Consejos para gastos inteligentes

Encuentre maneras de reducir sus gastos todos los días para maximizar su flujo de efectivo

Los informes sobre gastos y hábitos de ahorro de los estadounidenses son abundantes, y a menudo son sombríos…

Por alguna razón, los estadounidenses no están ahorrando, y no porque no quieran. De hecho, al comienzo de cada Año Nuevo, millones de nosotros decidimos ahorrar dinero, pero carecemos de la confianza de que podremos hacerlo. Como resultado, muchos consumidores tienen que vivir de cheque en cheque. Aun así, hay esperanza. Con la estrategia correcta, puede ahorrar incluso con un presupuesto limitado.

Con los recursos gratuitos de organizaciones sin fines de lucro, los consumidores pueden obtener la ayuda que necesitan para manejar mejor sus finanzas personales, reducir sus gastos y salir de la deuda para que puedan desarrollar una estrategia de ahorro efectiva. Si tiene dificultades para ahorrar, solo llame al 1-888-294-3130 o haga una solicitud en línea para averiguar si tiene deudas y, de ser así, cuánta deuda tiene.

Consejos generales de ahorro

Presupuesto

Un presupuesto está diseñado para ayudar a optimizar sus finanzas personales e identificar en qué son sus gastos. Elabore un presupuesto de inmediato si aún no tiene uno. Además, guarde todos los recibos para poder evaluar sus gastos al final de cada mes. Es posible que se sorprenda al descubrir cuánto dinero derrocha y cuánto se gastó realmente por impulso.

Use las tarjetas de crédito con moderación

Las tarjetas de crédito pueden ser tanto una bendición como una maldición. El uso de tarjetas de crédito puede ser necesario en ciertos casos, pero el efectivo siempre debería predominar. Para evitar los gastos excesivos, algunos consumidores congelan sus tarjetas de crédito. Literalmente, las ponen en el congelador y las congelan en un bloque de hielo. La idea es que cuando se descongelen, la necesidad de gastar impulsivamente ya se haya disipado.

Llame a la compañía de su tarjeta de crédito y solicite tasas de interés más bajas o renuncie a los cargos por pagos atrasados. Asegúrese de decirles lo bueno que ha sido con los pagos. Y, por supuesto, siempre pague las facturas a tiempo para evitar retrasos y multas.

Use su banco para todas las transacciones financieras

Omita los cajeros automáticos que no pertenecen a su banco. Use el cajero automático de su banco para evitar pagar tarifas de retiro. Los bancos cobran a los no clientes un promedio de $2.60 por usar sus cajeros automáticos, además, los bancos de los clientes cobran $1.53 por usar el banco de otra persona, según un informe de Bankrate.

Al usar el cajero automático de su propio banco para retirar su dinero, ahorra aproximadamente $4.13. También puede optar por obtener un reembolso en efectivo en las compras (algunas empresas ofrecen hasta $100 de reembolso en efectivo), cuando utiliza su tarjeta de débito. Asegúrese de preguntarle al empleado del banco si hay algún cargo por usar esta opción. También puede considerar cambiar a un banco que reembolsa las tarifas de cajero automático. Tenga en cuenta que, para aprovechar esta opción, es posible que deba mantener un saldo mínimo. Otra opción para evitar los cargos bancarios, como los cargos por cuenta corriente y los cargos por retiro, es cambiar a la banca en línea.

Maximizando ahorros en gastos recurrentes

Comida y provisiones

Cree una lista de compras y compre solo lo esencial. Compre al por mayor los artículos que usa con frecuencia, pero recuerde que no todo debe comprarse al por mayor. Las tiendas de comestibles usualmente tienen ventas especiales y BOGO (Buy One, Get One, en inglés), así que opte por aprovechar estos descuentos semanales. Solo asegúrese de no comprar algo que no necesita simplemente porque hay una buena oferta.

Aproveche las opciones de garantía de igualación de precios como las de Walmart (en inglés). Todo lo que necesita es una prueba (oferta anunciada, folleto, anuncio) de que su artículo está fuera de precio y respetarán ese precio más barato.

Usar el sistema de trueque en ciertos servicios

Intercambie bienes y servicios con amigos, vecinos y familiares. Su cónyuge puede arreglar el grifo que gotea de un vecino mientras el hijo de su vecino corta su césped.

