Qué hacer cuando los gastos excesivos en sus hijos adultos generan deudas

Donna y su esposo quedaron atrapados en una trampa común para los padres

Como padres, queremos darles todo a nuestros hijos. Eso es relativamente fácil cuando son jóvenes, pero a medida que crecen, sus gustos se vuelven más caros. Pero los padres generalmente continúan haciendo todo lo posible para darles lo que quieren, incluso cuando se convierten en adultos. Una trampa común en las tarjetas de crédito en la que caen los padres es endeudarse por gastos excesivos en sus hijos adultos.

Si esto le suena familiar, es posible que esté en el mismo barco en el que estaban Donna y su esposo hace unos años. Si le pregunta a Donna cómo se endeudó, ella le responderá con dos palabras sencillas: «Cosas estúpidas.»

Donna admite que su deuda fue obra suya

Hay muchas situaciones en las que los consumidores pueden verse obligados a endeudarse o depender de tarjetas de crédito: divorcio, desempleo, muerte de un familiar. Aún así, en muchos otros casos, la deuda simplemente se genera por una falta de presupuesto que conduce a gastos excesivos. Lo ve, lo compra.

«Todo lo que puedo decir sobre lo que gastamos es que fue para cosas estúpidas,» dice Donna.

Desafortunadamente, gastar demasiado fue demasiado fácil. Donna dice que ella y su esposo tenían al menos una docena de tarjetas de crédito. Con todas esas líneas de crédito abiertas, era fácil incurrir en gastos excesivos.

«Ojalá nunca hubiera dejado que estas compañías de tarjetas de crédito me convencieran de obtener estas tarjetas porque fue horrible, horrible.»

La mayor parte de sus gastos excesivos fue en sus hijos

Donna dice que principalmente fueron gastos excesivos en sus hijos adultos. Siempre pagaron por todo. Para las vacaciones y los cumpleaños, los chicos recibieron todo lo que pidieron.

Afortunadamente, Donna encontró a Consolidated Credit y se inscribió en un programa de manejo de deudas. El programa redujo e incluso eliminó las tasas de interés aplicadas a sus saldos en algunos casos. Hizo un pago mensual y salió de deudas en unos años.

Donna dice que el programa facilitó dejar lso gastos excesivos en sus hijos porque sus tarjetas de crédito congelaron sus cuentas cuando se inscribió. A medida que se liquidaba cada cuenta, se cerraba. Para Donna eso fue algo bueno porque era más fácil no tener las tarjetas. De lo contrario, ella y su esposo se verían tentados a usarlas.

“Dejamos de gastar la cantidad de dinero que pensábamos que teníamos que gastar en nuestros hijos mayores. Ahora son adultos y no necesitamos gastar $1,000 en Navidad. Es simplemente indignante.»

Mientras trabajaban para salir de la deuda, el equipo de Consolidated Credit estuvo allí para ayudar

“Cada vez que llamaba a Consolidated Credit, no tenía que quedarme en espera durante 30 minutos como en otros lugares,” dice Donna.

“Consolidated Credit es maravilloso y se lo recomendaría a cualquiera que esté pasando por una crisis de deuda. Son muy amables y si tenía alguna duda, eran muy informativos.” – Donna, cliente de Consolidated Credit Clic para tuitear

Donna y su esposo aprovecharon los recursos de educación financiera de Consolidated Credit. Al pagar su deuda, aprendieron mejores formas de presupuestar y cómo tener relaciones más saludables con el crédito.

“Si pudiera hacer algo diferente,” dice Donna, “solo obtendría una tarjeta para emergencias y nunca más de una. No sé si se puede o no, pero pondría el límite donde no se podría elevar más.»

Donna declara que se siente muy bien estar libre de deudas

«Al hacer mi pago final, dije ‘¡Aleluya, alabado sea el Señor, Amén!» ella recuerda y luego bromea. “Mi esposo y yo salimos y tuvimos una buena cena para celebrar. No nos llevamos a los niños.»

Donna dice que también compartió su experiencia con los niños y les dijo que comenzarían a establecer límites para los regalos y los viajes. Sus hijos estuvieron de acuerdo de inmediato. Realmente nunca habían pensado en la carga que habían estado imponiendo a sus padres. Una vez que lo supieron, estuvieron felices de adaptarse.