Una madre soltera encontró alivio a pesar de los desafíos presupuestarios

Lidiar con las deudas de tarjetas de crédito con un solo ingreso no es fácil, pero hay ayuda

Hay 14 millones de padres y madres solteras en los Estados Unidos que crían a 21.6 millones de niños por su cuenta. Solo alrededor de la mitad de las madres solteras pueden trabajar a tiempo completo, mientras que aproximadamente una de cada tres solo puede trabajar a tiempo parcial.

Criar hijos con un solo ingreso es difícil y, a menudo, conduce a deudas de tarjetas de crédito con altas tasas de interés. Desde los gastos del bebé hasta el aumento de los costos a medida que los niños crecen, el flujo de gastos parece interminable. Cuando los ingresos escasean, los padres y madres pueden verse obligados a utilizar el crédito para cubrir el déficit.

Es una situación que Josefina conoce muy bien. Incluso antes de que naciera su hijo, el padre apenas contribuía. Como resultado, pronto se encontró luchando para cumplir a fin de mes.

'Después de convertirme en madre soltera, pensé que mi crédito se estaba arruinando. Me comuniqué con Consolidated Credit y aquí estoy, tres años después con un crédito decente y sin deudas de tarjetas de crédito.' -Josefina Clic para tuitear

Josefina solo pudo trabajar a tiempo parcial cuando se enteraron de que estaba embarazada

“Estaba en la universidad,” dice, “y luego quedé embarazada. Solo pude trabajar a tiempo parcial mientras terminaba mis clases.»

Si bien esperaba que el padre de su hijo trabajara más duro una vez que naciera el bebé, en realidad, él contribuyó muy poco.

“Yo todavía estaba con su papá cuando tuve a mi hijo,” explica Josefina, “pero usábamos mis tarjetas de crédito para hacer todas las compras del bebé. Él decía ‘Oh, paga con tu tarjeta de crédito y te daré el dinero en efectivo más tarde.’”

Desafortunadamente, ‘más tarde’ nunca llegó.

El padre de su hijo la dejó cargando con todo

“Se fue a otra ciudad,” explica. “Me dejó sola porque me quedé en San Diego.”

'Me convertí en madre soltera. Fue entonces cuando comencé a acumular deudas de tarjetas de crédito, a fallar con los pagos y a recibir todos estos cargos por demora.' -Josefina, cliente de Consolidated Credit Clic para tuitear

Es tema común con las tarjetas de crédito. Cuando alguien enfrenta desafíos financieros, usa sus tarjetas de crédito para salir adelante. Pero a medida que aumentan los saldos, también aumentan los pagos mínimos. Cuando alguien se ve obligado a malabarear con las cuentas, las tarjetas de crédito suelen ser las últimas en pagarse. Esos pagos atrasados ​​se acumulan, arruinan su crédito y hacen que sea más difícil salir del agujero que crearon las deudas de tarjetas de crédito.

Un comercial de televisión le repetía que había una salida

“Seguía viendo el comercial,” dice Josefina. «Mi deuda estaba aumentando, así que decidí llamar.»

Josefina habló con un consejero de crédito certificado de Consolidated Credit. Obtuvo una evaluación gratuita de  deuda y presupuesto para ver cómo estaba. Tenía seis tarjetas de crédito y una deuda total de $7,000.

Como Josefina estaba empleada y podía hacer pagos mensuales, el consejero de crédito recomendó un programa de manejo de deudas.

“Al principio no estaba segura de cómo iba a suceder,” dice. “No estaba segura de cómo funcionaba el programa y todo eso. Pensé, ¿por qué tengo que pagar tarifas adicionales? Y en ese momento, en la situación en la que me encontraba, no quería pagar tarifas adicionales a nadie.»

El consejero respondió a todas las preguntas de Josefina. Explicó que hay tarifas mensuales bajas para un programa de manejo de deudas, que cubren los costos administrativos. Las tarifas se establecen en función de su presupuesto, la deuda total y el estado donde vive. Tienen un tope a nivel nacional de $79 y, en promedio, la mayoría de la gente paga alrededor de $49.

“Entonces me dije, sabes, o pago una tarifa a Consolidated Credit, que en realidad no es alta,” dice Josefina, “o puedo ocuparme de las tarjetas de crédito yo misma y seguir pagando todos los cargos por pagos atrasados ​​que siguen cobrando.»

A Josefina le alegró saber que si se inscribía en un programa de manejo de deudas, las compañías de tarjetas de crédito detendrían todas las multas y recargos por demora.

“Entonces, estaba bien, solo voy a seguir adelante y hacerlo. Y estoy muy feliz de haberlo hecho,” dice. “El solo hecho de que ustedes hayan podido detener los cargos por pagos atrasados ​​marcó una gran diferencia. Si no hubiera pasado por ustedes, habría seguido pagando más y más y la deuda se habría vuelto aún más disparatada.»

Después de tres años y medio, Josefina estaba libre de deudas

«El programa de manejo de deudas fue realmente útil,» dice, «y estaba ansiosa por hacer mi último pago.»

'Cada vez que terminaba de pagar una de mis tarjetas de crédito, era como un suspiro de alivio, una victoria.' -Josefina, cliente de Consolidated Credit Clic para tuitear

“Cuando se pagó la última tarjeta de crédito, estaba emocionada,” recuerda. «Yo estaba tan feliz. Llevé a mi hijo a comer y le compré un juguete. Y gasté dinero, pero esta vez no fue a crédito.»

Josefina admite que mantuvo abierta una tarjeta de crédito para poder aprovechar las recompensas. Sin embargo, ahora sabe cómo utilizarla para evitar problemas de deudas. Ella dice que la lección más grande que aprendió mientras estaba inscrita fue la importancia de tener un presupuesto y cómo mantener uno bien hecho.

El resultado también ha sido positivo para su crédito.

“Cuando llamé por primera vez, mi puntaje de crédito era de 430,” dice. Desde que se unió a Consolidated Credit, aprendió cómo lograr y mantener un mejor perfil. «Ahora, según Credit Karma, mi puntuación es 667».

También aprovechó los recursos gratuitos de educación financiera que ofrecía Consolidated Credit mientras estaba inscrita.

“Una cosa que también me gusta de Consolidated Credit son los seminarios web que realizan,” explica Josefina. “Me enseñaron sobre la elaboración de presupuestos y los gastos inteligentes. Es realmente interesante y realmente útil.»

¿El consejo de Josefina para las madres solteras? ¡No tema pedir ayuda!

“Hay ayuda disponible,” dice, “así que no temas buscar la ayuda que necesite. No te arrepentirás.»

También dice que es importante no desanimarse por meterse en una mala situación con deudas.

“No tengas miedo de decir: ‘Oye, fallé. No debería haber estado usando este dinero porque en realidad no es mi dinero y ahora necesito ayuda.’”