Investigación de la semana: las deudas estudiantiles pueden incrementarse sin un plan de ahorro

La falta de un plan de ahorro en muchas familias conduce a un mayor riesgo de tener problemas de deudas estudiantiles.

estudiantes universitarios

Cada semana, Consolidated Credit busca información y realiza una investigación financiera, que puede ayudarle a lidiar con sus deudas y su presupuesto. Esta semana…

¿Tiene raíces la crisis de la deuda estudiantil estadounidense en la falta de ahorros? El consenso común sugiere que la crisis es debido a un problema con los préstamos, es decir, que hay un problema con el proceso actual de obtener un préstamo estudiantil. Es por eso que el gobierno ha tomado muchas medidas para reestructurar las tasas de interés y actualizar las prácticas y reglamentos para obtener los préstamos.

Sin embargo, los estudios como esta encuesta sobre el estado de los ahorros para la universidad “10th Annual State of College Savings survey” sugieren algo totalmente diferente. Indican que no importa qué tan justas sean las prácticas de los préstamos, el problema está muy arraigado en el hecho de que los padres y las familias estén luchando para poder ahorrar.

El gran resultado

La encuesta encontró que el 88% de los padres están planeando financiar la educación universitaria de sus hijos. Casi nueve de cada diez padres están planeando cubrir la totalidad o por los menos una parte del monto de la colegiatura que sus hijos tendrían que pagar al final de sus estudios.

Sin embargo, el problema es que casi la mitad de estos padres (44%) planean sacar un préstamo con el fin de proporcionar esa ayuda.

Un detalle fascinante

Por el lado positivo, el 32% de los padres piensan pagar la colegiatura de sus hijos por medio de  los ahorros, que coincide con el hecho de que 32% de los padres encuestados también disponen de un plan de ahorro universitario 529.

  • 67% de los padres encuestados ya están ahorrando para pagar la universidad de sus hijos.
  • 3/4 de estos padres ya tienen más de $5,000 ahorrado por cada hijo.

Para muchos de nosotros en el pasado, las contribuciones de nuestros padres cubrieron la mayor parte del costo de la universidad. Esto sigue siendo la realidad, sin embargo, la cantidad que ahora cubren los estudiantes se ha aumentado y sigue aumentando en general:

  • 80% de los padres esperan que sus hijos van a ayudar a pagar su colegiatura
  • 57% esperan que los hijos contribuirán hasta 1/3 del costo
  • 27% de los encuestados quieren que las contribuciones de sus hijos sean 1/3 a 2/3 del costo total
  • 16% esperan que sus hijos cubrirán más de 2/3 del costo total
  • 65% de los padres esperan que su hijo recibirá ayuda financiera
  • 74% de los padres esperan pagar esta colegiatura por medio de becas y subvenciones

Esto pone mayor presión en los estudiantes para aplicar para becas y subvenciones para cubrir su porción del costo. Aunque existen literalmente millones de esas oportunidades en línea, el proceso de llenar los formularios y entregar los requerimientos muchas veces es muy largo y agotador.

“A raíz de la crisis financiera, muchos padres vieron cambiar su estado financiero, los que tenían finanzas estables y ahorros ahora están viviendo al día,” explica Gary Herman, presidente de Consolidated Credit. “Como resultado, no han ahorrado eficazmente para cubrir los costos de la colegiatura de sus hijos. Por lo tanto, los hijos tienen una mayor carga de deudas estudiantiles después de la graduación. Todo es debido al mismo problema.”

Herman aconseja que ambos los padres e hijos lleguen a un acuerdo con soluciones prácticas que pueden adaptar a la situación financiera que se está enfrentando su familia actualmente.

“Si ellos toman medidas prácticas ahora aunque se están enfrentando una situación financiera difícil, tendrán menos dolores de cabeza y problemas financieros en el futuro especialmente después de la graduación,” avisa Herman. “Se trata de evaluar el periodo de tiempo que tiene para ahorrar dinero, decidir qué puede lograr durante ese período de tiempo, y lo que puede hacer para ajustar su situación para aliviar la carga de las deudas estudiantiles después de la graduación.”

En otras palabras, si sus hijos todavía tienen 5 años antes de graduarse, entonces usted todavía tiene tiempo para establecer un plan de ahorro 529 para la universidad y para empezar a hacer las contribuciones para dejar crecer sus ahorros con tiempo y de manera efectiva. Si empieza a ahorrar el primero o el último semestre de la universidad esta solución puede no ser tan eficaz, en cuyo caso es necesario planificar con antelación el tiempo que tomará para llenar la solicitud de becas y subvenciones en línea.

Quizás será en su mejor interés ajustar su plan educativo, por ejemplo, a veces es mejor escoger un asociado de dos años para minimizar costos y salir al mundo laboral más rápido. Además busque puestos de trabajo con paquetes de beneficios que ayudan con los gastos educativos. Quizás se tardará más años en graduarse pero estas opciones ayudan a aliviar el cargo de los costos elevados de los hombros de los estudiantes y sus padres.

Prensa

April Lewis-Parks
Director de Educación y Relaciones Públicas

AParks@consolidatedcredit.org
1-800-728-3632 x 9344