000 en deudas de consumo.

Una vez que me di cuenta de que necesitaba educarme en finanzas personales y construir un plan de dinero que funcionara para mi situación, pude pagar esa deuda en 50 meses.

Brian Brandow

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/03_Amy_Vicki.jpg

Women Who Money (inglés)

¡Uno de mis mayores errores financieros fue no entender cómo los honorarios impactarían el rendimiento de mi inversión! Empecé a contribuir al principio de mi carrera y básicamente “lo fijé y lo olvidé”.

Aunque tomé la decisión inteligente de invertir, pasé 20 años sin entender las tasas antes de tomar el control de mis finanzas. ¡Ahora estoy ayudando a mis hijos a entender la diferencia que hacen las tasas y ayudándoles a empezar a invertir con tasas bajas!

Amy Blacklock & Vicki Cook

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/04_Timothy.jpg

Doane University (inglés)

En 1986, conseguí mi primer trabajo de profesor en la universidad en un condado adyacente que requería un viaje de ida y vuelta diario de 64 millas desde mi casa. Estaba conduciendo un Ford LTD usado, semi confiable con un motor V-8 que consumía mucha gasolina, así que decidí que necesitaba un auto diferente. No quería comprar otro auto usado (mi papá siempre había llamado a los autos usados el problema previo de alguien, consejo que mi Ford había probado ser correcto en múltiples ocasiones). Pero no tenía mucho dinero para gastar (es decir, no había fondos de emergencia), y a los instructores de los nuevos colegios comunitarios se les pagaba muy poco en ese entonces.

El Yugo, de fabricación yugoslava, acababa de salir al mercado; y con un precio de $3,990, parecía un muy buen negocio (ya que también tenía una garantía de 12 meses, además de un pequeño motor que no consumía mucha gasolina y que también se utilizaba en Fiats de tamaño similar y de mayor precio). Después de la concesión del trade-in del LTD, todavía necesitaba $3,300 para completar la compra en efectivo. Como tenía muy poco dinero en mi cuenta de cheques, no tenía fondos de emergencia y no quería endeudarme con un préstamo de auto, la única manera de obtener ese dinero era saquear mi cuenta IRA que había abierto tres años antes cuando tenía un trabajo mejor pagado.

Dada la tasa de rendimiento promedio durante los años siguientes para el fondo mutuo indexado en el que se invirtió mi IRA, los $3,300 (más el 10% de penalización) que saqué de mi IRA habrían crecido hasta casi $60,000 para mi edad normal de jubilación. ¡Pero no me percaté de ese hecho en ese entonces!

El Yugo de tracción delantera era genial en la nieve y siempre fue bastante confiable – hasta que la correa de distribución se rompió a las 86,000 millas. Ese percance dobló varias válvulas y dañó el motor tan gravemente que no valió la pena el costo estimado de las reparaciones en ese momento. Por lo tanto, terminé gastando dinero en otro auto pequeño, ¡un auto usado, porque era todo lo que podía pagar!

Debido a que no tenía ningún ahorro de emergencia del que pudiera depender, sacar el dinero de mi IRA para comprar un activo que depreciaría rápidamente fue una movida tonta, especialmente porque cuando llegó el momento, también tuve que pagar impuestos ordinarios sobre los ingresos de esos $3,300 (junto con la penalidad del 10% debido al retiro anticipado de mi IRA, por supuesto). Y también seré $60,000 más pobre en la jubilación. Así que, por muchas razones, sacar ese dinero de mi IRA fue uno de los grandes errores que nunca repetí. ¡Lo que hice en ese entonces fue tonto, tonto, tonto!
Timothy Wiedman

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/05_Lyn.jpg

Lyn Alden Investment Strategy (inglés)

Un gran error que cometí fue no tener un compañero de cuarto después de graduarme en la universidad. Podría haber ahorrado $500 al mes en alquiler y servicios públicos cada año durante siete años. Si ese dinero se ahorrara y se capitalizara a una tasa del 7%, hoy en día valdría más de 50.000 dólares. Además, vivir solo durante largos períodos de tiempo es malo para la salud mental. Para cualquiera que esté buscando reducir seriamente sus deudas, le recomiendo encarecidamente que consiga un compañero de cuarto y que reduzca sus costos de vivienda lo más posible.

