Sobrevivir a las secuelas de un desastre

Tomar estas medidas a raíz de un desastre podría significar la diferencia entre la vida y la muerte, así como la ruina financiera o la estabilidad.

A menudo los momentos más letales de un desastre no se producen durante la tormenta, sino después de ella, como resultado directo de nuestras acciones o inacciones. Estos son algunos consejos que le ayudarán a avanzar de una manera segura y libre de incidentes. A cuanto menos peligro, usted y su familia se enfrenten después de un desastre, menos probabilidades habrá de producir más daño a la propiedad o enfrentar costosas facturas médicas por lesiones.

  • Permanezca donde está hasta la notificación oficial de “Todo Seguro” dado por los funcionarios locales del manejo de emergencias. Si tuvo que evacuar, asegúrese de obtener el visto bueno de las autoridades locales antes de regresar.
  • Utilice su radio de pilas en casa para supervisar las condiciones y recibir las últimas instrucciones.
  • Si usted está volviendo a casa después de un huracán, sea consciente que los tiempos de viaje serán largos y las carreteras pueden ser peligrosas.
  • Evaluar las necesidades inmediatas de su familia.
  • Evaluar los peligros inmediatos y las condiciones en su área.
  • Evaluar los daños de su casa y la propiedad, registrando y fotografiando, cuando sea posible, para proteger sus activos.
  • Manténgase alerta por nuevas precipitaciones y las posibles inundaciones posteriores, incluso después de que el huracán o la tormenta tropical hayan terminado.
  • Escuche la radio local o la televisión después de la tormenta para averiguar si hay algunas áreas inundadas. Recuerde evitar los caminos y puentes inundados.
  • Utilizar linternas al examinar los edificios; no velas.
  • Después de que se restablezca la energía, deje el interruptor principal apagado hasta que el agua haya retrocedido.
  • No encienda aparatos que estén mojados o húmedos.
  • Mantenga el acondicionador de aire apagado hasta que la energía se haya estabilizado.
  • Tenga muchísimo cuidado con motosierras y generadores.
  • Evite los cables caídos y los escombros, ya que pueden causar lesiones.
  • Siga las instrucciones del calentador de agua, purifíquelo si fuera necesario, y utilice sólo agua no contaminada para beber, cepillarse los dientes y limpiar los lentes de contacto.
  • Coordinar con los agentes de seguros y los funcionarios de la ciudad para las reparaciones permanentes.
  • Evite charcos y agua estancada, especialmente si hay cables de electricidad caídos fuera de su casa. Informe acerca de líneas eléctricas sueltas o colgantes de inmediato a su compañía eléctrica y aléjese de ellas. Asegúrese de que sus mascotas y los niños se mantengan alejados también.
  • Si un edificio tiene agua a su alrededor, no entre. Partes de su hogar pueden colapsar o dañarse, sus movimientos de aproximación hágalos con extrema precaución. Si escucha un silbido o huele a gas, desocupe la casa y llame a los bomberos. Use ropa protectora cuando examine su casa. No entrar en edificios dañados.
  • Las inundaciones pueden haber traído consigo serpientes venenosas, esté alerta.
  • Realice una inspección minuciosa de su casa y tome fotografías de los daños para su posterior uso ante las compañías de seguro.
  • Hasta que no compruebe que el agua está en buenas condiciones, no beber, cocinar, lavar los platos, o cepillarse los dientes con ella, ya que puede estar contaminada. Asegúrese de hervirla y tratarla antes de su uso. Su Departamento de Salud local puede proporcionarle consejos para potabilizar el agua que pudiera estar contaminada.
  • Asegúrese que su comida refrigerada es segura para el consumo. Si no está seguro, tírela a la basura.
  • Use guantes de goma y botas cuando limpia. Maneje los productos peligrosos con cuidado para evitar lesiones. Maneje con cuidado y deseche las baterías, pinturas y el combustible contaminado.
  • No se olvide de sus animales y mascotas.
  • Busque refugio si hay cortes de electricidad en condiciones de frío extremo.
  • Evite manejar en aguanieve, lluvia helada o llovizna, nieve o niebla.
  • Use ropa holgada cálida y ligera para protegerse de sabañones y de la hipotermia.
  • No utilice el generador o la parrilla u otros dispositivos de propano dentro de su casa. Además de provocar mayores posibilidades de causar un incendio, pueden emitir gases de monóxido de carbono que son venenosos y mortales. Usted puede usar estos aparatos en un garaje o en el sótano, pero, debe ubicar esas unidades lejos de las puertas, ventanas y rejillas de ventilación.
  • No se olvide de instalar alarmas de monóxido de carbono. Sus detectores de humo no detectan el monóxido de carbono. Si suena la alarma debe conseguir un poco de aire fresco inmediatamente, ya sea saliendo a la calle o con la apertura de ventanas y puertas.

Capeando una tormenta financiera

Muchas familias se encuentran en una situación financiera de emergencia a raíz de una tormenta y tienen preguntas sobre el pago de facturas, los seguros y las prestaciones por desempleo. Si usted está en una emergencia financiera, estos consejos pueden ayudarle con su situación financiera durante una crisis.

  • Comuníquese con sus prestamistas y aproveche los períodos de gracia en los pagos hipotecarios y tarjetas de crédito que se ofrecen a las víctimas de los desastres, si usted está preocupado por el pago de sus facturas.
  • Si usted alquila, a través de un seguro para inquilinos, es responsabilidad del propietario pagar por los daños o la pérdida de sus bienes personales. Informarle de los daños de inmediato.
  • Solicite los beneficios por desempleo si usted ha perdido su trabajo, o si su empleador está fuera de los negocios como consecuencia de la tormenta.
  • Tenga cuidado a quién le da información personal. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), compañías de seguros y bancos, pueden necesitar detalles, como números de seguro social para verificar su identidad. La mayoría de las otras organizaciones no necesitan esta información.
  • Tenga cuidado con los contratistas. Obtenga estimaciones de más de un contratista, verifique su licencia, garantía, y su reputación como contratista de confianza; compruebe los permisos habilitantes; obtenga contratos por escrito y averigüe a su vez, lo que los vecinos están pagando por un trabajo similar.
  • También, pague por el trabajo una vez que esté realizado, no efectúe adelantos. Asegúrese de que todos los controles oficiales y las aprobaciones sean los correctos antes de hacer su pago final.

Consolidated Credit puede ayudarle a recoger los fragmentos

Si un desastre lo ha dejado en un estado de emergencia y ha causado estragos en su presupuesto y en su salud financiera global, nuestros consejeros de crédito certificados pueden ayudarle con el proceso de recuperación. Llame a Consolidated Credit en forma gratuita al o para averiguar en línea lo lejos que puede estar de una buena situación, con una solicitud de un Análisis Gratuito de Deuda y Presupuesto.