Y si está cansado de usar la misma ropa, intercambie con amigos y abandone los grandes comercios.

Aproveche las compras alternativas

Las tiendas outlet generalmente ofrecen excelentes precios en marcas de diseñadores populares. Las tiendas de descuento, consignación, y tiendas de segunda mano tienen ropa ligeramente usada a precios increíbles.

Visite el centro comercial con menos frecuencia para evitar el gasto excesivo o compras por impulso. Si es necesario, espere a los descuentos de las grandes tiendas para realizar las compras necesarias. Siempre diríjase primero al estante de ofertas o descuentos.

Utilice los cupones y descuentos

Recorte cupones y no dude en usarlos. Hoy día hay cupones para casi todo. Ya sea que vaya a comer a manera de regalo, comprar comestibles o necesite un corte de pelo, hay un cupón para eso: úselos.

El uso, acceso y disponibilidad de cupones nunca ha sido tan fácil. No debe preocuparse si olvidó sus cupones en casa, un dispositivo móvil puede ser su gracia salvadora. Deje que las aplicaciones de ahorro de dinero hagan compras comparativas y recorte de cupones para ahorrarle tiempo y dinero.

Nunca vaya sin una lista de compras

Haga un inventario de su despensa, refrigerador y gabinetes antes de hacer ese viaje al supermercado para evitar comprar artículos que ya tiene. Siempre cumpla con su lista para evitar compras innecesarias.

Además, siempre coma antes de ir al supermercado. Comprar con el estómago vacío hace que todo se vea bien y atractivo.

Compre frutas y verduras de temporada

Compre en los mercados locales de agricultores a precios más bajos en productos frescos y siempre negocie. Si le encanta el olor y el sabor de las hierbas frescas, plante las tuyas y coseche toneladas de ahorros más tarde. Tampoco necesita mucho espacio para cultivar un huerto; unas pocas macetas a lo largo de su ventana pueden hacer la diferencia.

Utilice su cocina y cene en casa

Al cenar, no solo ahorrará en alimentos, sino que también ahorrará en gastos de servicio y alojamiento. Si está cansado de comer su propia comida, organice una comida compartida entre vecinos y amigos. Siempre son divertidos y económicos para todos los involucrados.

Gracias a los libros de cocina, puede recrear su comida de restaurante favorita y ahorrar más de $30. Otra ventaja es que tendrá las sobras para almorzar al día siguiente.

Lleve el almuerzo

Optar por dejar de lado los almuerzos de la oficina puede hacerlo parceer antisocial, pero solo usted conoce las profundidades de su bolsillo. Llevar su almuerzo al trabajo podría ahorrarle gastos de hasta $2,400 al año.

Calculemos: si gasta al menos $10 al día, cinco días a la semana, cuatro semanas al mes, que son $200 al mes, ¡ahora multiplique por 12 meses y obtendrá $2,400 al año! Eso sí es ahorro.

Prepare su propio café

Digamos que un café con leche cuesta alrededor de cinco dólares. ¡Multiplique esos $5 por cinco días a la semana, por cuatro semanas al mes por 12 meses al año! ¡$1,200! ¡Eso es lo que gasta anualmente en cortados!

¿Qué tal hacer el suyo? Una máquina puede costar $50 o más, pero puede levantar su billetera con el tiempo.

Mientras lo hace, elimine los vicios como la nicotina, los refrigerios, los refrescos y vea cómo se multiplican sus ahorros.

Olvídese del agua embotellada, purifique la suya

Use el grifo o invierta en un sistema de tratamiento de agua o purificador. En esencia, todo lo que está pagando es la conveniencia de transportar el agua embotellada. El instituto de investigaciones Statistic Brain dice que si el agua del grifo costara lo mismo que la botella de agua más barata, su factura mensual de agua sería de $9,000. ¿¡Qué!? Resuelva ese problema invirtiendo en una botella de agua reusable para llevar con usted. Hacerlo beneficiará tanto a su billetera como al medio ambiente.

Empaque una merienda para los niños

Si tiene niños pequeños, entonces sabe que siempre quieren esto y aquello cuando están de viaje. Nunca salga de la casa sin empacar algunos bocadillos primero. Igual de importante es ahorrar dinero en efectivo para emergencias, siempre lleve una bolsa de emergencia en el auto para que nunca tenga que comprar nada mientras esté fuera. Asegúrese de incluir un botiquín de primeros auxilios armado con servicios como pañales, pantalones, cambio de ropa, medicamentos, agua, protector solar y ropa de lluvia.

