Skip to content
LLÁMENOS HOY (844) 294-8369

¿Tiene Deudas de Tarjeta de Crédito? Obtenga un análisis GRATIS ¡Hoy!

¿Cómo consolidar mi deuda de auto y de tarjeta de crédito al mismo tiempo?

¿Puedo consolidar mi deuda de auto con mi deuda de tarjeta de crédito?
Pedro, New York

Sandra Tobon, Directora de Vivienda y Desarrollo Comunitario de Consolidated Credit, explica cómo se tratan los créditos de auto y cómo encontrar un programa de manejo de deuda adecuado para usted.

Si usted tiene préstamos de autos y deudas de tarjetas de crédito, tenemos la solución para salir de ellas.

¿Puedo consolidar mi deuda de auto y tarjeta de crédito?

Los préstamos de auto son un tipo de deuda asegurada o garantizada, por lo que no se pueden consolidar con deudas de tarjetas de crédito.
El crédito asegurado se refiere a cualquier préstamo o línea de crédito que requiere una garantía, en este caso, el auto.
La consolidación de deudas es el proceso de combinar varias deudas no aseguradas en un solo pago mensual, a la tasa de interés más baja posible.
Puede consolidar tarjetas de crédito, tarjetas de tiendas, tarjetas de gasolina y préstamos personales no garantizados en un solo pago mensual, con un programa de manejo de deudas.
Un consejero de crédito certificado puede ayudarle a encontrar una manera de manejar sus deudas que funcione para su presupuesto.
Todo comienza con una consulta gratis, llámenos.

Los créditos de auto son un tipo de deuda asegurada, esto significa que son préstamos que requieren una garantía.

Deudas garantizadas y no garantizadas

Una deuda garantizada o con garantía son deudas que requieren un respaldo al préstamo que esta realizando. Dentro de estas deudas garantizadas están los préstamos de auto y la hipoteca. Esto significa que si usted no paga su préstamo de auto, su acreedor tiene todo el derecho de quitarle su vehículo para saldar la deuda. En estos créditos siempre se arriesga a perder.

Por otro lado y para que tenga una mejor idea de estas deudas, también existen las deudas no garantizadas. No garantizadas significa que no tiene ningún tipo de bien mueble o inmueble que la respalde. Si usted no paga, pueden amenazarlo, sancionarlo, e incluso emprender acciones legales, pero no pueden tomar su propiedad para satisfacer lo que debe, al menos, sin demandarlo primero. Y aquí vamos a la segunda parte de su pregunta. La mayoría de las deudas de tarjetas de crédito no están garantizadas, por lo que los acreedores envían las cuentas morosas a una agencia de cobro de deudas para tratar de recuperar su dinero si usted no se está manteniendo al día con sus obligaciones. Su equipo de asesoría de crédito puede ser capaz de negociar con el cobrador de deudas para tener esa cuenta incluida en su programa de manejo de la deuda .

Consolidación de deudas

La consolidación de deudas de tarjetas de crédito es algo que usted puede utilizar para recuperar el control de sus finanzas personales. Cuando sobrecarga sus tarjetas de crédito o depende demasiado de ellas para cubrir el déficit en su presupuesto, los pagos mensuales de la deuda pueden llegar a superar lo que usted puede manejar.

La consolidación de deuda es el proceso de combinar múltiples deudas a la tasa de interés más baja posible. En lugar de pagar varias cuentas diferentes cada mes, usted solamente tiene que ocuparse de una sola.

Cuanto más rápido actúe, más probabilidades habrá de evitar situaciones como la bancarrota y el daño severo del crédito causadas por los pagos atrasados y/o morosos.

Identificar la mejor manera de consolidar la deuda de tarjetas de crédito depende de su situación financiera. Eso incluye cuánto debe, su puntaje de crédito y cuánto dinero tiene disponible para los pagos mensuales.

Comuníquese con una organización sin fines de lucro de consejería de crédito para una evaluación de deuda gratuita.  Un consejero de crédito certificado revisará sus deudas, crédito y presupuesto para ver si hay soluciones que puede hacer usted mismo. De lo contrario, siempre que tenga la capacidad de realizar pagos mensuales, generalmente puede calificar para un programa de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés).

Hable gratis con un consejero de crédito certificado para comprender sus opciones de alivio de deudas.

Podría ahorrar entre 30% y 50% de sus pagos mensuales.