¿Cómo decidir qué deuda pagar primero?

Y, lo que es más importante, ¿cómo decide cuál de las deudas debe pagar si el dinero es escaso?

mujer pregunténdose qué deuda pagar primero

Todos lo hacemos. Cuando el dinero esta “ajustado”, usted se sienta para decidir lo que debería pagar y lo que puede esperar. Deje que esta factura se deslice durante un mes, para asegurarse de que aquellas otras facturas se paguen a tiempo. Con un acto de malabarismo cuidadoso, puede mantener todo hasta que su situación mejore.

Pero cuando tiene que hacer malabarismos con las facturas, ¿cómo saber que lo está haciendo de la manera correcta? Un nuevo estudio realizado por TransUnion (en inglés), encontró personas que tienen algunas prioridades de pago interesantes cuando se trata de la deuda.

“Nos sorprende bastante que, para la mayoría de los consumidores con dificultades, los pagos de préstamos personales no garantizados se prioricen sobre otros productos de crédito prominentes, como hipotecas y préstamos para automóviles”, dijo Ezra Becker, Vicepresidente Senior y Jefe de Investigación de TransUnion.

A fines de 2016, esto es lo que parecían las tasas de morosidad de los consumidores:

¿Por qué pagar primero los préstamos personales sin garantía?

Es un poco contradictorio pagar primero un préstamo personal no garantizado:

  1. Si no está asegurado, significa que no hay garantía de perder algo por no pagar. Por ejemplo, si no paga sus tarjetas de crédito, ellos no pueden tomar ninguno de sus propiedades.
  2. El incumplimiento no sería tan malo en un préstamo personal, para su crédito, que el incumplimiento en cualquier otro tipo de préstamo.

Entonces, ¿por qué tantas personas optan por pagar primero los préstamos personales? Los expertos de TransUnion creen que todo se reduce a la perspectiva de obtener una fácil victoria.

“La priorización de los pagos de préstamos personales por encima de todos los demás es contraria a la intuición”, admitió Becker. “Creemos que la duración relativamente corta de esos préstamos, generalmente de menos de 30 meses, es un factor clave en el proceso de decisión”, agregó.

Básicamente, pagará lo que cree que puede eliminar razonablemente primero. Los términos de los préstamos personales no garantizados, promedian 28 meses, mientras que los préstamos para automóviles promedian 60. Y las hipotecas promedian 230. Tratar de pagar una deuda mayor puede parecer desalentador. Los prestatarios pueden optar por pagar algo que parece factible, en lugar de concentrarse donde existe en realidad, el mayor riesgo.

Los dos factores más importantes para decidir qué deuda pagar primero

“Cuando se trata de priorizar las deudas, hay que sacar la emoción y concentrarse en los hechos”, dijo Gary Herman, Presidente de Consolidated Credit. “La comodidad o la conveniencia no importan tanto como el riesgo y el costo. Esos son los dos factores que realmente deben merecer su atención”, agregó.

#1: Riesgo

Cada vez que pueda perder algo si no paga una deuda, merece más atención. Estar en un lugar donde puede fallar un préstamo personal es malo, pero no es nada comparado con la amenaza de una ejecución hipotecaria. En el primer caso, aquí están los dos peores casos que pueden ocurrir:

  1. La falta de pago dañará su crédito; cuanto más grande sea la deuda sin pagar, peor será el daño.
  2. Un acreedor puede demandarlo en un tribunal civil para recuperar el saldo y esto puede llevarlo a cosas como el embargo de salario.

Sin embargo, si tiene un préstamo que está asegurado con garantía, es aún peor. El daño crediticio aún ocurre, pero en lugar de demandarlo, el prestamista puede simplemente tomar la garantía. Eso podría significar la recuperación o el inicio de una acción de ejecución hipotecaria.

Por lo tanto, si bien es posible que no pueda pagar primero su préstamo hipotecario o auto, siempre debe pagar las facturas primero.

# 2: Costo

“La deuda con tasas de interés más altas, cuesta más dinero con el tiempo”, explicó Herman. “Si tiene dos deudas de $1,000 (un préstamo con una tasa de interés anual del 7% y una tarjeta de crédito con una tasa de interés anual del 22%), pague primero la deuda con tasas de interés más alta. Es más rentable”, explicó.

Teniendo esto en cuenta, no tiene sentido que las tarjetas de crédito tiendan a tener una tasa de morosidad más alta. Los pagos no realizados tendrían el mismo impacto crediticio y el mismo riesgo de juicios civiles y de cobros. Básicamente significa que usted debe pagar en último lugar los préstamos personales.

Si desea liberar efectivo para pagar su hipoteca o su auto, sin dejar de lado su deuda de tarjetas de crédito, nosotros podemos ayudarlo. Llámenos al y con el Programa de Manejo de Deudas podrá reducir el pago mensual de sus tarjetas entre un 30 y 50%. Al llamar, un consejero de crédito certificado le hará una evaluación de su deuda gratis. ¡Llámenos!

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344