Compartir el auto (Carpool, en inglés)

Viaje al trabajo o a la escuela con uno o varios amigos. De esa manera, su turno para conducir será menos frecuente, lo que le ahorrará muchos gastos de gasolina. Si puede ir en bicicleta al trabajo, hágalo. Además de ahorrar dinero, también recibirá su dosis diaria de ejercicio. No olvide estacionar y viajar en el tren o el autobús. Ahorrará en combustible, desgaste del automóvil y estacionamiento.

Entretenimiento

¿Quién dijo que tiene que salir de casa para divertirse? Olvídese de esas noches en la ciudad y cree su propia noche de película o noche de juegos en la casa. No solo ahorrará, sino que también fomentará la vinculación. Alquile una película, visite el parque local, la biblioteca, descubra los juegos de mesa pasados ​​de moda o recuéstese con un buen libro. Reavive su relación con la biblioteca local y alquile libros, películas y juegos en lugar de comprar. Estas son excelentes maneras de divertirse con toda la familia sin quebrar.

Consulte su periódico local de fin de semana para obtener ideas sobre qué hacer de forma gratuita ese fin de semana. Si cree que quedarse en casa no es lo mismo que salir, el periódico generalmente proporciona una lista de teatros de descuento donde puede ver la película que siempre quiso ver a un precio mucho más bajo. También puede ir a matinés donde los boletos siempre son más baratos. Si decide ir al cine, intente comer en casa para evitar demasiados gastos en palomitas de maíz, bebidas y dulces.

Compre genérico en vez de marcas

Compre marcas de la tienda, incluso en medicamentos para mantenerlo a usted y a su billetera saludables. Un informe de asuntos del consumidor (en inglés) dice que la única diferencia que existe entre los medicamentos genéricos y de marca es el precio. Y los medicamentos genéricos pueden costar hasta un 95% menos.

Cuando se trata de alimentos, no hay una diferencia de sabor distinguible entre la marca y la marca de la tienda. La única diferencia obvia es la marca y el empaque.

Sopese calidad con precio para obtener el mejor trato

Las empresas gastan grandes sumas de dinero para crear lealtad a la marca en sus clientes y los esfuerzos obviamente dan resultado dado el compromiso extremo que la mayoría de los consumidores muestran para comprar sus marcas favoritas. Incluso cuando el dinero es escaso, parece que muchas personas prefieren prescindir de algo que comprar una versión genérica del mismo producto. Pero, los alimentos de marca generalmente cuestan entre un 10% y un 50% más que las alternativas genéricas.

En realidad, no debería encasillarse en comprar solo por marca o comprar solo genéricos. Un comprador inteligente hace ambas cosas.

Regatear, regatear, regatear

Independientemente de lo que compre (producto o servicio), no dude en solicitar un descuento. No importa si se trata de una casa, televisor, corte de pelo, verduras en el mercado o un descuento en su alquiler. Al regatear los servicios, simplemente diga que uno de sus competidores le ha cotizado un precio más bajo y probablemente cederán. Ofrecer recomendaciones a sus amigos y familiares también es una buena idea.

Inténtelo. No tiene que ser bueno negociando, pregunte de todos modos. Lo peor que puede pasar es que se lo nieguen. Por otro lado, un sí puede ser suficiente para cubrir una factura de servicios públicos.

Pequeños pasos pueden equivaler a grandes ahorros

La regla más fundamental para ahorrar dinero es gastar menos de lo que gana. Elaborar un presupuesto para rastrear a dónde van sus gastos es un excelente lugar para comenzar. Si necesita ayuda para comenzar, solicite la ayuda de un profesional financiero y consulte las herramientas y recursos gratuitos de Consolidated Credit. Si ahorrar dinero resulta difícil porque no queda espacio en su presupuesto, su relación deuda / ingreso (DTI, por sus siglas en inglés) puede ser demasiado alta. Llame al 1-888-294-3130 para obtener ayuda y reducir la carga de su deuda, o complete la solicitud en línea para saber dónde se encuentra con relación a la deuda.