Cómo manejar las deudas con un solo ingreso

Abrir tarjetas de crédito ayudó a que Jacky y su esposo se mantuvieran a flote durante la pandemia, pero tras acumular $10,000 en deudas ellos llamaron a los profesionales

Manejar las deudas en medio de una pandemia puede parecer contradictorio, pero existen soluciones que han ayudado a algunas personas a reducir sus deudas de tarjetas de crédito. Como resultado de la desaceleración en los gastos de los consumidores, las moratorias de desalojos y ejecuciones hipotecarias, así como los cheques de estímulo, los consumidores han podido pagar sus deudas hasta cierto punto.

Por otro lado, muchos perdieron sus trabajos debido a la pandemia. Algunas familias tuvieron que adaptarse a vivir con un solo ingreso y desafortunadamente para Jacky, esto estaba a punto de convertirse en su realidad.

Los desafíos se dieron a conocer

La pandemia les pasó factura a las finanzas de Jacky y su esposo cuando Jacky tuvo que dejar de trabajar debido a una enfermedad de inmunodeficiencia. Su marido se convirtió en el único sostén de la familia.

“Mi esposo era el único que trabajaba. Entonces, ahora habíamos pasado de dos cheques de pago a un solo ingreso, y no solo eso, antes de COVID trabajaba muchas horas extra y durante COVID todas las horas extra se detuvieron”.

Con un solo ingreso y muy pocos fondos entrando, Jacky se encargó de abrir algunas tarjetas de crédito para ayudar a mantenerlas a flote. Es una historia común entre las personas que terminan enfrentando desafíos con las deudas de tarjetas de crédito.

“Abría constantemente otra tarjeta y otra tarjeta solo para tratar de mantenerme al día. Fue solo un círculo vicioso. Pagas la tarjeta y una semana después vuelves a usar la misma tarjeta».

Para cuando Jacky decidió que necesitaban ayuda, ella y su esposo habían acumulado cerca de $10,000 en deudas de tarjetas de crédito.

El estrés financiero estaba creciendo

“Antes de llamar a Consolidated Credit, estaba ansiosa, estresada. No sabía cómo sacaríamos el dinero para pagar las facturas, decidiendo cuál debería pagar. Estaba muy, muy ansiosa».

La ansiedad se apoderó de Jacky. Estaba asustada por cuánto gastaban solo para pagar sus deudas. Mientras cambiaba de canal, un comercial le llamó la atención:

“Había estado pensando en obtener ayuda con la deuda en Consolidated Credit durante un tiempo y en ese momento en particular, estaba viendo la televisión y tenía la libertad de levantar el teléfono. Lo que me hizo llamar fue que el comercial lo convirtió más en un ángulo de controlar las deudas, gestión de sus cosas, manejo de deudas».

Después de hablar con un consejero de crédito certificado, supo que había tomado la decisión correcta. Muy pronto, ni siquiera tendría que pensar en las facturas de las tarjetas de crédito.

“Solo le estaba diciendo a mi esposo que el primer pago se realizó y que ni siquiera tengo que pensar en esas tarjetas de crédito, y ni siquiera entrar en la computadora y decir OK, déjame ir a pagar las cuentas”.

Ayuda profesional

Una vez que Jacky y su esposo se registraron en el programa de manejo de deudas de Consolidated Credit, nuestro equipo de expertos trabajó con los acreedores para reducir las tasas de interés de las cuatro tarjetas de crédito que Jacky inscribió en el programa. Y así, Consolidated Credit pudo proporcionar a Jacky y su esposo orientación con un plan de tres años para eliminar sus deudas con un solo ingreso, no solo las tarjetas de crédito, sino algunos préstamos personales.

“En realidad, pagaba 330 dólares al mes por un préstamo. Y les voy a decir que ahora pago ($335) por todas las tarjetas de crédito y el préstamo, todo junto».

Tratar de negociar tasas de interés más bajas con los acreedores es una excelente manera de controlar sus deudas. Pero es posible que desee llamar a los profesionales para que le ayuden a conseguir las tarifas más bajas. En promedio, Consolidated Credit trabaja con los acreedores para reducir las tasas de interés entre 0 y 10%. Las tasas eran dramáticamente más bajas de lo que habían estado enfrentando Jacky y su esposo.

«Tenía un préstamo que era de aproximadamente 36%», dice. “Tenía otra tarjeta de crédito que rondaba el 40%. Entonces eran tarjetas con tasas de interés muy, muy, muy altas. Ahora mis tasas de interés son muy, muy, muy bajas».

No tengo que preocuparme por las facturas. Sé que se encargarán de eso el primer día de cada mes, así que me aseguro de que el dinero de mi pago esté ahí y listo. -Jacky O., cliente de Consolidated Credit Clic para tuitear

Libérese de las garras de la deuda

Jacky y su esposo planifican mudarse una vez que encuentren la oportunidad adecuada. Su sueño es dejar todo atrás en Nueva Jersey y empezar de cero en Florida una vez que hayan acumulado más fondos.

«Ojalá las cosas mejoren el próximo año para que podamos mudarnos a Florida y ver a dónde vamos desde aquí».

Lecciones aprendidas

Debido a su condición inmunodeficiente, cocinar se ha vuelto difícil para Jacky. Como resultado, Jacky y su esposo gastaban grandes sumas de dinero comiendo fuera de casa. En cambio, ahora tratan de encontrar recetas sencillas que su esposo pueda cocinar.

“Realmente me ha abierto los ojos a cuánto gastamos realmente en comer fuera de casa. Entonces, es más para simplificar la cocina de mi esposo. Solo nos muestra que vayamos a buscar algo al supermercado en lugar de ordenar comida para recogido. Estamos observando un poco más hacia dónde va el dinero».

Definitivamente, totalmente recomendaría Consolidated Credit. De hecho, ya lo hice con mi hija. - Jacky O., cliente de Consolidtaed Credit Clic para tuitear

Jacky nos ofrece un desglose de sus mejores conclusiones al trabajar con Consolidated Credit:

  • No abra continuamente otra tarjeta.
  • Intente manejar la deuda que le ha dado otra tarjeta.
  • Hable con alguien que pueda ayudarle a manejar su presupuesto
  • Preste atención a cuánto está gastando en restaurantes, servicios de suscripción, etc.
  • No use sus tarjetas solo para obtener puntos de recompensa. Es un círculo vicioso.