Cómo hacer una oferta

Ahora que ha logrado encontrar una casa que se adapte a sus necesidades, el siguiente paso es hacer una oferta por la propiedad.Ahora que ha logrado encontrar una casa que se adapte a sus necesidades, el siguiente paso es hacer una oferta por la propiedad. A menudo, pueden surgir problemas durante el proceso de oferta que pueden impedir o detener por completo el proceso de compra de una vivienda. Es importante estar preparado y saber qué esperar cuando haga una oferta por una casa para que pueda aumentar sus posibilidades de éxito. Con la comprensión adecuada, el proceso de hacer una oferta puede avanzar sin problemas para asegurar su hipoteca.

Si tiene preguntas sobre cómo hacer una oferta para una casa nueva, un asesor de vivienda aprobado por HUD puede brindarle la información que necesita. Para obtener asesoramiento gratuito para compradores de vivienda, llame hoy a Consolidated Credit al 1-800-435-2261 para hablar con un asesor de vivienda de forma gratuita.

¿Qué incluye una oferta?

Si está trabajando con un agente de bienes raíces, su agente le ayudará a hacer una oferta. De lo contrario, debe tener la mayor cantidad de información posible para poder continuar por su cuenta con éxito. Si es un comprador de vivienda primerizo, le recomendamos que contrate a un agente de bienes raíces para facilitar este proceso.

Su oferta incluirá la siguiente información:

  • Una descripción legal completa de la propiedad.
  • Cantidad de depósito en garantía (ver más abajo)
  • Detalles de financiación y pago inicial
  • Fecha de mudanza propuesta
  • Precio que usted está ofreciendo
  • Fecha de cierre propuesta
  • Duración de la validez de su oferta
  • Detalles del acuerdo

Recuerde que un compromiso de venta depende de negociar un contrato satisfactorio con el vendedor, y no solo de hacer una oferta. El hecho de que haya hecho una oferta no significa que esté obligado a comprar esa propiedad. Después de todo, la mayoría de las inspecciones de viviendas se realizan después de hacer una oferta inicial y, si se encuentra algo serio, puede optar por alejarse del trato.

Determinación de su oferta inicial

Un agente de bienes raíces puede ser invaluable para determinar cuánto debe ofrecer en la primera ronda. Si no tiene un agente del comprador, es importante recordar que el agente trabaja para el vendedor. Asegúrese de pedirle al agente que mantenga la confidencialidad de sus conversaciones e información. Si tiene un agente de compradores, escuche los consejos de su agente de bienes raíces, pero siga sus propios instintos para decidir un precio justo.

El cálculo de su oferta debe involucrar varios factores:

  1. Precios de venta de otras casas en la zona
  2. Las condiciones en que está la vivienda
  3. Cuánto tiempo ha estado en el mercado
  4. Condiciones de financiación
  5. La situación del vendedor

Cuando esté listo para hacer una oferta, debe tener una buena idea del valor de la casa y lo que puede pagar. Esté preparado para la negociación de dar y recibir una vez que haya hecho la oferta inicial, ya que es común tener este tipo de negociación al comprar una casa. El comprador y el vendedor a menudo van y vienen hasta que se ponen de acuerdo sobre un precio.

Comprensión del depósito en garantía y cuánto necesito?

La garantía es dinero que usted deposita para demostrar su seriedad en la compra de una casa. Debe ser lo suficientemente sustancial como para demostrar buena fe y generalmente está entre el 1 y el 5% del precio de compra, aunque el monto puede variar según las costumbres locales y las condiciones del mercado. Si se acepta su oferta, el depósito en garantía se convierte en parte de su pago inicial o costos de cierre. Si la oferta es rechazada, se le devuelve el dinero. Sin embargo, si se retracta de un acuerdo, puede perder el monto total.

Inspección de la vivienda

Por lo general, se lleva a cabo una inspección formal justo antes o después de hacer una oferta para asegurarse de que la propiedad esté a la altura y que no haya problemas con la casa. Una inspección de la casa puede ser técnicamente opcional, pero definitivamente es una opción que desea tomar para evitar posibles problemas con su nueva casa. En general, la mayoría de las inspecciones de viviendas cuestan entre $400 y $600. El precio varía según el tamaño de la casa, particularidades como una piscina terrera y si incluye una inspección de termitas.

