Investigación de la semana: La mayor fuente de deuda de los Millennials podría sorprenderlo

Su mayor fuente de deuda es importante cuando se trata de su estrategia de pago

Cada semana, Consolidated Credit busca investigaciones financieras que puedan ayudarlo a lidiar con su deuda y presupuesto. Esta semana…

El interesante estudio

Cada año, Northwestern Mutual publica un estudio de Planificación y Progreso (en inglés) que analiza una amplia gama de tendencias financieras para los consumidores. Este año, encuestaron a 2,003 adultos de EE. UU., incluidas 601 entrevistas a Millennials (de 18 a 34 años).

El gran resultado

Como revela NBC News West 9, la deuda número uno para los Millennials mayores no son los préstamos estudiantiles, como es de esperar. Es la deuda de tarjeta de crédito.

Entre los Millennials mayores (de 25 a 34 años), la deuda de tarjetas de crédito representa el 25% de su carga de deuda promedio. Eso vincula la deuda hipotecaria al 25% también. Los préstamos estudiantiles solo representan el 16% de su deuda.

Los detalles fascinantes

Según NBC News West 9, los Millennials mayores también tienen más deudas personales que el consumidor promedio. Tienen un saldo promedio de deuda personal de $42,000, en comparación con $38,000 para otros estadounidenses.

“Han quedado lejos los días en que las tarjetas de crédito y los préstamos estudiantiles solo representaban un pequeño porcentaje de la deuda promedio de los hogares”, dijo Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. “El hecho de que las deudas de tarjetas de crédito vinculen a las hipotecas como la principal fuente de deuda para los Millennials mayores, es extremadamente preocupante. Significa que nos estamos alejando de la deuda buena y asumiendo demasiada deuda mala“, explicó.

La buena noticia, es que la mayoría de los estadounidenses, incluidos los millennials, establecen el pago de la deuda como su mayor prioridad financiera para 2018:

  • Mujer pensando en la deuda de los millennialsEl 53% de los estadounidenses se centrará en la reducción de la deuda.
  • El 36% quiere revisar su presupuesto.
  • El 29% está ahorrando para lograr un gran objetivo de vida.
  • El 20% quiere centrarse en los ahorros para la jubilación.
  • El 16% revisará su cobertura de seguro.
  • El 16% quiere reequilibrar sus inversiones.
  • El 14% dice que su enfoque está en mejorar la planificación fiscal.
  • El 11% están revisando beneficiarios.
  • El 7% quiere obtener un asesor financiero.
  • El 6% tiene otras metas financieras.

Si observa bien, eso es mucho más del 100%, lo que significa que muchos estadounidenses están tratando de lograr más de un objetivo este año. Eso es bueno, porque el equilibrio financiero es importante si desea lograr el éxito. Pero Herman aseguró que, tratar de hacer todo a la vez, es la mejor manera de asegurarse de no lograr nada.

“Usted querrá encontrar prioridades que encajen bien, para que pueda enfocar su atención y comenzar a moverse en la dirección correcta”, aconsejó Herman. “Por ejemplo, establecer y equilibrar un presupuesto, es a menudo el primer paso para hacer un plan de administración de deuda efectivo. Pero si está tratando de centrarse en el seguro, la deuda, la jubilación, los ahorros a corto plazo y la planificación fiscal de una sola vez, es posible que deba elegir uno o dos objetivos en los cuales centrarse primero”, agregó.

¿Qué puede hacer y por qué la fuente de una deuda es importante para su estrategia financiera?

“Cuando se trata de deudas, hay deudas buenas y malas”, explicó Herman. “Las buenas deudas le dan algo de valor. Las hipotecas son una buena deuda porque convertirse en propietario de una vivienda le brinda un activo bueno y estable, que genera valor a largo plazo. Y vale la pena señalar que los préstamos estudiantiles también son una buena deuda, aunque puedan crear una carga increíble en lo que respecta al pago de la deuda, también le brindan los medios para aumentar su potencial de ingresos de por vida. La capacidad de obtener un mejor ingreso y avanzar en su carrera, es buena para sus finanzas a largo plazo”, argumentó.

Por el contrario, la deuda de la tarjeta de crédito es una mala deuda. Usted no recibe nada por hacer cargos en una tarjeta de crédito que mejore su capacidad financiera. Puede cubrir un gasto diario si tiene poco efectivo o una emergencia inesperada, lo que lo puede mantener estable en el corto plazo. Pero a largo plazo, esa alta deuda de tarjetas de crédito con tasas de interés, es mala para sus finanzas. Las compras a crédito generalmente le costarán más, especialmente si lleva saldos de un mes a otro.

“Si acarrea saldos en las tarjetas de crédito todos los meses y parece que nunca bajan, estará tirando el dinero”, argumentó Herman. “Necesita encontrar una manera de pagar sus saldos, para poder alcanzar la estabilidad financiera. De esa manera, puede concentrarse en lograr objetivos de vida importantes, como comprar su primera casa. Entonces su mayor fuente de deuda será su hipoteca, y eso es algo bueno. Esa es la manera en que debería ser”, concluyó.

Si necesita ayuda con su deuda de tarjeta de crédito, nosotros podemos ayudarle. Llámenos al y un consejero de crédito certificado le hará una evaluación de su deuda gratis y trabajará con usted para encontrar la solución que mejor se amolde a sus necesidades financieras. ¡Llámenos!

 

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344