¿Tiene mi esposo que participar en un programa de manejo de deuda conmigo?

¿Es posible inscribirme con sólo mis tarjetas de crédito?

Todo dependerá si su cónyuge es firma autorizada, fiador o consignatario del préstamo o deuda

Hemos recibido varias preguntas diferentes relacionadas a la participación en un programa de manejo de deuda con un cónyuge como usuario autorizado del programa – entre ellas, habían preguntas desde cómo un aval afecta a una cuenta que usted desea incluir en el programa, hasta si un usuario autorizado tiene que inscribirse con el solicitante. El video a continuación responde a todas estas preguntas.

Estoy casada, y mi marido y yo utilizamos tarjetas de crédito – compartimos algunas tarjetas y tenemos otras por separado. La deuda de tarjetas de crédito que tengo es alrededor de $35,000 y quiero consolidarla con un programa de manejo de deuda. Pero yo no quiero forzar a mi esposo a unirse conmigo y que sus cuentas queden congeladas también. ¿Es posible inscribirme con sólo mis tarjetas de crédito o está mi marido también obligado a inscribirse conmigo?

Ashley L.
Harrisburg, PA

 

La respuesta de  nuestra experta Beatriz Hartman

Como nos cuenta Beatriz en el video, la pregunta principal que decide si el cónyuge tiene que inscribirse en un programa de manejo de deuda con usted es si realmente es responsable en forma conjunta de las cuentas.

Existen básicamente cuatro formas diferentes en que sus cuentas pueden ser configuradas con su cónyuge:

  1. Cada uno de ustedes mantiene cuentas por separado. Usted tiene sus tarjetas de crédito, su cónyuge tiene las suyas, y cada uno gestiona y paga las cuentas por su lado. En este casousted podría inscribirse en el programa sin necesidad de que su conyuge lo haga.
  2. Usted y su cónyuge son cosignatarios.Esto significa que ustedes solicitaron las tarjetas de crédito en forma conjunta y ambos firmaron el acuerdo de préstamo, estableciendo que ambos serían responsables de la deuda. Por estas cuentas, los dos tendrían que inscribirse en el programa juntos.
  3. Usted tiene la cuenta, pero su cónyuge es un usuario autorizado.En este caso, se podría incluir la cuenta en un programa de manejo de deuda y la cuenta estaría congelada, por lo que ninguno de ustedes podría usarla. Sin embargo, su cónyuge no estaría obligado a inscribirse en el programa con usted.
  4. Su cónyuge tiene la cuenta y usted es un usuario autorizado.Esta cuenta no sería incluida en un programa de manejo de deuda en el cual usted se inscriba, ya que técnicamente usted no es responsable de esa deuda – es decir, usted no es responsable de devolver el dinero. Si usted desea tener esa deuda en el programa, entonces ustedes tendrían que inscribirse juntos.

Hay un asunto que puede complicar las cosas cuando se trata de establecer que tarjetas hay que incluir en el programa de manejo de deudas. Tenga en cuenta que de acuerdo a la ley, no es necesario incluir todas las tarjetas de crédito que se tengan en un programa de manejo de deuda, sin embargo se recomienda incluir todas sus deudas. Hay que aclarar que hay algunos casos en los que las razones son lo suficientemente válidas para optar por dejar una tarjeta fuera del programa. Lo mejor es hablarlo con el consejero.

Sin embargo, mientras que ninguna ley prohíbe la práctica, tanto en los bancos como en los emisores de crédito en general, le será requerido que inscriba todas las deudas que tenga con ellos. Así que si usted incluye una tarjeta ABC, entonces el banco ABC le exigirá que incluya todas las cuentas ABC que posea, a fin de estar de acuerdo con su inscripción en el programa.

Esto puede afectarlo ya sea que su cónyuge tenga o no que inscribirse en el programa con usted, si tienen una cuenta conjunta y usted tiene otra tarjeta de crédito de ese mismo emisor sólo a su nombre. Si opta por incluir la cuenta individual cuando se inscribe, entonces es posible que también tenga que incluir la cuenta conjunta – en cuyo caso su cónyuge tendría que inscribirse con usted.