Manejo de deudas y los derechos de crédito del consumidor

Derechos de credito del consumidor

Usted no tiene que sentirse como si estuviera enfrentado sus problemas de deuda solo. Háganos una llamada al para hablar con un consejero de crédito certificado. Ellos pueden evaluar su presupuesto con una consulta gratuita y confidencial de la deuda y ayudarle a entender sus derechos como consumidor. Si prefiere empezar en línea, le invitamos a llenar un Análisis Gratuito de Deuda y un consejero de crédito certificado, pronto se pondrá en contacto con usted.

Ley de Protección de Crédito al Consumidor (CCPA, por sus siglas en inglés)

Esta es básicamente la primera pieza de la legislación aprobada por el Congreso para proteger los derechos de crédito de los consumidores. Fue promulgada en 1968 e incluye la Ley de Veracidad en los Préstamos (TILA, por sus siglas en inglés), que fue diseñada para proteger a los consumidores al ofrecer directrices sobre el modo en que los prestamistas deben comunicar las condiciones de sus créditos de consumo y préstamos en general. Asimismo, se estableció la Comisión Nacional de Finanzas del Consumidor (NCCF, por sus siglas en inglés). Esta ley histórica es efectivamente el fundamento de todos los derechos de crédito de consumo y sus protecciones al consumidor.

Ley de Informe Imparcial del Crédito (FCRA, por sus siglas en inglés)

La Ley de Informe Imparcial del Crédito (FCRA, por sus siglas en inglés) fue aprobada en 1971 para regular las colecciones y el uso de la información de crédito del consumidor. Esta ley establece las prácticas utilizadas por las agencias de reportes de crédito del consumidor, incluyendo las agencias de crédito como TransUnion, Equifax y Experian. Bajo la FCRA, las agencias de reporte de crédito del consumidor deben proporcionar a cualquier consumidor, toda la información incluida en su reporte de crédito, por lo que se permite al consumidor obtener un reporte de crédito gratis cada año (obtenga su informe gratuito ingresando en annualcreditreport.com). También tienen la obligación de verificar la exactitud de la información en caso de ser presentada controversias de crédito por parte del consumidor. También estipula que una agencia de reporte de créditos, no puede retener información negativa durante un tiempo excesivo, por lo que las quiebras sólo deben permanecer en su reporte durante 10 años y otras sanciones, solamente durante 7 años.

La Ley de prácticas justas de cobro de deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés)

Añadido a la Ley de Protección al Consumidor en 1978, la (Ley de prácticas justas de cobro de deudas (FDCPA) ) es una de las piezas más importantes de la legislación federal, cuando se trata de la deuda y sus derechos como consumidor. El propósito de la ley es eliminar las prácticas de acoso y de recolección abusiva de los acreedores y las agencias de colecciones en su intento de cobrar las deudas pendientes de pago. Si usted siente que está siendo acosado, intimidado o acosado por un coleccionista, haga clic en el enlace de arriba para averiguar más sobre la seguridad que tiene con el FDCPA o llame al para hablar con un consejero de crédito certificado que pueda ayudarle a encontrar más información y detener los intentos de cobro abusivos.

Ley de Rendición de Cuentas de Tarjetas de Crédito, Responsabilidad y Divulgación

La Ley de Rendición de Cuentas de Tarjetas de Crédito, Responsabilidad y Divulgación (mencionada generalmente como Ley de Tarjetas de Crédito) fue aprobada en 2009 en respuesta a las prácticas injustas de préstamos visto como una causa fundamental de la crisis del sector financiero y la Gran Recesión en 2008. Establece que los acreedores deben mantener prácticas transparentes en caso de otorgar líneas de crédito a los consumidores. Algunas de las partes más importantes de este enfoque de la ley sobre la forma en que su compañía de tarjeta de crédito puede cargar su cuenta:

  1. Los acreedores deben proporcionar aviso a sus clientes con 45 días de anticipación a la vigencia de un aumento en las tasas de interés.
  2. Los acreedores no pueden aumentar arbitrariamente las tasas de interés a consumidores que mantengan un buen estado de cumplimiento de sus deudas.
  3. La deuda pagada dentro del período de gracia no puede estar sujeto a cargos por intereses.
  4. En los saldos de solamente intereses no pueden ser aplicados cargos.
  5. Penalización de APR (tasas de interés) se debe quitar de una cuenta si un consumidor paga a tiempo por 6 meses consecutivos.

También hay una serie de disposiciones para garantizar que su estado de cuenta de tarjeta de crédito le sea entregado a tiempo, cada mes, con el tiempo suficiente para permitir que usted pague la factura. Información en el resumen debe ser fácil de encontrar también. Además la ley de tarjeta de crédito también le protege de engañosos trucos y promociones diseñados para confundir a los consumidores sobre los términos de un contrato de crédito.

Ley de Reforma Dodd-Frank Wall Street y Protección al Consumidor

Esta ley, aprobada en 2010, fue la mayor reforma en la industria de los servicios financieros que fuera aprobada por el Congreso de los Estados Unidos desde la legislación que siguió a la “Gran Depresión”. No solo legisla una amplia reforma para una serie de sectores financieros, sino que crea específicamente más reglas para proteger a los consumidores de las prácticas de préstamos confusos y poco claros. Todas las prácticas de préstamos deben ser claros y transparentes, lo que significa que en realidad se pueda entender cuál es exactamente la oferta de la tarjeta de crédito antes de firmar. La mayor parte de esta protección de los consumidores viene en la creación de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés).

Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés)

Esta relativamente nueva agencia federal fue diseñada para servir como el organismo de control de los derechos del consumidor cuando se trata de la industria financiera. Es similar en estructura a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) pero se centró específicamente en el sector financiero con el fin de ayudar a evitar un desastre financiero causado por las prácticas de préstamos de consumo engañosas y confusas. Al igual que la FTC, la CFPB tiene la autoridad para liderar los procesos de seguimiento, por lo que cualquier organización hallada utilizando estas prácticas crediticias poco éticas se enfrenta a sanciones. Esto significa que tiene una agencia gubernamental de su lado dispuesto a luchar por sus derechos como consumidor y cualquier empresa que viole esos derechos pueden enfrentar consecuencias graves. Si usted tiene una queja acerca de un acreedor, prestamista, o cualquier otro proveedor de servicios financieros puede presentar su queja en www.consumerfinance.gov.