El resto de mis errores de dinero giran en torno a préstamos estudiantiles:

No busqué becas agresivamente, ni evalué varias escuelas cuando planeaba mi educación, lo que probablemente me costó 10 o 20 mil dólares en préstamos estudiantiles e intereses adicionales. Como resultado, me gradué de la universidad con una deuda estudiantil de unos $50.000.

Luego, una vez que me gradué, no refinancié mis préstamos estudiantiles con tasa fija alta. Hemos estado en una década de tasas de interés inusualmente bajas, y mis préstamos federales privados fueron tomados antes con una tasa fija, cuando teníamos tasas de interés más altas. Mis préstamos privados para estudiantes, mientras tanto, tenían una baja tasa variable. No buscar opciones de refinanciamiento o formas de consolidar mi alta deuda estudiantil de tasa fija, fue otra gran victoria potencial que dejé sobre la mesa.

Por último, me retrasé en uno de los pagos de mi préstamo estudiantil por accidente. No afectó mi puntaje de crédito, pero significó que me perdí una reducción de la tasa de interés del 0.25% que mi prestamista ofreció a los pagadores confiables. Eso no parece mucho, pero que decenas de miles de dólares en el transcurso de los años estuvieran a una tasa de interés más alta, fue un error tonto de hacer.

Eventualmente arreglé el problema manteniendo mis gastos bajos y ganando dinero extra. Esto incrementó dramáticamente mi flujo de efectivo libre y permitió acelerar el pago de los préstamos y construir seis cifras de activos de inversión en pocos años. Ahora, mi deuda está saldada, tengo una gran cartera de inversiones, un puntaje de crédito de más de 800 y diversas fuentes de ingresos.

Lyn Alden

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/06_Michelle.jpg

Michelle is Money Hungry (inglés)

Mi mayor error monetario fue usar herramientas financieras que no eran adecuadas para mi personalidad. Específicamente, las tarjetas de crédito. Me gusta bromear con que las tarjetas de crédito son mis heroínas financieras. Parte de lo que he luchado en el pasado cuando tuve tarjetas de crédito fue la disciplina financiera y la aplicación de esa disciplina financiera en todos los aspectos de mi vida financiera.

Desafortunadamente, tuve que aprender todo de la manera más difícil. He pasado años reaprendiendo mis hábitos financieros para cometer menos errores, hice un desafío de no comprar por un año, y aprendí a comprar todo lo que quiero con dinero en efectivo y una disciplina financiera enfocada. Ahora tengo un presupuesto en efectivo y recibo solicitudes de tarjetas de crédito todo el tiempo. Estoy feliz de mantener las tarjetas de crédito fuera de mi vida, y felizmente ignoro esas solicitudes cada vez que recibo una por correo.

Michelle Jackson

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/07_Stacy.jpg

Fiscal Nerd (inglés)

Mi error financiero en el pasado fue gastar 10 mil dólares en un sitio web que pensé que sería un activo que podría crecer para obtener beneficios. Sin embargo, resultó que estaba equivocada y que la compra fue un gran error. El sitio web no fue creado para tener éxito a largo plazo y su tráfico terminó por caerse poco después de que lo compré, haciendo que la compra fuera un desperdicio.

Aprendí, después de cometer ese tipo de errores, que es importante no precipitarse en las compras y asegurarse de que cualquier compra, especialmente una que espera que sea un activo, tenga potencial a largo plazo antes de hacerla.

Stacy Caprio

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/08_JR.jpg

HighYa (inglés)

Mi error financiero más tonto fue pedir préstamos estudiantiles para la escuela de postgrado. Cuando me gradué con mi título de grado, tenía muy poca deuda de préstamos estudiantiles, y muy poca deuda en general. Fui a buscar mi título de posgrado, porque sentía que me daría la mejor oportunidad de éxito más adelante en la vida, pero para obtener ese título tuve que pedir préstamos federales.

Tengo seis cifras de deuda de préstamos estudiantiles. En este momento, es manejable debido a mi plan de pago basado en los ingresos. También estoy muy consciente de mi responsabilidad fiscal cuando se me perdone el saldo en 15 años.

Y por más que trate de mantenerme positivo sobre cómo mi título de posgrado me ayudó profesional y personalmente, estoy convencido de que debería haber trabajado a tiempo completo antes y durante la escuela de posgrado, para pagar mi educación en lugar de hacerlo a través de préstamos.

