¿Cómo proteger sus finanzas personales durante un divorcio?

Parejas en Conflicto

Si usted se está planteando la posibilidad de divorciarse o bien ya ha tomado la decisión de divorciarse de su pareja, conviene que se informe del impacto que su decisión tendrá sobre sus crédito y finanzas personales antes de emprender las acciones legales correspondientes.

Tiene que tener en cuenta que, tras su divorcio, sus finanzas personales no serán las mismas. Según estadísticas del Departamento de Trabajo de EE.UU. , tras el primer año de divorcio, el nivel de calidad de vida disminuye un promedio de 45%, en el caso de una mujer, y un 15% en el caso del hombre. Por lo tanto, conocer las consecuencias directas de su divorcio sobre sus finanzas le permitirá evitar situaciones desagradables.

Para que su crédito no se vea comprometido, su primer objetivo debe ser evitar que su historial de crédito se vea afectado. Por ello, en primer lugar debe crear un historial de crédito propio del que usted sea el único responsable legal. La mejor opción para lograrlo es crear cuentas en su nombre y mantenerlas en secreto. En segundo lugar, debe cerciorarse de que sus cuentas de crédito compartidas con su cónyuge estén al día y se efectúen todos los pagos con la regularidad requerida.

Por último, asegúrese de que sus cuentas de crédito personales se pagan puntualmente ya que todos sus impagos serán reflejados sobre su historial de crédito y afectarán negativamente sus finanzas.

Pese a que todas y cada una de las cuentas de crédito conjuntas se verán afectadas en un proceso de divorcio, antes de iniciar cualquier trámite legal, debería recopilar toda la información existente acerca de sus finanzas. Asegúrese de conseguir datos actuales de los estados de sus cuentas bancarias conjuntas, tarjetas de crédito, declaraciones de impuestos, seguros, bienes matrimoniales, fondos de pensión y todos los restantes informes existentes sobre el estado de sus finanzas y su crédito. Guarde en un lugar seguro todos los datos obtenidos para disponer de ellos cuando sea necesario.

Si ya está tramitando su divorcio, debe solicitar a sus acreedores cerrar las cuentas de crédito compartidas con su cónyuge (como, por ejemplo, hipotecas o préstamos personales) e iniciar los trámites necesarios para crear su propio historial de crédito si no lo ha hecho ya anteriormente.

Todos estos procesos de recopilación de información y tramitación pueden resultarle difíciles o tediosos, o bien puede necesitar, que le asesoren acerca de su situación financiera particular de manera detallada. En estos casos, es mejor acudir a profesionales. Por lo tanto, si usted ha tomado la determinación de iniciar un proceso de divorcio, si ya está en medio del proceso o si ya está divorciado pero no ha resuelto su circunstancia financiera, le conviene que se deje asesorar por profesionales en materia de crédito y finanzas personales

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344