¿Cómo enseñar a mis hijos a ahorrar?

Enseñar finanzas personales a los más pequeños de la casa no es imposible si usa ejemplos que les llamen la atención

¿Cómo abordo este tema tan aburrido para los niños de una manera que le presten atención?

Mis hijos tienen 10 y 12 años, y están en una época en la que quieren todo lo que ven. Mi esposo y yo tenemos la posibilidad de darle muchos gustos, pero queremos que aprendan que el dinero no cae del cielo y deben apreciar lo que tienen.

Hemos intentado de muchas formas enseñarles a ahorrar, pero nunca logramos totalmente su atención. ¿Cuáles técnicas nos recomiendan usar?

Henry,

Miami, FL

Una respuesta de la experta Beatriz…

Es muy importante iniciar la educación financiera desde una edad temprana. Sin embargo, los métodos educativos que se deben usar con los niños son muy diferentes a los usados con los adultos. A continuación, le listamos algunos consejos.

Empezar la educación de sus hijos, en cuanto a las finanzas personales, puede iniciar cuando tengan un conocimiento básico de matemáticas. Si su hijo sabe sumar y restar, está listo para su iniciación en el mundo de las finanzas personales.

Sin necesidad de acudir a libros, horas de clases pesadas o conceptos muy complicados para sus hijos, puede aplicar estas cuatro técnicas:

#1 Valor del dinero

Más allá del monto que representa una moneda o un billete, es importante que los niños sepan el esfuerzo que debe hacerse para ganar el dinero. Además de eso, después de haber usado el dinero, es transcendental que los más pequeños de la casa cuiden y aprecien lo que se compra con o sin su dinero, ya sean juguetes, útiles escolares, aparatos electrónicos, ropa o comida.

Recalque el esfuerzo que hace usted y su pareja para comprar cosas. Puede dejarle saber cuánto dinero gana usted por hora y dejarle saber que, para comprar un juguete, tuvo que trabajar ciertas horas. De esta manera sabrán que el dinero no cae del cielo, sino que se debe trabajar por ello.

#2 Aprender a decir “NO”

Ya sea que sus hijos estén usando su mesada o deseen que usted les compre algo, es importante que analicen la compra antes de hacerla y, si es necesario, negar la compra.

Este proceso no debe ser a manera de impedimento, debe venir con una explicación. Haga las siguientes preguntas antes de que sus pequeños hagan alguna compra o pidan comprar algo: ¿La relación valor-precio vale la pena? ¿Es útil lo que se comprará? ¿Hay algo similar en casa? ¿Se podría comprar algo mejor en otro lugar?

Hágale esas preguntas con paciencia cada vez que sus hijos quieran hacer una compra que no parece ser inteligente.

Puede dejarles cometer errores financieros para que aprendan la lección siempre y cuando no comprometan altas cantidades de dinero.

#3 Administración de la mesada

El sumar y restar serán las operaciones básicas que utilizará en este paso. Si hay gastos mensuales que sus hijos pagan, por ejemplo, la merienda en el colegio, algún juego en su dispositivo móvil o accesorios puede ayudarlos a que no se queden “cortos” antes de que termine el mes con un presupuesto simple.

Lo más importante de este paso es enseñar lo significativo que es el ahorro. Un porcentaje de esa mesada, por más pequeño que sea, debe dirigirse a un fondo de ahorro. El uso de una alcancía o una cuenta de ahorro bancaria dependerá de la edad de su hijo.

#4 Metas divertidas

Ese fondo de ahorro que iniciará su hijo le dará la libertad de imaginar y soñar para adquirir cosas que él o ella quiera. ¿Hay un videojuego que deseen comprar? ¿Algún dispositivo móvil que quieran? La lista de deseos puede ser infinita, pero lo importante es que la administración de la mesada mejore y se optimice gracias a la motivación de estas metas.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, llámenos al 1-888-294-3130. Un consejero de crédito certificado de Consolidated Credit le hará una evaluación de su deuda, ¡gratis!