J.R. Duren

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/09_Joseph.jpg

JoeHx Blog (inglés)

El mayor error financiero que he cometido en el pasado fue sacar demasiado en los préstamos estudiantiles. Esto fue durante mis años de pregrado (Licenciatura en Ciencias de la Computación, Wright State University, 2008-2012). En lugar de simplemente sacar la cantidad mínima de préstamos que necesitaba, opté por sacar la cantidad máxima disponible.

No me arrepiento de haber obtenido mi título de pregrado; ahora tengo un trabajo bien remunerado. Sacar demasiado en préstamos estudiantiles me enseñó a ser más adverso a las deudas. Por lo tanto, lo que he aprendido de mis errores financiero es a evitar las deudas si es posible.

Joseph Hendrix

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/10_Edith.jpg

LearnBonds (inglés)

Antes de salir del mundo corporativo y comenzar a aceptar clientes como asesor de finanzas personales, tuve un gran problema: vivir con dinero prestado. Usaba tarjetas de crédito para comprar prácticamente todo, desde gasolina hasta comestibles, facturas de alquiler y todo lo demás. Esto obviamente significaba que estaba viviendo constantemente por encima de mis posibilidades. Sin embargo, entre el momento en que dejé mi trabajo como analista de inversiones y me fui al sector privado, tomé una decisión consciente de poner en orden mi mundo financiero.

Cancelé las tarjetas de crédito con altos intereses y recompensas sin valor, actualmente tengo cuatro. También empecé a hacer un presupuesto integral que toma en cuenta todos los gastos, hasta el refrigerio del descanso para el té, y adopté la regla del dinero 50-30-20. Más importante aún, empecé a hacer un balance de mis gastos y comencé a analizarlos constantemente, y esto ha ayudado a aumentar mis ahorros. Estas ideas funcionaron para mí y han formado la piedra angular de mi carrera. Y para ser honesto, también han funcionado para la mayoría de mis clientes.

Edith Muthoni

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/11_Debbi.jpg

Debbi King (inglés)

Yo creo que el más grande de los errores es no aprovechar las inversiones. Al principio, cuando estaba en mis 20, no elegí invertir porque pensé que tenía todo el tiempo del mundo para hacerlo. Luego, a finales de los 20 y principios de los 30, no tenía dinero para invertir. En el 2003, se me mostró algo que cambiaría mi vida: si invierte $100 al mes desde los 25 hasta los 65 años en un fondo mutuo de acciones de crecimiento promedio, tendrá aproximadamente $1.7 millones (basado en un promedio de 30 años). Si hubiera sabido eso a los 20 años, habría hecho de la inversión una prioridad. Ahora invierto más que eso, pero estoy detrás de la bola ocho, por lo que me llevará más inversión y más tiempo alcanzar el mismo objetivo.

Al educar a otros, especialmente a los adultos jóvenes, esta es una de las primeras cosas que les enseño. Les enseño cómo funciona el interés compuesto y qué sucede cuando se empieza a invertir más tarde. El interés compuesto es dinero gratis, y la herramienta más grande para crear riqueza que existe. Mi gran error fue dejar ese dinero gratis sobre la mesa por demasiado tiempo.

Debbi King

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/12_Peter.jpg

Dollar Sanity (inglés)

Compré un bote. El mantenimiento es muy caro. No importa cuánto le gustaría tener un barco, conducir un BMW o volar con su propia avioneta, no lo compre.

Si no puede resistirse, en lugar de comprar uno, alquílelo.

Peter Koch

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/13_RJ.jpg

The Ways to Wealth (inglés)

Mi mayor error monetario fue comprar la casa equivocada, en el momento equivocado. Mi esposa y yo compramos nuestra primera casa poco después de casarnos a mediados de los 20 años.

Terminamos viviendo en la casa durante dos años. Como recién comenzábamos nuestras carreras, muchas cosas estaban cambiando. Poco después de que compramos la casa, mi esposa tuvo una nueva oportunidad de trabajo, que requería que nos mudáramos. Así que pusimos la casa en el mercado, vendiéndola con una pérdida.

En retrospectiva, deberíamos haber mantenido nuestras opciones abiertas y haber alquilado. Esto nos habría permitido más flexibilidad en el futuro.