Un inspector verifica la seguridad de su posible nuevo hogar. Los inspectores de viviendas se centran especialmente en la estructura, la construcción y los sistemas mecánicos de la casa y le informarán de las reparaciones necesarias. El inspector no evalúa si está obteniendo un buen valor por su dinero. Generalmente, un inspector verifica y da precios de las reparaciones en:

  • El sistema eléctrico
  • Tubería y eliminación de residuos
  • El calentador de agua
  • Aislamiento y ventilación
  • El sistema HVAC
  • Fuente y calidad del agua
  • La posible presencia de plagas
  • Los cimientos
  • Puertas, ventanas, techos, paredes, pisos y techo

Asegúrese de contratar a un inspector de viviendas calificado y con experiencia.

Es una buena idea tener una inspección antes de firmar una oferta por escrito, ya que, una vez que se cierra el acuerdo, ha comprado la casa como está. Por otro lado, puede incluir una cláusula de inspección en su oferta al negociar por una vivienda.

Una cláusula de inspección le da una «salida» para comprar la casa si se encuentran problemas serios o le da la posibilidad de renegociar el precio de compra si se necesitan reparaciones. Una cláusula de inspección también puede especificar que el vendedor debe solucionar cualquier problema antes de comprar la casa. Si tiene un depósito de garantía incluido con su oferta, una cláusula de inspección puede ayudarle a evitar la pérdida de este dinero si se encuentran problemas.

No es necesario que esté presente para la inspección, pero es una buena idea. Después de la inspección, el inspector de viviendas podrá responder preguntas sobre el informe y señalar las áreas problemáticas. Esta también es una oportunidad para escuchar una opinión objetiva sobre la casa que desea comprar y es un buen momento para hacer preguntas generales de mantenimiento. Si su inspector de viviendas descubre un problema grave, se puede recomendar una inspección más específica.

Inspecciones y riesgos relacionados con la salud

Es una buena idea considerar la posibilidad de inspeccionar su hogar para detectar la presencia de una variedad de riesgos relacionados con la salud, como radón, fugas de gas, asbesto o posibles problemas con el sistema de eliminación de agua o desechos. Esto es especialmente cierto para las casas antiguas, ya que pueden haber sido construidas con materiales que desde entonces han sido prohibidos para uso comercial. Es probable que desee inspeccionar la casa para ayudar a garantizar la salud de su familia.

Por ejemplo, si la casa que está considerando se construyó antes de 1978 y tiene niños menores de siete años, debe obtener una inspección de pintura a base de plomo. Las escamas de plomo de la pintura pueden estar presentes tanto en la casa como en el suelo que la rodea. El problema se puede solucionar temporalmente reparando las superficies pintadas dañadas o plantando césped sobre el suelo afectado. La contratación de un contratista de reducción de plomo para eliminar las virutas de pintura y sellar las áreas dañadas solucionará el problema de forma permanente.

Una nota sobre las líneas eléctricas: aunque algunas personas consideran que las líneas eléctricas son un riesgo para la salud, no hay hallazgos de investigación definitivos que indiquen que la exposición a las líneas eléctricas da como resultado mayores casos de enfermedades.

Otros problemas a considerar antes de comprar

Siempre debe verificar si la casa está en un área baja, en un área de alto riesgo de desastres naturales (como terremotos, huracanes, tornados, etc.) o en un área de materiales peligrosos. Asegúrese de que la casa cumpla con los códigos de construcción. También considere las leyes de zonificación locales, que podrían afectar la remodelación o hacer una adición en el futuro. Su agente de bienes raíces debería poder ayudarle con estas preguntas.

Una nota especial sobre la obtención de representación legal

Ahora que está listo para asegurar su hipoteca, puede considerar contratar a un abogado de bienes raíces para que lo represente durante el resto del proceso. Las leyes varían según el estado, pero algunos estados incluso requieren que un abogado ayude en varios aspectos del proceso de compra de una vivienda; otros estados no lo hacen, siempre y cuando se trate de un profesional inmobiliario calificado.

Incluso si su estado no lo requiere, es posible que desee contratar a un abogado para que le ayude con el papeleo complejo y los contratos legales. Un abogado puede revisar los contratos, informarle sobre consideraciones especiales y ayudarle con el proceso de cierre. Su agente de bienes raíces puede recomendarle un abogado. Si no, compare precios. Averigüe qué servicios se brindan por qué tarifa y si el abogado tiene experiencia en la representación de compradores de vivienda.