Consejo Financiero: Del papel a lo digital

En la era digital todo se mueve más rápido, pero hay otro beneficio importante

Cada vez son más las compañías de utilidades y otros servicios que exhortan a sus clientes a suscribirse a recibir facturas de forma digital, en vez de recibirlas en papel a través del correo tradicional. Incluso en muchas tiendas minoristas se les pregunta a los consumidores si desean obtener el recibo por mensaje de texto o correo electrónico.

Las facturas y los recibos electrónicos son mucho más eficientes que sus contrapartes físicas, ya que están al alcance de un botón y no a la merced del servicio postal o una máquina, papel y tinta. Pero hay otra buena razón para esta trancisión: el ahorro.

El mundo digital provee muchas oportunidades para cortar gastos que antes podían ser inevitables, el mejor ejemplo es el papel. Junto a eso vienen todos los demás materiales necesarios, para marcar, agrupar, encuadernar, pegar y despegar el papel en todas sus formas.

Algunos costos asociados al papel

Además de los materiales como lápices, cartapacios y grapadoras, el papel trae consigo otros gastos asociados:

El papel mismo

Una hoja de papel cuesta aproximadamente $0.03, pero cuando se toma en cuenta que un trabajador de oficina promedio usa 10,000 hojas de papel al año, y una oficina puede tener decenas de trabajadores, ese costo se multiplica significativamente.

Almacenaje

Un archivo para guardar carpetas de documentos puede tener un costo de entre $100 y $1000. De nuevo, una oficina promedio necesitaría mucho más que un solo archivo para todos sus documentos.

El costo de las impresoras

El costo de la tinta negra para una impresora regular de oficina podría costar $42 y si tiene una impresora de tinta a color, a eso hay que sumarle los tres cartuchos de colores que cuestan alrededor de $33 cada uno.

La suma total de la recarga de tinta podría costar $141 y suponiendo que tenga que reemplazar la tinta una vez al mes, resultaría un desembolso anual de $1,692.

Entonces, ¿no estaría mejor entregar informes, cartas, memos e invitaciones por la vía digital sacándole provecho al máximo a la factura de Internet y reduciendo el uso de las impresoras al mínimo?

Al hacer esto no solo ahorra dinero, sino que estará colaborando con nuestro medio ambiente.