RJ Weiss

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/14_Jonathan.jpg

Paradigm Wealth Partners (inglés)

La mayoría de las personas tienden a pensar que tener como cuenta principal su 401(k) es ideal, porque se aprovechan las contribuciones con impuestos diferidos a principios del año, y luego tienen un mayor sueldo hacia el final del año. Por ejemplo, para el 1 de noviembre, usted ha alcanzado su máximo anual, por lo que para el resto del año calendario, su cheque de pago quincenal es ligeramente mayor porque ya no está contribuyendo a su 401k

Esto podría ser un gran error de inversión. Si su empleador tiene un plan de aportes paralelos para el 401k, es posible que no pueda hacer esos aportes paralelos durante la parte del año en la que usted mismo no está aportando a su 401k.

A finales de 2015, la empresa para la que trabajaba mi esposa fue comprada por otra empresa. Su empleador original le permitiría participar y recibir la totalidad de la aportación paralela del 6%, incluso si adelantaba sus aportaciones a principios de año. Cuando se produjo la fusión, dejamos todo como está en el 401(k) y no le dimos demasiada importancia. En el 2016, mientras revisábamos las finanzas de nuestra casa, determinamos que el monto de la contrapartida de la nueva compañía no llegaba al 6% al que estábamos acostumbrados.

Después de investigar la descripción del plan 401(k) de la nueva compañía, nos enteramos de que requerían que usted contribuyera en cada período de pago para poder recibir el total de la contrapartida. Dado que adelantó su contribución en el 2016, y no nos dimos cuenta de esto hasta finales de 2016, se perdió miles de dólares en contribuciones de contrapartida.

Este no es uno de esos errores que volveremos a cometer y que corregimos rápidamente para el 2017. Esta es ahora una de las primeras cosas que miro cuando reviso las opciones de 401(k) para clientes o personas que cambian de trabajo. Asegúrese de leer y comprender la Descripción Resumida del Plan y cómo funciona el plan.

Jonathan Bednar

https://www.consolidatedcredit.org/es/wp-content/uploads/2020/02/15_Brandon.jpg

Finance Buzz (inglés)

No vengo de una niñez con dinero, pero a los 20 años recibí una herencia inesperada de más de 100,000 dólares y me lo gasté casi todo. Aunque usé una parte para pagar la universidad, la mayor parte se gastó en cosas como coches y electrónica.

Mi novia en ese momento (ahora esposa) me dijo que necesitaba cambiar mis hábitos financieros si queríamos seguir juntos. Me lo tomé muy a pecho y me volví extremadamente frugal, a la vez que me comprometí a enseñarme a mí mismo los conocimientos financieros que me faltaban cuando era niño.

Poco más de una década después y recientemente logré leanFIRE, donde mis ingresos mensuales pasivos superan los gastos. Además de ser frugal y de vender todas las cosas que compré hace años, también hice geohacking después de la universidad y viví en países de bajo costo de vida en el extranjero mientras ganaba un salario decente. Mientras viajábamos, aprendimos sobre los puntos y las millas de las tarjetas de crédito, que he utilizado para viajar por todo el mundo durante los últimos 11 años. Me ha llevado a 600 ciudades en 76 países (y contando), ya que mi esposa y yo viajamos 180 días de cada año. Nos mudamos a Tulsa, Oklahoma este año y recibimos $10,000 en efectivo por hacerlo a través del programa Tulsa Remote, y he tomado muchas medidas para diversificar mis ingresos. Incluso compramos una propiedad de inversión multifamiliar con puntos de tarjeta de crédito y millas.

No puedo decir que cambiaría mi pasado ya que me ha llevado a donde estoy hoy, pero es mi objetivo difundir la educación financiera a tantas personas como sea posible. Mis errores financiero pueden enseñar a otros lo que no deben hacer con su dinero, y cómo cambiar sus futuros financieros.

Brandon Neth

¿Ha cometido algunos errores financieros? Estos recursos pueden ayudarle a corregir su rumbo.

Dicen que la retrospectiva es 2020, por lo que este es el año perfecto y el momento perfecto para reflexionar sobre sus finanzas y desarrollar mejores estrategias para seguir adelante. Estos recursos pueden ayudarle a comenzar:

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

[email protected]
1-800-728-3632 x 9344